Los engaños en Twitter de Trump: "La Casa Blanca no se quejó del hackeo ruso antes de la elección"

Donald Trump no cambia el estilo que mantuvo en campaña, y en seis semanas ha lanzado múltiples acusaciones sin fundamento: asegura que millones de personas votaron ilegalmente, se atribuye el éxito por la inversión en EEUU de un banco japonés y hasta ofrece un análisis (errado) sobre seguridad cibernética.
29 Nov 2016 – 3:47 PM EST

Desde que fue electo presidente de Estados Unidos el 9 de noviembre, Donald Trump ha tenido mínimas interacciones con los medios de comunicación, pero se ha mantenido activo a través de la red social Twitter, igual que lo hizo durante su campaña.

Aunque a ratos parece moderar su discurso, por lo general Trump mantiene su estilo agresivo, lanzando acusaciones y calificativos a críticos y a toda situación que parezca incomodarle, escribiendo también mentiras y afirmaciones sin ningún tipo de fundamento.

En seis semanas desde la elección, el Detector de Mentiras contó al menos 14 falsedades o planteamientos infundados que lanzó en Twitter.

15 de diciembre

“Si Rusia, o alguna otra entidad, estaba hackeando, ¿por qué la Casa Blanca esperó tanto para actuar? ¿Por qué sólo se quejaron luego de que Hillary perdió?

La postura oficial del gobierno estadounidense sobre los ataques cibernéticos, presuntamente dirigidos por Rusia, se dio a conocer el 7 de octubre, a través de un comunicado de la Dirección de Inteligencia Nacional en conjunto con el Departamento de Seguridad Nacional.

Un mes antes de la elección tal comunicado señaló la responsabilidad de Rusia, llegando a decir que basados en la naturaleza y la sensibilidad de los esfuerzos, así como de actuaciones en el pasado “sólo funcionarios del más alto nivel en Rusia” pudieron autorizar esas actividades.

Pero además de las agencias de inteligencia, la Casa Blanca también habló al respecto. En su comparecencia habitual ante los medios de comunicación, el portavoz Josh Earnest dijo el 11 de octubre que, debido a las conclusiones de las agencias de inteligencia, el gobierno de Estados Unidos respondería de forma proporcional a Rusia, alegando que los detalles de tal respuesta probablemente no se harían públicos.


12 de diciembre

“A menos de que atrapes a “hackers” en el acto, es muy difícil determinar quién estaba hackeando. ¿Por qué no se habló de esto antes de la elección?

Los ataques cibernéticos fueron tema de conversación frecuente durante la campaña electoral. Tanto así que, en julio, e-mails del Comité Nacional Demócrata publicados por Wikileaks, llevaron a la salida de la entonces presidenta del partido Debbie Wasserman-Schultz, días antes de la convención.

Por otra parte, diversos expertos han asegurado que sí es posible determinar responsabilidades de ataques cibernéticos, aún si éstos no son atrapados en el acto. Expertos en el tema dijeron al diario USA Today que “los criminales cibernéticos siempre dejan atrás evidencia, y capacidades forenses en ciberseguridad han avanzado al punto de que podemos identificar y analizar hackeos más rápido que nunca”.

Incluso Kevin Mitnick, uno de los hackers más conocidos del mundo y quien pasó tiempo en prisión por penetrar en redes ajenas desmintió a Trump en Twitter. "Eso no es verdad, sí puedes atrapar a los hackers después del acto. Te lo dice alguien que lo sabe bien", escribió Mitnick, convertido ahora en un consultor sobre seguridad cibernética.

6 de diciembre

“Masa (SoftBank) de Japón ha aceptado invertir $50 mil millones en Estados Unidos hacia empresas y 50,000 nuevos empleos… Masa dijo que él nunca hubiera hecho esto si nosotros (Trump) no hubiéramos ganado la elección”

Según el Wall Street Journal, las inversiones de SoftBank se iban a dar, ganara Clinton o ganara Trump la elección. En octubre, la empresa anunció un fondo de $100 mil millones destinado a inversiones en materia tecnológica, buena parte de las cuales se supone estarían dirigidas a empresas estadounidenses.

Además, SoftBank ha estado muy involucrado en los últimos años en Estados Unidos, como propietario mayoritario en la empresa telefónica Sprint, y con inversiones en hasta 13 empresas privadas desde el año 2014, según CNBC.


29 de noviembre

“¡Nadie debería tener permitido quemar la bandera de Estados Unidos – si lo hacen, debe haber consecuencias – quizás pérdida de la ciudadanía o un año en la cárcel!”


Twitter Trump Flag 1 El tema de castigar a estadounidenses que queman la bandera de su país ha sido debatido frecuentemente, pero las decisiones legales han favorecido por décadas a la libertad de expresión, incluso si la misma implica la quema de un símbolo patrio.

Una decisión de la Corte Suprema en 1959 rechazó la posibilidad de quitar la nacionalidad a quien quemara una bandera (o cometiera otros actos considerados anti-patrióticos). Mientras tanto, en 1989, la Corte Suprema apoyó específicamente a un manifestante quien quemó una bandera años antes, alegando que ese era un acto de expresión simbólico protegido por la Primera Enmienda a la Constitución, en el conocido caso Texas vs Johnson. El joven Gregory Lee Johnson había sido detenido y condenado por quemar una bandera en 1984, pero su apelación llegó al máximo tribunal, quien le dio la razón.

Varios congresistas republicanos se opusieron rápidamente a la opinión de Trump, que considera un crimen la quema de la bandera.

28 de noviembre

"Serio fraude electoral en Virginia, New Hampshire y California – así que ¿por qué los medios no reportan esto? ¡Seria parcialización – gran problema!”


Trump insiste en una afirmación para la cual no tiene evidencias. Funcionarios responsables de las elecciones en los estados mencionados respondieron a su acusación, negando algún tipo de fraude y solicitando pruebas a Trump, si las tiene.

27 de noviembre

“Además de ganar el Colegio Electoral de forma aplastante, gané el voto popular si deducen los millones de personas que votaron ilegalmente”

Al igual que lo hizo durante la campaña presidencial, Donald Trump lanzó una delicada acusación sin ningún tipo de pruebas o evidencias al respecto. Pasados casi 20 días de la elección, Trump afirma que millones de personas votaron ilegalmente, y ni siquiera él o algún miembro de su campaña habían levantado alguna queja o sospecha al respecto. Y tras la denuncia, tampoco tienen cómo probar lo que dicen.

“Hubiera sido mucho más fácil para mí ganar el llamado voto popular que el Colegio Electoral porque hubiera hecho campaña en 3-4 estados en lugar de los 15 que visité. ¡Hubiera ganado más fácil y convincentemente (pero estados más pequeños son olvidados)!”

No hay ninguna prueba para que Trump afirme que hubiera ganado la elección si el sistema fuera distinto. Lo que se sabe de momento es que cerca de 2.5 millones de personas más favorecieron a Hillary Clinton, por lo que el único recurso sobre el voto popular que se tiene a la mano favorece a la demócrata y no al republicano.

20 de noviembre

“El elenco y los productores de Hamilton, la cual he oído que es altamente sobrevaluada, deberían disculparse inmediatamente con Mike Pence por su terrible comportamiento”

La obra "Hamilton" recibió 11 premios Tony a lo mejor del teatro estadounidense en 2016, apenas uno por debajo del récord histórico del galardón. Nuevamente, el propio Pence estuvo en desacuerdo con Trump, ya que sobre la función dijo que fue muy divertida, un show increíble y con un elenco “increíblemente talentoso”.


19 de noviembre

“Nuestro maravilloso futuro VP Mike Pence fue acosado anoche en el teatro por el elenco de Hamilton, con cámaras centelleando. ¡Esto no debería pasar!”

“El Teatro debe ser siempre un lugar seguro y especial. El elenco de Hamilton fue muy grosero anoche a un hombre muy bueno, Mike Pence. ¡Discúlpense!”


Las acusaciones de Trump sobre lo ocurrido durante una presentación de la obra teatral Hamilton son subjetivas. Sin embargo, el propio Vicepresidente electo Mike Pence fue quien dejó en evidencia las falsedades y exageraciones que lanzó su jefe.

Pence dijo que no se sintió ofendido por el mensaje que dio uno de los actores de “Hamilton” al finalizar la función, y dijo comprender los sentimientos de ansiedad de quienes no apoyaron a Trump a la presidencia. Sobre los abucheos de parte del público, Pence dijo que ese era el “sonido de la libertad”.

18 de noviembre

“Trabajé duro con Bill Ford para mantener la planta Lincoln en Kentucky. ¡Se lo debo al gran estado de Kentucky por su confianza en mí!”.


Otro mensaje que ya analizamos: la empresa automotriz Ford no tenía planes de cerrar o modificar la producción de vehículos en su fábrica en Kentucky, por lo que Trump no tuvo que “trabajar duro”, o hacer nada realmente, para que la planta no se mudara a otro país.

15 de noviembre

“El Colegio Electoral es de hecho genial porque pone en juego todos los estados, incluyendo los más pequeños. ¡Hacer campaña es muy diferente”.

Tal afirmación ya la analizamos y la consideramos mentira. El Colegio Electoral hace lo contrario a lo que dice Trump: limita la relevancia electoral a unos pocos estados en donde no están claras las preferencias de los votantes, al tiempo que más de 30 estados, ampliamente demócratas o ampliamente republicanos, son menospreciados durante las campañas presidenciales.


13 de noviembre

“Wow, el @NYTimes está perdiendo miles de suscriptores debido a su muy pobre y altamente imprecisa cobertura del “fenómeno Trump”

El New York Times ha informado repetidamente a lo largo del año que el número de suscriptores, tanto digitales como al periódico impreso, ha venido subiendo, e incluso l a revista Wired reportó en octubre que entre ambos suman más de dos millones de suscriptores, la cifra más alta en toda la historia del reconocido diario neoyorquino.

“El @NYTimes envió una carta a sus suscriptores disculpándose por sus MALA cobertura de mí. Me pregunto si cambiará - ¿lo dudo?”

El New York Times sí envió una carta a sus suscriptores el propio 13 de noviembre, pero no parece una disculpa ni se dice que se dio una mala cobertura de Trump. La misiva habla del sorpresivo resultado electoral, y reafirma su compromiso de seguir informando tal y como lo han venido haciendo. “Pueden confiar en el New York Times para traer la misma justicia, el mismo nivel de escrutinio, la misma independencia a nuestro cobertura del nuevo presidente y su equipo”, escriben.

“El @NYTimes indica hoy que DJT cree que “más países deberían adquirir armas nucleares”. Qué deshonestos son. ¡Nunca dije esto!”


Trump sí habló durante la campaña de la posibilidad de que otros países adquirieran armas nucleares para defenderse, especialmente Japón, aunque también mencionó (o no se mostró en contra) que Arabia Saudita o Corea del Sur quizás deberían tener armas nucleares.

11 de noviembre

“Acaba de darse una elección presidencial muy abierta y exitosa. Ahora manifestantes profesionales, incitados por los medios, están protestando. ¡Muy injusto!”


No hay ninguna evidencia para decir que los miles de manifestantes que salieron a las calles en distintas ciudades de Estados Unidos tras la elección fueran pagados por alguna persona o algún grupo. Todo indica que eran manifestaciones legítimas de personas molestas con el resultado. Además que, de ser manifestantes profesionales, no serían instados por los medios de comunicación, por lo que hay una notable incongruencia en el planteamiento.

Este artículo fue actualizado el 20 de diciembre del 2016

RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpTwitter

Más contenido de tu interés