null: nullpx

Los tragicómicos 100 primeros días de Trump, según Los Simpsons

De los mismos creadores que en 2000 'predijeron' la presidencia del magnate neoyorquino, nos llega una mirada humorística pero terrible del arranque de Trump en la Casa Blanca
27 Abr 2017 – 06:41 PM EDT
Comparte
Donald Trump vuelve a aparecer en un capítulo de The Simpsons. Crédito: The Simpsons/Fox

En sus 100 primeros días en la presidencia Donald Trump logró bajar su handicap en golf, aumentar el número de seguidores en Twitter y haber legalizado la caza de osos hibernando, de acuerdo con la versión que presentan Los SImpsons.

La secuencia abre en la sala de prensa de la Casa Blanca, donde el portavoz Sean Spicer se ha ahorcado, mientras la asesora presidencial Kellyanne Conway sale corriendo diciendo “Yo no lo voy a reemplazar”.

En un plano secuencia, la cámara sube hasta la habitación presidencial pasando primero entre el estratega jefe Steve Bannon y el asesor y yerno presidencial Jared Kushner, quienes se agarran por el cuello.

En su cama, Trump hace el conteo de sus logros viendo su teléfono celular, cuando un asistente le presenta una ley que bajaría impuestos solo a los republicanos.

El presidente, digustado, pregunta: “¿No puede leerlo Fox News y yo veo lo que digan?”.

Cuando finalmente el presidente enciende el televisor se ve a Ivanka Trump a punto de sentarse entre los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia, mientras que la jueza Ruth Bader Ginsburgh es sacada a la fuerza del grupo por agentes del Servicio Secreto.

En la siguiente toma Homero y Marge aparecen frente a la televisión de la sala de su casa viendo los eventos en la Corte Suprema. Marge busca pastillas calmantes para darse cuenta que ya ha consumido el frasco que “debería haber durado los cuatro años completos”, a lo que Homer le pide paciencia y consideración porque el presidente “solo tiene 70años”.

La escena es interrumpida por los gritos de Abe, el papá de Homero, a quien dos agentes de inmigración sacan esposado de la cocina- “¡Ayuda me están devolviendo al lugar de dónde vine!”. –“¿Dónde de eso?” le preguntan. –“No lo recuerdo”.

La verdad es que, como todo programa de parodia en EEUU, la política es una de las mejores fuentes de inspiración de los guinistas de Los Simpsons.

Durante la campaña electoral de 2016 hicieron una pieza remedando la famosa pormoción de la campaña primaria demócrata de 2008 en la que se le preguntaba al elector a quién prefería en el teléfono de las 3 de la mañana durante una crisis, ¿Hillary Clinton o Barack Obama? En este caso Obama fue sustituido por Trump.

Se trata de una broma, aunque si recordamos que ya en el año 2000 los SImpsons predijeron que Donald Trump, entonces un célebre multimillonario, sería presidente de EEUU, no se puede descartar que la Casa Blanca en el futuro quite la protección a los osos en estado de hibernación.


Comparte

Más contenido de tu interés