Los pocos ganadores y los muchos perdedores del primer proyecto de presupuesto de Donald Trump

El plan de la Casa Blanca ha sido calificado como el más conservador de la últimas décadas y, salvo el sector militar, busca reducir el financiamiento federal a cientos de iniciativas, incluyendo algunas que asisten a comunidades empobrecidas. Pero en el Congreso no todos los conservadores están de acuerdo con la idea.
24 May 2017 – 2:32 PM EDT

Se trata de un ritual muy esperado cuando se inicia todo nuevo gobierno porque deja sentados los lineamientos de cómo aspira manejar la administración pública.

En el caso del primer proyecto del presidente Donald Trump algunos han destacado que es el más conservador de las últimas décadas y que pone énfasis en los recortes a la financiación federal de iniciativas públicas, las que prefiere dejar a los estados o de manos privadas.

Sin embargo, algunos conservadores lo han calificado como "extremo" porque toca aspectos de la red de seguridad social –particularmente la atención e salud de niños y mujeres- que son considerados sagrados tanto por demócratas como por republicanos.

Además, algunos critican que los cálculos de ingresos y crecimiento en los que se basa el plan son demasiado optimistas y toma en consideración aspectos como la reforma de impuestos o la derogación de Obamacare que no pueden darse todavía por seguras.

Eso promete una dura pelea en el Congreso cuando empiece a discutirse el proyecto, similar, dicen algunos, a la que se vivió durante el debate sobre la derogación de Obamacare en la Cámara de Representantes y que ahora espera su turno en el Senado.

Y aunque al final lo que propone la Casa Blanca no es lo que dispone el Congreso, que es el poder encargado de asignar los recursos al gobierno, este proyecto ofrece indicios de cómo es la filosofía de los nuevos gobernantes de EEUU.



- LOS GANADORES-

Departamento de Defensa.


2017: 587,000 millones / 2018: 639,000 millones

(+9%)

El ganador del reparto presupuestario. Este año obtendría un 9% de aumento en el gasto discrecional. Aunque el presiente se ufana de que destinará recursos como nunca para la recuperación del sector militar, algunos analistas destacan que al final se trata de un 3% de aumento en el gasto discrecional respecto al año pasado, por lo que prefieren hablar de un impulso que va con la tendencia registrada en los últimos años.


  • Aumento del tamaño del Ejército y el cuerpo de Marines.
  • Aumento del número de la flota de la Armada.
  • Acelera la adquisición de cazas F-35 para la fuerza de ataque conjunta.
  • Aumenta el gasto para el mantenimiento de aviones de combate de la Fuerza Aérea.

Departamento de Seguridad Nacional


2017: 41,300 millones / 2018: 44,100 millones (+7%)

Su presupuesto crecerá en 7% para sufragar el aumento del gasto en seguridad fronteriza y el sistema e inmigración, desde el prometido muro con México, 500 nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza y 1,000 agentes para la Fuerza de Inmigración y Aduanas.


  • Se recortan 657 millones de dólares que se destinan a agencias estatales y locales, incluyendo planes de de alivio de desastres y operaciones antiterroristas.

Departamento de Asuntos Veteranos


2017: 74,500 millones / 2018: 78,900 millones (+6%)

Su presupuesto crecerá en 6%, fundamentalmente para mejorar los servicios médicos que se prestan a los veteranos.


  • Se llenarán 45,000 vacantes médicas en el departamento.
  • Se expandirá Veterans Choice, un programa que da a los pacientes la posibilidad de recibir tratamiento de doctores privados.

NASA


2017: 19,200 millones / 2018: 19,100 millones (-1%)

Con un recorte mínimo del 1%, la agencia especial se puede contar entre las “ganadoras” que quedó a salvo del hacha presupuestaria. Sin embargo, sus programas más terrestres, de investigación climática, se verán afectados. Aunque no se nombra la misión a Marte, la distribución de fondos pone énfasis en la exploración espacial y sobre todo en la colaboración con capitales privados.


  • Se terminan las cuatro misiones actualmente existentes para estudiar el cambio climático.
  • Se elimina la Oficina de Educación.
  • Se recortan 88 millones de dólares de la misión de Recarga Robótica, que desarrolla técnicas para reparar satélites.


- LOS PERDEDORES -


Departamento de Agricultura


2017: 22,600 millones / 2018: 17,900 millones (-21%)

Aunque el proyecto no detalla muchos de los recortes que se buscan, el objetivo de la Casa Blanca es recortar en 21% las asignaciones que otorga el Congreso al departamento. Varios programas de desarrollo rural, así como fondos para investigaciones. Quedan excluidos de los recortes los subsidios a cosechas. También está prevista la reducción de personal en varios centros de servicio de la agencia en diferentes partes del país.


  • Se elimina el programa educativo McGovern-Dole.
  • Se elimina el programa de créditos para el Aguas y Aguas Servidas.
  • Se reduce financiamiento a programas de asistencia alimenticia ara mujeres y niños.
  • Se reduce el Servicio de Negocios y Cooperativas Rurales.

Departamento de Comercio


2017: 9,200 millones / 2018: 7,800 millones (-16%)

El grueso de los cortes de 16% que se proponen se lograrán con la eliminación o radical reducción de programas de investigación oceánica y cambio climático de la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica.


  • Se reducen programas de investigación costera que ayudan a preparar a las comunidades a enfrentar tormentas y la subida del nivel del mar.
  • Se elimina el programa Sea Grant, que financia planes educativos en conjunto con universidades para mejorar la viabilidad económica de espacios costeros y acuáticos.
  • Se elimina la Administración de Desarrollo Económico, que asiste a comunidades empobrecidas.
  • Se cortan fondos federales para la Asociación de Extensión de Manufactura.

Departamento de Educación


2017: 68,200 millones / 2018: 59,000 millones (-14%)

Varios programas de becas y entrenamiento del departamento serán rebajados o eliminados para lograr la reducción del 14% del presupuesto que propone el Ejecutivo. Mientras los planes de recortes afectarán a estudiantes de bajos recursos y minorías, se ampliarán los fondos para financiar escuelas chárter, privadas y otras que permitan el avance de la iniciativa de escoger escuelas que promueve la secretaria Betsy DeVos.


  • Corta fondos para entrenamiento de maestros, programas extra curriculares y planes de ayuda para estudiantes de bajos recursos y de primera generación (hijos de inmigrantes).
  • Reduce las ayudas federales a estudiantes que trabajan.
  • Incrementa los fondos para escuelas tipo chárter en 168 millones.
  • Crea un programa de 250 millones para nuevas escuelas privadas dentro del plan de escogencia escolar (school choice).

Departamento de Energía


2017: 29,700 millones / 2018: 28,000 millones (-6%)

Para ser una oficina que su actual titular, Rick Perry, planteó alguna vez eliminar, el departamento sólo recibe una reducción de 6% en el presupuesto. Los gastos en investigación científica y climatológica se verán reducidos, mientras se aumentará el gasto para manejar la producción de energía nuclear.


  • Se le quitarán 900 millones a la Oficina de Ciencia.
  • Se eliminan los programas de fomento de la eficiencia energética (Energy Star) el programa de Fabricación de Vehículos de tecnología Avanzada, entre otros programas.
  • Se reactiva el polémico repositorio de combustibles y desperdicios nucleares de la Montaña Yucca, Nevada, que fue cerrado en 2011 por el gobierno de Obama.

Departamento de Salud y Servicios Humanos


2017: 84,100 millones / 2018: 69,000 millones (-18%)

El gobierno propone reducir en 18% el dinero destinado a este departamento, uno de los más grandes y complejos de la administración pública estadounidense. El plan no toca Medicare ni Medicaid, programas que cuentan con fondos obligatorios (no discrecionales) asignados por ley por el Congreso.


  • Reduce los aportes al Instituto Nacional de Salud, lo que afectará el financiamiento de investigaciones médicas en todo el mundo.
  • Reduce fondos para programas de entrenamiento de profesionales de la salud.
  • Incrementa recursos para prevención y tratamiento de adicción al opio.
  • Elimina el Centro Internacional Fogarty, una plan de asociación entre EEUU e instituciones de investigación de salud e otros países.

Departamento de Vivienda


2017: 46,900 millones / 2018: 40,700 millones (-13%)

Los planes de recucció presupuestaria en el departamento podrían complicar el trabajo de autoridades y organizaciones que trabajan con viviendas para los más necesitados en todo el país, que dependen en gran medida de fondos federales.


  • Se elimina el Programa de Préstamos para el Desarrollo Comunitario, que financia pequeños proyectos de negocios o de infraestructura e zonas deprimidas.
  • Se elimina el programa de Inversiones Asociadas (HOME)que permite la construcción o rehabilitación de viviendas en zonas pobres.
  • Aumenta los fondos para la reducción de riesgos por plomo de 110 a 130 millones de dólares.

Departamento del Interior


2017: 13,200 millones / 2018: 11,600 millones (-12%)

La propuesta de reducir en 12% los fondos del departamento implica una reducción del mantenimiento de parques nacionales y sitios históricos, así como la supervisión de la vida salvaje


  • Se eliminan fondos para las 49 áreas designadas como Patrimonio Nacional, zonas creadas por el Congreso por su interés ambiental, histórico y cultural.
  • Se reducen los fondos para la adquisición de tierras.

Departamento de Justicia


2017: 28,800 millones / 2018: 27,700 millones (-4%)

Aunque el departamento sufrirá una reducción del 4% en su presupuesto, está previsto un incremento de fondos para la aplicación más severa de las leyes que propone el secretario Jeff Sessions y para financiar el sistema de jueces y fiscales de inmigración.


  • Se cortan los reembolsos a gobiernos estatales y locales por alojar en sus cárceles a inmigrantes indocumentados.
  • Se reduce en 1,000 millones de dólares los fondos para construcción de prisiones federales.
  • Se aumenta en 249 millones de dólares los fondos para el FBI, destinados a lucha contra el terrorismo, ciiberseguridad, mejoras del chequeo de antecedentes de compradores de armas.
  • Se destinan 80 millones de dólares para ajustar procedimiento de remoción de inmigrantes y la contratación de fiscales.

Departamento del Trabajo


2017: 12,200 millones / 2018: 9,600 millones (-21%)

Los recortes del 21% propuestos reducirán el dinero destinado a programas de entrenamiento y mejoramiento laboral que benefician a adultos y jóvenes en desventaja. Los estados quedarán a cargo de administrar programas de colocación de empleos.


  • Se elimina el programa de Empleo de Servicios Comunitarios de Adultos.
  • Se cierran centros de trabajo de bajo rendimiento.
  • Se eliminan becas que ayudan a grupos sin fines de lucro y agencias públicas a pagar entrenamiento en seguridad.
  • Se expanden los esfuerzos para reducir los pagos indebidos a personas que reciben beneficios por desempleo.

Departamento de Estado


2017: 38,000 millones / 2018: 27,100 millones (-29%)

La cancillería y oficinas relacionadas verán una reducción del 29% en su presupuesto, parte del cambio de doctrina en el manejo de la política exterior que se reenfocará en ayuda económica y al desarrollo de países de la mayor importancia estratégica para EEUU.


  • Se eliminan los programas de prevención de cambio climático, incluyendo los compromisos asumidos con iniciativas de Naciones Unidas.
  • Se reducen los fondos para las misiones de paz de Naciones Unidas.
  • Se reducen los fondos para bancos destinados al desarrollo como el Banco Mundial.
  • Se reducen la mayoría de los programas de intercambio cultural, pero se mantiene el programa Fulbright.

Departamento del Transporte


2017: 18,600 millones / 2018: 16,200 millones (-13%)

Los recursos para el departamento se reducirán en 13%. Clave para lograr mantener las operaciones bajo esos ahorros será la transferencia del control de tráfico aéreo a manos privadas. Además se reasignarán a gobiernos regionales y locales varios proyectos de transporte y vialidad.


  • Se transfiere el control de tráfico aéreo fuera del gobierno.
  • Se eliminan fondos para nuevos proyectos de tránsito y trenes de larga distancia.
  • Se eliminan subsidies para vuelos comerciales a aeropuertos rurales.
  • Se recorta en 499 millones de dólares el programa TIGER, con el que el departamento financia proyectos locales de tránsito y vialidad.

Departamento del Tesoro


2017: 12,600 millones / 2018: 12,100 millones (-4%)

Con una reducción del 4% de su presupuesto, los fondos serán destinados para reforzar las funciones de vigilancia de la agencia: prevención de ciberataques, monitoreo del financiamiento de grupos terroristas, imposición de sanciones en gobiernos extranjeros.


  • Se reduce el financiamiento del Servico Interno de Rentas (IRS) en 239 millones de dólares.
  • Se eliminan becas para instituciones financieras para desarrollo comunitario que aportan servicios en vecindarios empobrecidos.

Agencia de Protección Ambiental EPA


2017: 8,200 millones / 2018: 5,700 millones (-31%)

El presupuesto empieza el proceso de desmantelamiento de la agencia ambiental, reduciendo el 31% de su presupuesto y un quinto de la fuerza laboral.


  • Se eliminan más de 50 programas )incluyendo planes de eficiencia energética, ayudas para el combate a la polución, la oficina de justicia ambiental y iniciativas de limpieza de los Grandes Lagos)
  • Se suspende el financiamiento de programas internacionales de cambio climático.
  • Se priorizan los proyectos de infraestructura para agua potable y aguas servidas.

El diario fotográfico de la era Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés