null: nullpx

Por qué la nominación de Brett Kavanaugh a la Corte Suprema es una mala noticia para asuntos migratorios

Brett Kavanaugh tiene pocos antecedentes resolviendo en tribunales casos de inmigración, pero los pocos en los que ha participado ha representado la posición disidente que no ha favorecido derechos de los inmigrantes. Por esto, los expertos anticipan mano dura.
10 Jul 2018 – 4:12 PM EDT

La interpretación de la actual ley de inmigración será uno de los temas fundamentales que enfrentará el juez Brett Kavanaugh en la Corte Suprema si logra su confirmación en el Senado. En un tribunal ampliamente dividido respecto a los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, el magistrado de 53 años de edad podría inclinar la balanza de manera fundamental.

En otoño comenzará un nuevo año para la corte, uno en que los republicanos aspiran tener a Kavanaugh sentado en el máximo tribunal y listo para dirimir disputas judiciales de alto impacto.


Entre las credenciales del magistrado está su tendencia conservadora. Sin embargo en el área de inmigración los expertos cuentan con pocas señales. "El tema con Kavanaugh es que su currículum en temas de inmigración es muy escaso en comparación con otros jueces", dijo a Univisión Noticias Muzaffar Chishti director del Instituto de Política Migratoria en Nueva York (MPI por sus siglas en inglés).

"En los pocos casos que ha participado estuvo entre los disidentes, es decir en el ala conservadora respecto a las decisiones de inmigración", agregó.

En la opinión del experto en asuntos de la Corte Suprema como Ilya Shapiro, del Instituto Cato, "en general Kavanaugh aplica la ley en los términos que están puestos y las leyes de inmigración son bastante estrictas. Es un juez que en todas las ramas del derecho es renuente a darle atribuciones más amplias a lo que está escrito", dijo.


Caso controversial

Uno de los casos que más ha resonado en la trayectoria de Kavanaugh asociado con inmigración es 'Garza versus Hargan', pero no fue por su análisis respecto a la aplicación de la ley de inmigración, sino por los derechos reproductivos de una menor indocumentada de 17 años bajo custodia policial que quería realizarse un aborto.

El juez votó en contra de la decisión del tribunal de apelaciones de Washington que le permitía abortar.

En su disidencia el juez dijo que la Corte Suprema ha reconocido que el gobierno tiene “intereses permisibles en favorecer la vida del feto, proteger los mejores intereses de un menor y abstenerse de facilitar el aborto". También insistió en que el goberno puede promover esos intereses si no impone una carga indebida a la mujer que quiere abortar.


Kavanaugh dejó claro que no reconocía el derecho de menores inmigrantes indocumentadas para realizar un aborto inmediato a pedido.

“En una visión general este caso indica que el juez cree que los inmigrantes tienen menos derechos que los ciudadanos u otros residentes”, explicó a Univisión Noticias Kevin Johnson decano de la escuela de leyes y estudios chicanos en UC Davis.


Jurisprudencia

En el caso de 2014 'Fogo de Chao versus Departamento de Seguridad Nacional', Kavanaugh también presentó el voto de disidencia. La mayoría determinó que los trabajadores de un restaurante brasileño calificaban para las visas de conocimiento especializado L-1B.

Fogo de Chao alegó que un cocinero que nació en Estados Unidos no podría aprender a cocinar carne brasileña tan bien como una persona nacida en Brasil.

Kavanaugh escribió que “la mera conveniencia económica no autoriza a un empleador a desplazar a los trabajadores estadounidenses".

En el caso Agri Processor Co. versus NLRB de 2008 se debatió si los trabajadores indocumentados pueden votar en elecciones sindicales. Kavanaugh escribió una fuerte disidencia basada en que la ley nacional de relaciones laborales (NLRA) no se aplica a los inmigrantes sin papeles.

La mayoría del tribunal se respaldó en un precedente judicial anterior a la ley de inmigración de 1986 que prohibió el "empleo con conocimiento del trabajo no autorizado". Kavanaugh criticó a la mayoría y dijo que la decisión socavaba el propósito de la ley estadounidense a expensas de los derechos laborales de los "trabajadores legales, cuyos votos pueden haberse diluido o anulado en el sindicato".

"Su visión es que si el Congreso hizo que fuera ilegal trabajar para los indocumentados, no puede contarlos como empleados bajo NLRA. También deja claro que cree que la ley de inmigración es más importante que la laboral", explicó Chishti.


El candidato de Trump fue uno de los abogados que trató de retener al niño cubano Elian González en Estados Unidos en el año 2000. Kavanaugh representó probono a los familiares en Miami del menor de 6 años que querían que permaneciera en el país. El gobierno de Bill Clinton a través de su fiscal, Janet Reno, indicó que el menor debía regresar con su padre en Cuba, porque tras la muerte de su madre intentando cruzar con él en balsa el estrecho de Florida, su único guardián legal y con los derechos de patria potestad indiscutibles era su progenitor, quien además lo estaba reclamando.


Siguiente caso en la corte

En otoño la Corte Suprema examinará el caso (Nielsen v. Preap) de California. Ahí se determinó que los inmigrantes que fueron liberados después de cumplir su condena en cárceles locales y estatales no pueden ser detenidos después por agentes federales de inmigración para su posible deportación y retenidos indefinidamente sin audiencia, en caso que no representen ningún peligro para el público.

El gobierno apeló el fallo y la audiencia del caso se realizará el 10 de octubre. Este caso en particular tiene una enorme repercusión en el debate sobre ciudades santuario, muchas de las cuales se rehúsan a detener a inmigrantes después de que han terminado sus sentencias.

"Cuando se trata de ciudades santuario, Kavanaugh trabajo con el juez Anthony Kennedy quien fue clave en la decisión 'Arizona versus Estados Unidos', que determinó que la ley SB1070 que da potestad a la policía de pedir papeles migratorios era incosntitucional. En temas de los estados versus el gobierno federal, probablemente será sensible a los derechos de los estados y lo mirará caso a caso como lo hizo Kennedy", aseguró Johnson.

En un litigio similar 'Jennings versus Rodríguez' la Corte Suprema decidió este año que bajo la ley federal los indocumentados no tienen derecho a una audiencia de libertad bajo fianza después de seis meses en custodia (fallo 5-3). Pero el tribunal devolvió el caso a la Corte del Noveno Circuito para que determinara si la detención indefinida sin una audiencia violaba la Constitución.

Expertos anticipan que algunos de los casos asociados a la revocación de DACA serán debatidos en la Corte Suprema en un futuro cercano. "Kavanaugh puede estar inclinado a considerar DACA como un uso excesivo del poder ejecutivo", comentó Johnson.

Antes que se siente en la Corte Suprema el juez necesita ser confirmado por la Cámara Alta donde los republicanos tienen una escasa minoría de 51 votos. El nominado necesita de cada uno de esos votos. Aún no está claro cuál será la fórmula para impulsar su candidatura.


Los rostros y tendencias de los magistrados de la Corte Suprema de Estados Unidos (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad