¿Y dónde quedó el terrorismo? Trump omite en su discurso uno de sus mayores argumentos para construir el muro

Después de semanas de explicar que el muro fronterizo podría detener también a los terroristas, el presidente omitió el tema este martes en su mensaje a la nación. Volvió a sus ideas de la campaña, al señalar la amenaza que representa la inmigración indocumentada para Estados Unidos.
9 Ene 2019 – 4:02 PM EST

Que los estadounidenses "sufren por la inmigración descontrolada" a través de la frontera sur; que cada semana mueren 300 como consecuencia de la heroína que fluye en esa zona; que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) ha arrestado a miles de personas con antecedentes criminales en los últimos dos años. Con esos argumentos —e imprecisiones— el presidente Donald Trump exigió este martes en su mensaje a la nación los 5,700 millones de dólares para la construcción de su muro. Sin embargo, omitió la que ha sido su bandera de las últimas semanas: el terrorismo, que asegura amenaza a Estados Unidos y podría colarse sigilosamente a través de las 1,989 millas con México.

Pero en los últimos días, la idea de una pared para hacer frente al terrorismo se ha ido derrumbando y las imprecisiones con las que el mismo gobierno ha manejado el tema han contribuido con esto. El fin de semana, por ejemplo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, fue desmentida por la propia consejera Kellyanne Conway. La primera aseguró que cerca de 4,000 sospechosos o conocidos terroristas entraron a Estados Unidos ilegalmente; la segunda aclaró que el comentario había sido un "error desafortunado" y que cualquiera puede equivocarse.


Acorralados por la prensa que exigía explicaciones sobre la cifra de Sanders, Conway tuvo que volver —como hizo el presidente el martes— a las razones iniciales que el gobierno ha esgrimido desde la campaña presidencial para justificar el muro con México: "Cualquiera que haga la vista gorda a la cantidad de tráfico de personas, al aumento de las drogas, nos preocupa que sus hijos aquí en Estados Unidos estén expuestos a todas estas drogas. Estamos preocupados por sus hijos", terminó diciendo en un programa de televisión.

Al mismo tiempo y sin presentar datos exactos o casos concretos para demostrar el tamaño de la amenaza terrorista en la frontera sur, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, volvía sobre el tema. Escribió en su cuenta de la red social Twitter que "miles de personas listadas como terroristas transitan nuestro hemisferio cada año". Dijo que el "número exacto y los detalles sobre esos casos son información extremadamente sensible" y que "un terrorista que alcance nuestra frontera es demasiado".


Pero los datos de las propias instituciones del gobierno y el análisis de especialistas en la materia demuestran lo contrario. Quizás esa sea una de las razones por las que el presidente Donald Trump omitió el argumento del terrorismo este martes para presionar, como ha hecho, por sus fondos para el muro.

Univision Noticias consultó a la Casa Blanca la omisión del mandatario sobre este tema en su discurso. Mercy Schlapp, vocera de la residencia oficial, dijo al teléfono que la noche del martes Trump quiso enfocarse en "dar datos de la crisis humanitaria y el sufrimiento que se vive en la frontera por las pandillas que están matando a las personas, incluso a migrantes legales". Sin embargo, reiteró que en el sur hay una crisis "de seguridad nacional y humanitaria", que el gobierno de Trump no quiere "que ningún terrorista entre al país", aunque dijo que el muro principalmente frenaría la migración de indocumentados. Aseguró que no tienen personal para poner cada 15 millas de frontera y que, en definitiva, una pared también evitará que el terrorismo cruce a Estados Unidos.

Una falsa puerta de entrada

En su informe de Terrorismo para 2017, el Departamento de Estado detalló el nivel de amenaza que representa la frontera con México. Es "porosa" y "vulnerable para el potencial tránsito de terroristas", escriben, pero también explican que "es probable que los grupos terroristas busquen otros medios para intentar ingresar a Estados Unidos". Claramente señalan que "no hay evidencia creíble que indique que grupos terroristas internacionales hayan establecido bases en México, trabajen con carteles de droga mexicanos o hayan enviado a sus operarios a Estados Unidos a través de México".

Es por aire que son vulnerables y por eso, dice el reporte, los dos gobierno trabajan en "mejorar la seguridad en los aeropuertos".

Según datos que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) proveyó al Congreso y a los que tuvo acceso NBC News, en la primera mitad del año fiscal 2018 fueron detenidos en puertos de entrada en la frontera con México solo seis inmigrantes cuyos nombres están en una lista de presuntos sospechosos de terrorismo. Otros 35 que fueron arrestados en el mismo periodo eran estadounidenses o residentes permanentes.

CBP informó en el mismo informe que en la frontera norte fueron 91 personas las que arrestaron, incluyendo a 41 extranjeros.

Nicholas Rasmussen, exdirector del Centro Nacional de Contraterrorismo (diciembre de 2014 a diciembre de 2017), escribió en un artículo que la crisis que el gobierno aclama en la frontera como consecuencia del terrorismo "es falsa" y sus argumentos "engañosos". Explica que organizaciones como al Qaeda o Estado Islámico están al tanto de la seguridad y chequeos que se dan en la frontera sur: "Saben que nos hemos convertido en un objetivo más difícil que cuando ocurrió el ataque del 9/11 y que traer a su gente a Estados Unidos es un propuesta extremadamente ambiciosa".

Por eso, explica, en lugar de traerlos del exterior "han probado que es más fácil (...) inspirar o motivar a una persona que ya se encuentra en Estados Unidos para que actúe por cuenta propia. Ese cambio nos ha dejado en una situación de amenaza que aún prevalece".

Para Rasmussen, el personal de inteligencia y para la prevención del terrorismo era "altamente capacitado" y equipado: "La manipulación política de los hechos reales hace que tanto estos profesionales como el público estadounidense se vean perjudicados".

📷Monumentos cerrados y basura en la calle: así afecta el cierre parcial de gobierno a Washington DC

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés