Política

Ofrecen $100,000 por información sobre hombre que "amenazó" a actriz porno para que no hablara de presunto amorío con Trump

Este martes, en entrevista con ABC 'The View' Stormy Daniels, quien asegura haber tenido una aventura con el actual presidente, presentó junto a su abogado el boceto del hombre que ella afirma que la amenazó en 2011 en un estacionamiento.

La actriz porno Stormy Daniels hizo público este martes el retrato hablado del hombre que, según su versión, la amenazó a ella y a su hija años atrás para que no revelara la supuesta relación que ella tuvo con el ahora presidente Donald Trump en 2006.

En una entrevista en vivo en el programa ABC The View en la que se presentó junto a su abogado, Michael Avenatti, la actriz, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, contó nuevamente la amenaza que ya había revelado en el programa 60 Minutes el pasado 25 de marzo. En este caso Avenatti ofreció $100,000 por información que conduzca a la identificación del hombre del boceto.

"Queremos llegar al fondo de quién es esta persona. Creemos que sabemos quién lo envió, pero queremos confirmarlo", aseguró el abogado.

La actriz segura que en 2011 fue interceptada por un hombre en un estacionamiento de un gimnasio en Las Vegas debido a una entrevista que ella dio en ese momento a la revista de farándula InTouch, en la que contaba los detalles de su presunto affaire con Trump.

" Deja a Trump tranquilo, olvídate de esa historia", asegura Daniels que un hombre le dijo en el estacionamiento del gimnasio al que iba con su hija. "Es una bella niña, sería una pena que le pasara algo a su mamá", le agregó el hombre.


La entrevista de InTouch no salió a la luz en ese momento, sino que se publicó recién en enero de 2018, cuando The Wall Street Journal publicó la historia sobre el pago que Michael Cohen, el abogado personal de Trump, le hizo para que no hablara del presunto amorío.

Este miércoles, el presidente Trump ha publicado en Twitter un comentario para descalificar la denuncia de Stormy: "Un boceto años más tarde sobre un hombre inexistente. Un estafador total, jugando con los medios de noticias falsas para tontos (¡pero lo saben!)".


Daniels está en medio de una demanda con Cohen en la que está peleando por un acuerdo de no divulgación labrado en 2016 por el abogado personal de Trump. Por ese contrato, la actriz recibió 130,000 dólares un mes antes de la elección presidencial de 2016 para mantener en silencio esa supuesta relación con Trump.


La mujer dice que aceptó el pago porque temía por su seguridad y la de su hija. Ella también alega que el pacto escrito no fue firmado por Trump, por lo que técnicamente no sería válido y ella puede hablar sobre el affaire, que ocurrió, según las fechas que ella cita, un año después de que Trump se casara con la ahora primera dama, Melania Trump, y un mes después de que ella diera a luz a Barron Trump.

Michael Cohen dijo que el pago a la actriz lo había realizado de su propio bolsillo, mientras que luego se supo que los arreglos de esa transacción se hicieron por medio del email corporativo de la organización Trump en 2016. La Casa Blanca por su parte niega toda la historia de Daniels.

Daniels y su abogado están en una disputa que fue ganando fuerza cada semana, desde enero pasado.

"Por años el señor Cohen ha actuado como si estuviera por encima de la ley. Él se ha referido a sí mismo abiertamente como el ‘solucionador de problemas de Trump. Él nunca pensó que una mujer y aún más, mujeres como yo, fueramos importantes. Mi abogado y yo estamos comprometidos a que todos vean la verdad sobre lo que pasó. Y les doy mi palabra que no vamos a descansar hasta que eso pase”, aseguró este lunes la actriz frente a llos tribunales de Nueva York en donde Cohen compareció por una causa relacionada a los recientes allanamientos en su oficina y vivienda.


En su comparecencia ante un tribunal federal, Cohen solicitó este lunes que limite la capacidad de los fiscales federales para revisar los documentos incautados.

Cohen está bajo investigación criminal por sus 'negocios personales', en gran parte relacionada con sus prácticas comerciales. En dichos cateos el pasado 9 de abril, los oficiales del FBI decomisaron documentos en parte vinculados a otra investigación separada sobre la posible colusión entre la campaña presidencial de Trump y emisarios rusos.

Reportes indicaron que en el allanamiento, los agentes también estaban buscando información sobre los pagos a Daniels.