null: nullpx

Seguridad nacional es la prioridad de Trump en sus primeras selecciones de la transición

Los nombramientos del General Flynn y de Mike Pompeo presagian mano dura y cambios estratégicos en el futuro gobierno de Washington.
25 Nov 2016 – 4:24 PM EST

Los que buscaban un líder fuerte, poco diplomático, que dejara las cosas claras, y rechazara un discurso políticamente correcto, votaron por Donald Trump. Eso indican muchas de las encuestas previas y posteriores a los comicios del 8 de noviembre en los que el candidato republicano derrotó a la demócrata Hillary Clinton.

Trump se expresó a favor de líderes autoritarios como el presidente de Rusia, Vladimir Putin o el dictador Kim Jong Un de Corea del Norte y su plan de construir un muro fronterizo con México fue el buque insignia de su campaña electoral.

Con la selección del general Flynn como asesor de la Casa Blanca en materia de seguridad nacional y Mike Pompeo como director de la CIA, a tan solo 10 días de haber ganado las elecciones, el presidente electo Trump prioriza el equipo que manejará la seguridad y la inteligencia del país.

Los nombramientos fueron precedidos solo por el de su jefe de gabinete Reince Priebus y el de Steve Bannon, su estratega jefe.

Este viernes Trump añadió a otra personas más a su equipo: se trata de Kathleen Troia (KT) McFarland, una frecuente comentarista de Fox News, como asesora adjunta de seguridad nacional. Tanto McFarland como Flynn y Pompeo son hombres de línea dura, muy críticos de la política exterior del presidente Barack Obama.

Eso presagia cambios fuertes para EEUU en temas como los acuerdos nucleares con Irán, la posición frente a la anexión rusa de Crimea o el manejo de ISIS en Siria.


En fotos: así crece el equipo de gobierno de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Primeros nombramientos

Algunos ven en estos nombramientos una señal de que la seguridad nacional será un tema prioritario para Donald Trump, que toma posesión el próximo 20 de enero.

Al anunciar su selección el 18 de noviembre, Trump se adelantó tanto a Ronald Reagan como a Bush padre, dos republicanos que seleccionaron a su consejero de seguridad nacional en los días inmediatos tras su elección. Obama se tomó uón poco más y anunció la selección del suyo el 1 de diciembre, mientras George W. Bush y Bill Clinton lo hicieron a finales de diciembre.

Pero los expertos no ven muy relevante el orden de los nombramientos. “Es a discreción” del presidente electo, señala David Eagles, el director del Centro para la Transición Presidencial, organismo que asesoró sin costo a las campañas de Clinton y Trump y que sigue asesorando al equipo de transición del presidente electo desde Washington.

En el mensaje del magnate difundido por video este lunes por la tarde, su prioridad en materia de seguridad nacional no parece indicar una ofensiva bélica por parte de EEUU: “Pediré a nuestro Departamento de Defensa y al presidente de los jefes de gabinete, proveer un plan comprensivo para proteger la infraestructura vital de EEUU de ataques cibernéticos y otras formas de ataques”, dijo el presidente electo.

Eso sí, tanto la selección de General Flynn como de Mike Pompeo, están generando malestar en la capital estadounidense.


Estos nombramientos “muestran que, en vez de intentar unir el país, Trump está escogiendo la extrema derecha de nuestra política”, dijo Allan Lichtman, el profesor de historia de American University que predijo la victoria de Trump.

Muchos temen que Trump no tenga planes de suavizar su discurso de campaña.

General Flynn

Michael Flynn, es un general retirado conocido por su retórica incendiaria sobre musulmanes y su postura favorable a Rusia.

Este nombramiento “indica que EEUU se va a aliar con Rusia en Siria para combatir a ISIS”, advierte Tom Wright, experto en política extranjera del Instituto Brookings.

“Tenemos un problema con el Islamismo radical y creo que podemos trabajar juntos [con Rusia] contra este enemigo” había dicho el mismo General Flynn idea en una entrevista en agosto con The Washington Post.

El gobierno ruso ha sido acusado por el presidente Obama de orquestar el hackeo de sistemas estadounidenses y de interferir en las elecciones del país.

Las consecuencias pueden ser nefastas para países vecinos en el ojo de mira de Rusia como Ucrania. Putin anexó a Crimea, bajo control ucraniano, en el 2014. Según, el experto del Instituto Brookings, es probable que Trump “haga un acuerdo con Putin, se desvincule de Ucrania y deje que el país forme parte de un área de influencia rusa”.

Mike Pompeo

Por su parte, Mike Pompeo, congresista republicano de Kansas ha sido muy crítico del acuerdo nuclear con Irán, impulsado por la administración Obama, pero que los republicanos acusan de ser una concesión.

En un artículo de opinión publicado por Fox News en julio, Pompeo escribió que los Estados Unidos debían “rechazar este acuerdo”.

Pero según los expertos, existe una contradicción en el acercamiento de Trump a Rusia.

“Es posible que Trump no se dé cuenta de que aliarse con Rusia significa trabajar con Irán”, advierte Wright.

“Si se retiran del acuerdo, Irán tendrá un motivo para retirarse también. Entonces Trump tendrá dos opciones, atacar o dejar que Irán tenga una arma nuclear”.

“Creo que los planes pronto se enfrentarán con la realidad”, advirtió este experto.

Las posturas de Pompeo a favor del espionaje masivo y de mantener la cárcel estadounidense en la base militar de Guantánamo también levantan preocupaciones severas en cuanto a las libertades civiles. “Como director de la CIA podemos asumir que espiará a estas personas, que son inocentes, en violación de sus derechos constitucionales”, dijo en un comunicado la organización por los derechos civiles ACLU.


Kathleen Troia McFarland

La segunda al mando después del teniente general Michael T. Flynn, quien fue nombrada este viernes, ha trabajado como ayudante de las administraciones de Richard Nixon, Gerald Ford y Ronald Reagan y de 1970 a 1976, fue asesora de Henry A. Kissinger en el Consejo de Seguridad Nacional.

En la carrera política de KT McFarland también hubo un intento fallido por llegar al senado en 2006, y arrebatarle la silla a la entonces senadora Hillary Clinton. McFarland perdió en las primarias republicanas contra el entonces alcalde de Yokners, NY, John Spencer.

La estratega estudió en la Universidad de Oxford y MIT con expecializaciones en armas nucleares, China y la Unión Soviética. Hoy día también es anfitriona del vídeo-blog de seguridad nacional, DEFCON-3 de FOX, en el que invita a comentaristas conservadores a debatir sobre las amenazas contra EEUU en este campo.

Una de sus posturas más duras ha sido sobre el islamismo radical, del que cree que "es la amenaza existencial de nuestro tiempo".

James Mattis

Un nombramiento que, de concretarse, podría calmar las aguas en Washington sería el de James Mattis. El general en retiro que se reunió el sábado anterior con el presidente electo en su club de golf en Bedminster, New Jersey, podría ser nombrado secretario de Defensa.

Mattis fue jefe del Comando Central de las Fuerzas Armadas y se retiró en 2013. Para ser nombrado en el gabinete de Trump necesita obtener una exención del Congreso y ser confirmado por el Senado. Ha sido testigo en distintos comités del Congreso y es una figura respetada en Washington, tanto por los republicanos como por los demócratas.

Tal vez sea el hombre que logre cerrar la caja de Pandora.


RELACIONADOS:PolíticaDonald Trump

Más contenido de tu interés