null: nullpx

Tras lanzar una guerra comercial, ahora Trump prepara 12,000 millones para minimizar su efecto en los agricultores

El gobierno echará mano de un programa de tiempos de la Gran Depresión para ofrecer subsidios y así contrarrestar los efectos que está teniendo en el sector las represalias de China y México a la política comercial de EEUU.
24 Jul 2018 – 1:19 PM EDT

Donald Trump parece estar sintiendo los efectos de la guerra comercial que él mismo desató al imponer aranceles a importaciones de acero de China, México, Canadá y la Unión Europea, al punto que está estudiando un plan para dotar con ayuda de emergencia de 12,000 millones de dólares al sector agrícola afectado por las represalias adoptadas por esos países a su política comercial.

De acuerdo con la información que suministran varios medios estadounidenses, el programa puede ser anunciado en las próximas horas.

Desde que a principios de año la Casa Blanca avanzó que por razones de “seguridad nacional” impondría gravámenes a la importación de acero y aluminio provenientes de esos países, la mayoría importantes socios comerciales y cruciales aliados políticos de Washington, analistas y productores han expresado su temor por el impacto que tendrá en el sector la nueva política comercial.

Los productores de soya, cuyo principal cliente son compradores chinos, se han visto particularmente impactados por el arancel de 25% que impuso Pekín a las importaciones estadounidenses.

Ahora el gobierno plantea echar mano de un programa del Departamento de Agricultura, la Corporación de Crédito de Mercancía (CCM) que se creó en los años 30, a raíz de la Gran Depresión, precisamente para apuntalar a los productores agrícolas afectados por los problemas económicos de aquellos años.


Los productores de soya, lácteos y cerdos, que están entre los más golpeados por la respuesta de China y otros, también están ubicados en zonas del medio oeste del país en las que el presidente Trump ganó en las presidenciales del 2018, por lo que la preocupación de muchos republicanos es que el partido termine perdiendo una importante base de apoyo electoral.

El presidente aseguró este martes que los aranceles "son grandiosos", lo que parece indicar que la Casa Blanca no tiene planes de ceder en su nueva estrategia comercial pese a que las empresas estadounidenses pueden sufrir las consecuencias en la medida que se le cierran mercados en el exterior.

"Los aranceles son grandiosos. O bien un país que ha tratado injustamente a Estados Unidos en comercio negocia un acuerdo justo o será golpeado con aranceles. Es tan simple como eso, y todo el mundo está hablando. Recuerden, somos la 'caja chica' que está siendo asaltada. ¡Todo será grandioso!".



Los fondos de la CCM pueden ser asignados directamente o mediante de compra de alimentos o el establecimiento de programas de distribución y de promoción comercial.

La ventaja para la Casa Blanca es que el CCM no depende del Congreso para la aprobación de asignaciones y puede obtener hasta 30,000 millones del Tesoro sin necesidad de autorización parlamentaria.

Algunos advierten que recurrir a ese mecanismo puede distorsionar los mercados y hasta terminar pagando por bienes no producidos.

15 cosas que pueden subir de precio en EEUU por la guerra comercial que Trump inició con China

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés