Ni en los archivos clasificados habría registros detallados de lo que Trump ha hablado con Putin en sus encuentros

Según declaraciones obtenidas por exfuncionarios de gobierno por el diario 'The Washington Post', el mandatario incluso habría confiscado notas del traductor presente en su encuentro con el presidente ruso en Hamburgo, en 2017.
13 Ene 2019 – 11:32 AM EST

No existe un registro detallado, incluso en los archivos clasificados, de los encuentros cara a cara que ha sostenido el presidente Donald Trump con el mandatario ruso Vladimir Putin en cinco ocasiones distintas en los últimos dos años, según informaron exagentes oficiales consultadas por The Washington Post mantenidos bajo anonimato.

Los exfuncionarios consultados han dicho que esto ha hecho parte de una estrategia extendida del mandatario para que incluso altos mandos de su propio gobierno no tengan certezas de lo que Putin y él han hablado durante sus encuentros, una situación en contravía de lo que han acostumbrado otros presidentes que en sus reuniones más álgidas han contado con la presencia de sus manos derechas en el gobierno no solo como testigos sino para tomar notas exhaustivas que luego se comparten con otros funcionarios y departamentos.

El presidente habría sido lo suficientemente precavido para que no existiera detalles de sus conversaciones al punto que, en una ocasión, habría tomado consigo las notas del traductor y le habría dado orden expresa de que no discutiera lo ocurrido en la sala con otros funcionarios de gobierno, según citó el periódico capitalino.

Los oficiales se habrían dado cuenta de este accionar del presidente, que habría tenido lugar en 2017 en Hamburgo tras terminar su reunión con Putin a la que también había asistido el secretario de estado Rex Tillerson, cuando un asesor de la Casa Blanca y un funcionario superior del Departamento de Estado intentaron buscar las notas del traductor del encuentro más allá del informe compartido por Tillerson y no las consiguieron.

Fuentes de la Casa Blanca, consultadas por The Washington Post sobre estos señalamientos puntuales especificaron que “después de la reunión de Hamburgo de 2017, Tillerson había dado una lectura completa de la reunión inmediatamente después a otros funcionarios de EEUU. En un entorno privado, así como a una lectura a la prensa ".


El presidente mismo respondió a los señalamientos en una entrevista con el canal Fox dada en la noche del sábado en la que dijo que “cualquiera puede oír lo que ocurrió en ese encuentro. Esa reunión estuvo abierta para grabaciones”, especificó que habían hablado la mayor parte del tiempo sobre la seguridad de Israel.

Cuando la conductora de la entrevista le preguntó al mandatario que, si alguna vez había trabajado con Rusia, Trump le respondió que pensaba “que esa era la pregunta más insultante que alguna vez le hubieran hecho”.

La noticia se conoció después de que The New York Times revelara que los días posteriores a que el presidente Donald Trump despidiera abruptamente al director del FBI James Comey, en mayo de 2017, agentes preocupados por tales comportamientos comenzaron a investigar si el presidente estaba trabajando en contra de los intereses estadounidenses y si estaba trabajando secretamente para Rusia.

Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomoda al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés