publicidad
Paul Ryan habló con congresistas republicanos en una conferencia telefónica este lunes.

Paul Ryan cierra la puerta a reforma migratoria en el mandato de Obama

Paul Ryan cierra la puerta a reforma migratoria en el mandato de Obama

Aseguró que el Congreso no debatirá el tema hasta que Obama abandone el cargo en enero de 2017.


Paul Ryan habló con congresistas republicanos en una conferencia telefón...
Paul Ryan habló con congresistas republicanos en una conferencia telefónica este lunes.


publicidad


El nuevo presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, aseguró este domingo que el Congreso no impulsará ningún tipo de reforma migratoria para regularizar a los millones de indocumentados que viven en el país mientras el presidente Barack Obama ocupe la Casa Blanca.


LEA TAMBIÉN : ¿Se aleja la reforma migratoria con Paul Ryan como presidente de la Cámara?

"El presidente ha demostrado ser poco fiable en este tema, trató de reescribir unilateralmente la ley él mismo. Los presidentes no escriben las leyes. El Congreso lo hace", defendió el republicano, legislador por Wisconsin, en el programa matutino de la cadena NBC "Meet the Press".


Ryan, de 45 años, se refirió así a las acciones ejecutivas que Obama firmó el 20 de noviembre de 2014 para regularizar a cinco de los 11 millones de indocumentados que viven en el país y que están ahora estancadas en una corte de Nueva Orleans por la ofensiva legal de varios estados republicanos.


"El presidente ha probado que no podemos confiar en él en ese tema", aseguró Ryan, que con su elección esta semana se convirtió en el presidente de la Cámara Baja más joven desde el siglo XIX y pasó a ser la tercera persona más poderosa de Washington, tras el presidente Obama y el vicepresidente Joe Biden.

Los republicanos han insistido que el programa de Obama de otorgar permisos de trabajo a jóvenes que llegaron de niños a Estados Unidos, conocido como Acción Diferida, así como su intento de expandir este beneficio a los padres de estos jóvenes, saboteó las negociaciones migratorias en el Congreso.


publicidad


En ese sentido, Ryan aseguró en el canal CBS que un proyecto de reforma migratoria “no estaba contemplado”.


"La clave está en ofrecer al país una alternativa audaz y una agenda valiente sobre cómo podemos resolver los problemas de este país. Así es como nos unificamos", destacó Ryan durante una entrevista en el programa " Fox News Sunday".


ADEMÁS : Grupos latinos repudian la negativa de Paul Ryan a impulsar la reforma migratoria


De esta forma, Ryan aseguró que el Congreso no debatirá sobre una reforma migratoria hasta que Obama abandone el cargo en enero de 2017 y afirmó que él no impulsará ningún proyecto legislativo similar, salvo que los republicanos, mayoría en las dos cámaras, así lo acuerden.


"Creo que si llegamos a un acuerdo, por ejemplo, en seguridad fronteriza, seguridad interior, bueno eso es una cosa. Pero no creo que debamos de avanzar en una legislación integral sobre inmigración con un presidente que ha demostrado que no podemos confiar en él en este tema", subrayó Ryan, candidato a la Vicepresidencia en 2012.


Esta semana Ryan fue elegido "speaker", como se conoce al cargo en EEUU, tras semanas de divisiones internas dentro del Partido Republicano y después de que las presiones de los ultraconservadores del Tea Party provocaran la salida de su antecesor, el congresista John Boehner.


publicidad


Boehner se defendió


El propio Boehner, que ocupó la presidencia de la Cámara de Representantes durante casi cinco años, reconoció que le habría gustado haber impulsado una reforma migratoria durante su mandato, pero también culpó al presidente Obama de la negativa del Legislativo.


"El presidente hizo que fuera imposible someter un proyecto migratorio a votación", defendió Boehner durante el programa de la cadena CNN "State of the Union".

“Desafortunadamente el presidente ha continuado envenenando el pozo, al punto que resultó imposible presentarla (la reforma migratoria) en el pleno de la Cámara de Representantes”, añadió.


Cuando Boehner lideraba el Congreso, un grupo de republicanos y demócratas impulsó una ley bipartidista para cambiar el sistema migratorio, que aprobó el Senado en junio de 2013, pero que luego los republicanos en la Cámara de Representantes decidieron no someter a votación, bloqueando el proyecto.


John Boehner anuncia su renuncia para el fin del mes de octubre /Univision
Con los republicanos del Congreso en armas contra la reforma migratoria, la única esperanza que queda a los millones de indocumentados del país es que la Justicia de EEUU levante la suspensión temporal que pesa sobre las medidas migratorias que Obama anunció el año pasado.



Estas medidas beneficiarían a cinco millones de personas y están destinadas a los indocumentados con hijos ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes y a los jóvenes indocumentados, que llegaron al país siendo niños y a los que se conoce como dreamers (soñadores).

Tanto la Casa Blanca como legisladores demócratas han insistido en los últimos dos años que la mayor responsabilidad por la falta de un voto sobre la reforma migratoria recae sobre los republicanos, en especial en la facción más conservadora.


publicidad


Al ser cuestionado sobre si había alguna responsabilidad de su propio partido en el fracaso de la reforma migratoria, Boehner reconoció que también los conservadores llevan parte de la culpa, aunque mencionó que eso habría podido superarse.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad