null: nullpx

Trump amenaza a Comey sobre filtraciones a la prensa: "Más vale que no haya 'grabaciones' de nuestras conversaciones"

El presidente lanzó la inusual y potencialmente ilegal advertencia amenaza a James Comey días después de haberlo despedido de la jefatura del FBI.
12 May 2017 – 9:55 AM EDT

El presidente Donald Trump le envió este viernes por la mañana una velada amenaza para que no filtre información a la prensa, tres días después de haberle despedido intempestivamente de la jefatura del FBI.

"Más vale para James Comey que no haya 'grabaciones' de nuestras conversaciones antes de que comience a filtrar (información) a la prensa", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. No quedó claro de inmediato si existen realmente grabaciones sobre lo que ambos hablaron.


En una entrevista con NBC difundida la tarde del jueves, Trump dijo que había hablado al menos tres veces con Comey y que, en una cena, este le habría dicho que él no estaba bajo ninguna investigación de la agencia.

Nadie ha informado hasta ahora si Trump tiene la costumbre de grabar sus conversaciones de sus reuniones, pero la sola referencia dispara el recuerdo de otras cintas famosas, las que tenía Richard Nixon y que al final fueron la prueba necesaria para determinar su responsabilidad en el caso Watergate.

Contradicciones

En la carta de despido enviada a Comey, cuyo cargo vencía en 2023, Trump le aseguró que estaba recogiendo las recomendaciones de la Fiscalía General respecto a que el ahora exjefe del FBI había manejado inapropiadamente la investigación sobre los correos electrónicos de la excandidata demócrata Hillary Clinton.

Lo mismo han dicho su vicepresidente, Mike Pence, y sus portavoces en la Casa Blanca. Sin embargo, luego el presidente modificó su versión para asegurar en la entrevista con NBC que lo hubiese despdido incluso sin la polémica recomendación del Departamento de Justicia.

"iba a despedirlo independientemente de la recomendación", dijo sobre Comey, a quien llamó "fanfarrón" y "presumido".


Aunque Comey no es ya funcionario público, las diferentes comisiones del Congreso podrían requerir su testimonio para las investigaciones que hacen sobre el llamado 'Rusiagate', el hackeo de las elecciones por operarios rusos y las posibles conexiones de estos con la campaña de Trump. El FBI lleva adelante una pesquisa similar desde julio, como dijo Comey la semana pasada en su última comparecencia ante el Senado.

Por eso, algunos se preguntan si la advertencia que le lanza Trump a Comey podría interpretarse como una maniobra intimidatoria a un potencial testigo en una investigación oficial.

El comité de Inteligencia del Senado invitó a Comey a testificar el próximo martes, pero tofdavía el exdirector del FBI no ha respodido si asistirá a la reunión.

Ve también:


Los 10 momentos que llevaron a la abrupta salida de James Comey del FBI

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Política

Más contenido de tu interés