Objetan el nombramiento de un legislador republicano como nuevo jefe de la NASA

Los senadores Marco Rubio y Bill Nelson expresaron sus reservas por la designación del piloto militar retirado y legislador republicano James Bridenstine al frente de la agencia espacial estadounidense.
2 Sep 2017 – 3:02 AM EDT

¿Puede un político estar al frente de NASA? Los senadores Marco Rubio y Bill Nelson no lo ven conveniente, pero por el contrario el presidente Donald Trump anunció este viernes la designación de James Bridenstine, un piloto retirado de la Aviación Naval y legislador republicano, como nuevo jefe de la la agencia espacial estadounidense.

Bridenstine, un expiloto de aviones-radar de 42 años y quien respaldó a Trump durante su campaña hacia la Casa Blanca, era desde hace tiempo uno de los favoritos para asumir el cargo.

En 2012 fue electo por el estado de Oklahoma como legislador de la Cámara de Representantes, donde forma parte de las comisiones de defensa y de ciencias, espacio y tecnologías.

Según la revista científica SpaceNews, Bridenstine impulsó que el sector privado tuviera más participación en el rubro espacial.

Los senadores por Florida, el republicano Marco Rubio y el demócrata Bill Nelson expresaron sus reservas al nombramiento, que deberá ser aprobado por el Senado.

"El jefe de la NASA debería ser un profesional del espacio y no un político", afirmó Nelson en un comunicado.

Rubio dijo que él y Nelson "comparten las mismas preocupaciones" por el "bagaje político" de Bridenstine, cuyo nombramiento debe pasar por el filtro de un Senado controlado por el partido republicano cada vez más resistente a Trump. La NASA no puede permitirse eso, dijo Rubio, citado por Politico.

"Creo que podría ser devastador para el programa espacial. Obviamente, siendo de Florida, soy muy sensible a cualquier cosa que retrase a la NASA y su misión", añadió Rubio.

La NASA, que prevé un presupuesto de 19,000 millones para 2018, lidera la exploración espacial de Estados Unidos, pero también se ocupa de actividades de observación en la Tierra y juega un rol importante en la aeronáutica, por ejemplo, para probar nuevos conceptos espaciales.

Actualmente la agencia desarrolla un lanzador pesado y una cabina que en teoría deberían poder llevar tripulantes a Marte para 2030.

Bridenstine, graduado de las universidades de Rice y Cornell, sobre todo tiene experiencia como piloto militar, con misiones de combate en Irak y Afganistán antes de pilotar un caza-bombardero F/A-18.

Tras retirarse del mundo de la aviación, asumió la dirección del museo del Aire y del Espacio y del Planetario de Tulsa, en Oklahoma.


Atención, el gobierno de Trump resulta perjudicial para el medio ambiente (cronología)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpMarco RubioNASA

Más contenido de tu interés