null: nullpx

Trump quiere contar "lo grande que es EEUU" en el Foro de Davos que lo espera con protestas

La canciller alemana, Angela Merkel, ya le dejó el primer recado al presidente estadounidense: "el proteccionismo no es la respuesta correcta". Trump tendrá reuniones bilaterales con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, la primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de Ruanda, Paul Kagame.
25 Ene 2018 – 8:17 AM EST

En la antesala de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, la canciller alemana, Angela Merkel, lanzó este miércoles un mensaje probablemente disonante a los oídos del presidente estadounidense Donald Trump: "el proteccionismo no es la respuesta correcta” a los grandes desafíos globales de la actualidad.

Merkel no solo habla por sí misma o por Alemania. También recoge el sentimiento de varios líderes europeos defensores del libre comercio, de la lucha contra el calentamiento global y de la cooperación mundial, una visión contrastante con las políticas nacionalistas e impetuosas del mandatario estadounidense, que ha llegado a Suiza este mismo jueves.

“Creemos que este aislamiento no nos impulsará”, remató Merkel, quien hizo énfasis en que en la actualidad existe mucho “egoísmo nacional” y que el lema del Foro Económico Mundial de “crear un futuro compartido en un mundo fracturado” es “muy adecuado” para 2018.

Poco antes de salir de Estados Unidos, Trump escribió en Twitter que contará al mundo "lo grande que es Estados Unidos" y aseguró que "nuestro país por fin vuelve a GANAR".

Los temores de que Estados Unidos le esté dando la espalda a la globalización se acentuaron esta semana, cuando Trump respaldó nuevos aranceles a componentes importados para energía solar y a las lavadoras de ropa de gran tamaño. Su combativo secretario de Comercio, Wilbur Ross, reconoció el miércoles que China podría responder con la imposición de sus propios aranceles a los productos estadounidenses.

La posición de “Estados Unidos primero” que apuntala el programa económico de Trump ya derivó en que Washington se retirara del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, un tratado con 11 países participantes, y está en conversaciones para renegociar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica con Canadá y México. Trump también retiró a Estados Unidos del Acuerdo de París contra el cambio climático.


Asesores de la Casa Blanca dijeron que el mensaje de Trump será el mismo que ha dado durante otros viajes al exterior durante el último año: Estados Unidos quiere fuertes vínculos con sus aliados, pero busca reducir déficits comerciales crónicos con muchos de ellos.

"Estados Unidos primero no es Estados Unidos solo", comentó el alto asesor económico de la Casa Blanca Gary Cohn, que viaja con Trump. "Cuando crecemos, el mundo crece. Somos parte de él y somos parte de una economía mundial. Y el presidente cree eso", aseguró.

Trump aprovechará el viaje para algunas actividades diplomáticas. Tiene programadas reuniones con la primera ministra británica, Theresa May, y con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el jueves, y con el presidente de Ruanda, Paul Kagame, actual jefe de la Unión Africana.


Pero los africanos tampoco parecen estar muy receptivos con la nueva retórica y política migratoria de EEUU bajo la óptica de Trump. Los supuestos calificativos de "huecos de mierda" que habría expresado el presidente la pasada semana en una reunión entre senadores para referirse, entre otros, a países de África, han hecho aflorar el enojo entre líderes de ese continente.

El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahmat, dijo ante los ministros de Exteriores reunidos en la capital de Etiopía que "el continente está profundamente consternado por el mensaje de odio y el deseo de marginar a África".

Fotos: Cientos salen a las calles indignados con Trump por la refefencia a Haití como un "país de mierda"

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés