Sin nombrar a Trump y con dura advertencia a Rusia, Tillerson habla sobre su despido como secretario de Estado

Tillerson ofreció una declaración desde la sede del Departamento de Estado en Washington DC, horas despúes de que el presidente anunciara en tuit que lo sustituiría por el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo.
13 Mar 2018 – 3:26 PM EDT

El aún secretario de Estado Rex Tillerson anunció que seguirá en el puesto hasta el 31 de marzo para garantizar una transición “suave” a su sustituto, Mike Pompeo, en sus primeras declaraciones hechas desde que el presidente Donald Trump anunció sorpresivamente el cambio en la jefatura de la diplomacia estadounidense mediante un tuit la mañana del martes.

Tillerson ofreció una rueda de prensa desde la sede del Departamento de Estado en Washington DC, horas despúes de que el presidente dijera que el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, iba a ser el nuevo secretario de Estado.

En un mensaje de pocos minutos, al final del cual no aceptó preguntas de los reporteros, Tilllerson no nombró al presidente Trump ni alabó sus políticas o liderazgo, como es común en las despedidas de altos funcionarios. Tampoco evaluó las razones de su despido y solo agradecíó al personal del Departamento de Estados y a los contribuyentes por el apoyo que le dieron en el ejercicio de sus funciones.

La falta de referencias al mandatario se hicieron más notables cuando habló del trabajo que pudo desarrollar con el Departamento de Defensa encabezado por James Mattis. Además dijo que de ese unión quedaba claro que "el liderazgo estadounidense empieza con la diplomacia".

La referencia parece dirigda al discurso a veces beligerante con el que el presidente se ha referido al lidiar con temas álgidos de la agenda internacional, como Irán o Corea del Norte. Incluso cuando apenas la semana pasada el mandatario desató lo que podría convertirse en una guerra comercial al ordenar la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio.

Rusia en la mira

Al hacer un balance de logros que deja su gestión y los retos que le quedan a Pompeo, Tillerson fue duro con Rusia, país al que acusó de tener un "comportamiento preocupante".

“Mucho trabajo queda para responder al comportamiento problemático y las acciones por parte del gobierno ruso”, dijo Tillerson, quien era la voz más crítica hacia Moscú dentro del gobierno, en alto contraste con la posición más permisiva del presidente pese a los señalamientos de sus servicios de inteligencia sobre que la injerencia rusa en elecciones pasadas sigue activa.

El saliente secretario de Estado estuvo en el cargo 14 meses y a lo largo de su gestión tuvo notables diferencias con el presidente en temas álgidos de política exterior, como el manejo de las relaciones con Corea del Norte, la continuación del acuerdo nuclear con Irán (que Trump ha criticado como "el peor del mundo") o la acción de Washington en Medio Oriente.

Las renuncias y despidos más resonantes del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Rex TillersonDonald Trump