null: nullpx
Asalto al Capitolio

Hallan culpable de sedición por el asalto al Capitolio al líder de los Oath Keepers, milicia de ultraderecha que apoya a Trump

El jurado decidió que Stewart Rhodes, fundador de la milicia de extrema derecha y otro de los cinco miembros del grupo que fueron a juicio, eran culpables de conspiración sediciosa por su participación en un complot cuya meta era interrumpir la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones de 2020.
Publicado 29 Nov 2022 – 06:08 PM EST | Actualizado 30 Nov 2022 – 12:47 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El fundador de la milicia de extrema derecha Oath Keepers, Stewart Rhodes, y otro miembro del grupo fueron hallados culpables este martes de conspiración sediciosa por participar en el asalto al capitolio del 6 de enero de 2020.

El fallo supone una victoria para el Departamento de Justicia en los procesos judiciales que mantiene por los sucesos de ese día, cuando una turba de simpatizantes del expresidente Donald Trump intentó interrumpir con violencia la certificación de los resultados de las elecciones de 2020, lo que dejó cinco muertos, entre ellos un policía.

Después de tres días de deliberaciones, un jurado de Washington, D.C., encontró a Rhodes y a Kelly Meggs, el líder del grupo en Florida, culpables de sedición.

El fallo ocurre tras un juicio que duró casi dos meses, en el que se exhibieron los esfuerzos del grupo de extrema derecha para mantener a Donald Trump en la Casa Blanca ignorando los resultados que dieron la victoria al demócrata Joe Biden por una diferencia de casi seis millones de votos.

¿Qué es el cargo de sedición?

El cargo de sedición, que se remonta a los tiempos de la Guerra Civil estadounidense, se usa rara vez en las cortes estadounidenses e implica una sentencia de hasta 20 años de cárcel.

Rhodes no entró al Capitolio el 6 de enero, pero fue acusado de liderar un complot que comenzó poco después de las elecciones de 2020 para emprender una rebelión armada para detener la transferencia del poder presidencial.

A través de grabaciones y mensajes encriptados, los miembros del jurado escucharon cómo Rhodes reunió a sus seguidores para luchar por mantener a Trump en el cargo, advirtió sobre una posible guerra civil “sangrienta” y expresó su pesar de que los Oath Keepers no hubieran llevado rifles al Capitolio el 6 de enero de 2021.


En un movimiento extraordinario, Rhodes y otros dos acusados tomaron el estrado en su defensa, exponiéndose a intensos interrogatorios por parte de los fiscales. Rhodes dijo al jurado que no había ningún plan para atacar el Capitolio e insistió en que los seguidores que entraron al edificio se habían rebelado.

En el juicio junto a Rhodes y Kelly Meggs, también estaban otros miembro de la milicia extremista: Kenneth Harrelson, de Florida; Thomas Caldwell, oficial retirado de inteligencia de la Marina de Virginia; y Jessica Watkins, quien dirigió un grupo de milicias de Ohio.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés