null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

¿Nuevo abuso de poder? Cronología de las críticas de Trump que desencadenaron la renuncia de cuatro fiscales

¿Nuevo escándalo en puerta? Un repaso breve del caso de los tuits de Trump, las renuncias de los fiscales y el Departamento de Justicia desandando sus propios pasos. El caso: el proceso judicial contra el excolaboorador de campaña y amigo personal del presidente, Roger Stone.
Publicado 12 Feb 2020 – 05:13 PM EST | Actualizado 20 Feb 2020 – 01:24 PM EST

El presidente Donald Trump felicitó al fiscal general William Barr por intervenir en el caso de su exasesor de campaña y amigo Roger Stone para darle una sentencia menor.

Stone, un reconocido estratega republicano que asesoró a Trump durante la campaña presidencial de 2016 fue encontrado culpable en noviembre de 2019 por mentirle al Congreso, manipular testigos que lo habrían dejado expuesto y obstruir la investigación de Cámara de Representantes que buscaba determinar si hubo coordinación entre la campaña de Trump y Rusia para afectar la elección.

Los cuatro fiscales que trabajaron en la causa renunciaron al caso el martes luego de que el Departamento de Justicia revirtió a última hora la sentencia que ellos propusieron de siete a nueve años de cárcel para Stone.

El anuncio de último minuto en la reducción de la pena sugerida a Stone llegó justo después de que Trump criticara el proceso y la pena desde Twitter. "Es una situación horrible e injusta... No se puede permitir esta fallida justicia", se quejó Trump en un tuit.

Luego, este miércoles, llegó la felicitación del presidente a Barr y aprovechó para acusar sin pruebas de ese mismo delito de mentirle al Congreso al ex fiscal especial, Robert Mueller.

"Felicitaciones al fiscal general Bill Barr por hacerse cargo de un caso que estaba totalmente fuera de control y que tal vez ni siquiera debería haberse presentado. La evidencia ahora muestra claramente que la estafa de Mueller fue incorrectamente llevada y contaminada. ¡Incluso Bob Mueller mintió al Congreso!", escribió Trump.

Este comportamiento del presidente y del fiscal general volvió a encender las alarmas sobre la independencia del Departamento de Justicia de cualquier presión desde la Casa Blanca.

El Departamento de Justicia aseguró este martes que el caso de Stone no fue discutido con la Presidencia, aunque la cronología de los hechos despierta suspicacias.

De todos modos, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, llamó a William Barr a testificar sobre el manejo de este caso, citación que el fiscal general aceptó.

La cronología


Justo el martes, luego del éxodo de fiscales, se conoció la noticia de que el presidente retiró abruptamente la nominación de Jessie Liu, exfiscal federal, para una posición superior en el Departamento del Tesoro. Había sido nominada por Trump en diciembre para servir como subsecretaria del Tesoro para Terrorismo y Delitos Financieros. Una noticia

Este miércoles, CNN reportó que el retiro de la nominación de Liu estaba "directamente relacionado a su trabajo" como supervisora del caso Stone. Liu era jefa de fiscales y "heredó muchos de los principales casos en curso de la investigación del fiscal especial de Robert Mueller", incluida la supervisión del caso de Stone.

Antes no era normal

No era usual antes de que Trump llegara a la Casa Blanca que un presidente interfiera en las decisiones de la justicia. Pero Trump lo ha hecho abiertamente incluso para pedir que se abran investigaciones a sus rivales políticos.

El presidente también ha renegado de la pena de prisión que le han dado a su exjefe de campaña, Paul Manafort, por varios delitos, entre ellos conspiraciones, estafas y otros.

En medio de este nuevo escándalo, aprovechó para volver a quejarse sobre la pena a Manafort.

"¿Es esta el juez que puso a Paul Manafort en CONFINAMIENTO SOLITARIO, algo que ni siquiera el mafioso Al Capone tuvo que soportar? ¿Cómo trató a la torcida Hillary Clinton? ¡Sólo preguntaba!", indicó ahora sobre el caso de su antiguo asesor.


Tampoco es usual que el Departamento de Justicia intervenga en decisiones de los fiscales que han trabajado en un caso.

El líder de la minoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer, dijo que este escándalo "exige que el inspector general investigue" y le envió una carta a Michael Horowitz solicitándole una revisión.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo en Twitter que Trump "participó en la interferencia política en la sentencia de Roger Stone" al tuitear. "Es indignante que el Departamento de Justicia haya dañado profundamente el estado de derecho al retirarse su recomendación".

Walter Shaub, ex jefe de la Oficina de Ética del Gobierno, criticó al presidente duramente: "La mañana después de enterarse de que Trump ha corrompido al Departamento de Justicia, los senadores republicanos le darán una lección. Será la misma lección que enseñaron cuando lo absolvieron la semana pasada", indicó calificando a Trump de autoritario, citando una frase del dictador italiano, Benito Mussolini "'la verdad es que los hombres están cansados de la libertad'".


Pero no hubo reacciones o críticas del lado republicano. "No tengo una opinión al respecto", dijo el senador Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana.

En imágenes: los escándalos más memorables de la presidencia de Donald Trump

Loading
Cargando galería


Publicidad