Trump ataca a su exabogado luego de que se declaró culpable de delitos que pueden comprometer su presidencia

Michael Cohen reconoció su culpabilidad en varios delitos, entre ellos violaciones a la ley de financiamiento de campañas. Sobre estos últimos dijo que fue por instrucción de Trump y ahora el presidente está más expuesto que nunca.
22 Ago 2018 – 1:05 PM EDT

Un día después de que su exabogado se declaró culpable de conducta ilegal e implicara a Donald Trump por la violación de leyes de campaña electoral, el presidente negó cualquier delito y atacó a su antiguo consejero legal.

El martes Cohen reconoció en una corte de Nueva York haber cometido ocho delitos que van desde evasión fiscal, fraude bancario hasta violación de leyes de financiación de campaña. En estas últimas le aseguró al juez que actuó por órdenes de su cliente.

Aunque Trump siempre defendió a Michael Cohen antes de todo este proceso legal debido a que trabajó para él desde 2007 resolviéndole importantes aspectos legales de su negocio de bienes raíces, este miércoles lo atacó como nunca lo ha hecho vía Twitter:

"Si alguien está buscando a un buen abogado, recomendaría mucho ¡no solicitar los servicios de Michael Cohen!".


En total Cohen se declaró culpable de cinco cargos de evasión fiscal correspondientes a sus declaraciones entre 2012 y 2016, un cargo de declaración falsa a un banco para gestionar préstamos y dos de violación de campaña.

Los dos últimos son: contribución corporativa ilegal a una campaña y haber excedido el monto establecido para contribución, algo que para Trump, sin embargo, no representa un delito. Además, el presidente aseguró que "el presidente Obama tuvo una gran violación de finanzas de campaña y fue fácilmente resuelta!" (aunque no explicó a qué violación se refería).


Cohen, de 51 años, dijo en la corte que hizo los pagos en coordinación con Trump (a quien no nombró, solo dijo de "un candidato", aunque el documento de la corte aclara más adelante que se trató del ganador de las elecciones del 2016), para influir en la elección. Los pagos para silenciar sus supuestos amoríos con la actriz porno Stormy Daniels y la playmate Karen McDougal se hicieron semanas antes de la elección de noviembre de 2016.


Para añadir más leña al fuego de este caso, este miércoles el abogado de Cohen, Lanny Davis dio unas explosivas declaraciones a National Public Radio (NPR) sobre el presidente:

"Sé que el señor Cohen nunca aceptaría un perdón de un hombre que él considera es una persona corrupta y peligrosa en la Oficina Oval" y agregó que su defendido lo autorizó a decir que bajo ninguna circunstancia aceptará el perdón presidencial.

En un tuit Lanny también dijo que cooperará con la justicia federal en torno a los delitos en los que se declaró culpable.

"Ahora @MihaelCohen212 está comprometido a seguir adelante como puede verse hoy en su declaración jurada en una corte federal sobre las instrucciones de @realDonaldTrump a @MichaelCohen212 para pagar dinero a 2 mujeres que el Sr. Cohen admitió eran una violación de la ley de financiamento de campañas".


No hay consenso en torno a si un presidente en funciones puede ser acusado de delitos penales, especialmente si ocurrieron antes de su gobierno.

Dependiendo de si el Partido Demócrata recupera el control de ambas cámaras en las elecciones de mitad de periodo previstas para noviembre, podría haber una alta probabilidad de que sea llevado a juicio político o impeachment y que este prospere.

Lo que sí es un hecho es que su exabogado lo está implicando directamente en un crimen federal: violación de las leyes de financiamiento de campaña. La Constitución no es clara sobre su procesamiento penal mientras está en funciones, pero todo depende de cómo lo interprete el Departamento de Justicia.


Algunos de esos "mejores" que Trump trajo al gobierno que al final no resultaron ser tan buenos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés