null: nullpx

Romanos, 13: la polémica bíblica que abrió Sessions al justificar la separación de familias en la frontera

En una intervención en Indiana, el fiscal general hizo una cita de la Biblia argumentando que el cumplimiento de la ley es siempre algo alineado con Dios. Líderes religiosos e historiadores señalan lo inconveniente de su osadía.
16 Jun 2018 – 11:17 AM EDT

Para el gobierno de un país cuyos gobernantes terminan sistemáticamente sus intervenciones públicas pidiendo que "Dios bendiga a EEUU" no debería ser un asunto menor que líderes espirituales de diferentes cultos hayan lanzado al unísono una voz de alarma y de protesta con la política de “tolerancia cero” implementada en la frontera y que está trayendo una sostenida separación de niños inmigrantes de sus familias.

En las recientes semanas líderes evangélicos han urgido en una carta al presidente que reconsidere “la horrible política”, mediante la cual en las últimas seis semanas casi 2,000 niños han sido separados de sus padres, según informó este viernes el Departamento de Seguridad Nacional.

“Como cristianos evangélicos guiados por la Biblia, una de nuestras convicciones centrales es que Dios ha establecido a la familia como el componente fundamental de la sociedad”, dice la misiva.

Los católicos no parecen menos preocupados: “Mis hermanos obispos y yo entendemos la necesidad de asegurar nuestras fronteras, pero separar a las familias que llegan de México a Estados Unidos no contribuye a las preocupaciones por la seguridad. Los niños no son instrumentos de disuasión sino un instrumento de Dios”, escribió el obispo de Austin, Joe S. Vásquez.

En una intervención hecha el jueves, el fiscal general Jeff Sessions decidió responder las intensas críticas de los que llamó “amigos de la iglesia” citando justamente un pasaje de la Biblia. Se trata del libro del Nuevo Testamente Romanos 13. “Voy a citar al apóstol San Pablo y su clara y sabia orden” dijo Sessions quien leyó: “Obedezcan las leyes del gobierno porque Dios ha establecido el gobierno para sus propósitos”.

Lo que dice la Biblia


  • “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos”.

Con la cita , el fiscal general quiere hacer ver que la aplicación de la ley es un acto moral en sí mismo. El problema es que como lo señala Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Latino-Evangélica Nacional, Sessions al extraer un parágrafo de la Biblia, buscándo darle una interpretación, desconoce, por ejemplo, el mandato escrito por el mismo apóstol Pablo en el capítulo anterior en donde propone: “Amaos los unos a los otros con amor fraternal, en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros”.


"Las leyes son buenas y el orden es bueno, pero eso no significa que separar a las familias sea una buena ley", explica Salguero. "Hay buenas leyes, y hay malas leyes, y separar a las familias unas de otras es una mala política. No estamos en contra de la ley, estamos en contra de las malas leyes y las malas políticas ".

Si Sessions apela a Biblia como un argumento legítimo para soportar sus políticas habría que interpelar al fiscal general por las palabras del mismo Pablo en donde dice que hay que amar al prójimo como a ti mismo, en donde el prójimo en varios episodios bíblicos queda retratado como el extranjero, el desvalido, como lo hace, por ejemplo Lucas clarísimamente en la parábola del buen samaritano.

Otros tiempos, otras leyes

Los argumentos en contra del uso de un pasaje religioso para justificar los desmanes en la frontera vienen además de parte de historiadores, quienes le recuerdan al fiscal que cuando Pablo escribió esas líneas vivía bajo persecución del Imperio Romano.

“Tiene mucho sentido que Pablo elogie a la iglesia que apenas se formaba por mantener la cabeza baja, para evitar balancear el barco, para someterse silenciosamente a los vientos políticos prevalecientes. No tenían elección. Vivieron bajo la autoridad de un dictador”, explicó el académico y teólogo Mike Frost.

Apelar a un libro como la Biblia para que sirva de soporte al accionar del Estado es problemático, justamente, por la amplitud de la interpretación. El famoso pasaje que citó Sessions, fue usado durante las guerras independentistas de Estados Unidos por igual por los rebeldes que por los leales a la colonia.

El clérigo Charles Inglis de Nueva York, usó este pasaje para alentar a los cristianos que realmente creían en una ‘revelación divina’ que no deberían "hacer conciencia de deshonrar al Rey y rebelarse contra él" porque sería "a sabiendas pisotear la Ley de Dios ".

Los patriotas que querían distanciarse del rey decían, sin embargo, que la Biblia estaba repleta de historias de resistencia contra gobernantes injustos. Usando a Pedro y Pablo como ejemplos de aquellos que se enfrentaron rutinariamente y burlaron la autoridad de los funcionarios judíos y romanos, diciendo que debían obedecer a Dios antes que a los hombres.


La respuesta de Sessions a sus acérrimos críticos religiosos parece ser condenada hasta por el mismo Vaticano, que en la cuenta oficial de Twitter de la sección de Refugiados y Migrantes publicó justamente el jueves un pasaje de Deuteronomio para dejar su argumento sin piso: la Biblia enseña que la proclama de Dios es “amar al extranjero que reside entre nosotros, dándole comida y ropa. Y debes amar al extranjero porque tú fuiste extranjero en Egipto”.

¿Cómo podría Sessions ajustar sus decisiones políticas a estas consignas? Quizás, depsués de todo el debate, el secretario de Justicia prefiera dejar por fuera los libros sagrados en las discusiones que encienden las decisiones terrenales del gobierno para el que trabaja.

La conmovedora imagen de una niña que llora mientras arrestan a su madre indocumentada (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Política

Más contenido de tu interés