La nominada de Trump para dirigir la CIA intentó retirarse por críticas sobre su papel en un programa de interrogatorios

De acuerdo con el diario The Washington Post, Haspel fue convocada a la Casa Blanca el viernes a una reunión para discutir su participación en el programa de interrogatorio que empleaba técnicas ampliamente condenadas como tortura.
7 May 2018 – 8:37 PM EDT

La candidata del presidente Donald Trump para dirigir la Angencia Central de Inteligencia ( CIA, por sus siglas en inglés) Gina Haspel, intentó retirarse por las preocupaciones sobre su papel en un programa de interrogatorios de la agencia, según dijeron el domingo al diario The Washington Post fuentes familiarizadas con el asunto.

La oferta de Haspel de retirarse el viernes fue provocada por la creciente preocupación del personal de la Casa Blanca porque la nominación podría estar en problemas, dijeron las fuentes.

Haspel fue convocada a la Casa Blanca el viernes a una reunión para discutir su participación en un programa de interrogatorios que empleaba técnicas ampliamente condenadas como tortura, informó el Post, citando a cuatro altos funcionarios estadounidenses no identificados.


Ella le dijo a la Casa Blanca que se haría a un lado para evitar una audiencia de confirmación del Comité de Inteligencia del Senado que podría dañar a la CIA, dijeron los funcionarios al diario.

El presidente Donald Trump la respaldó este lunes en un tuit: "Mi muy respetada nominada a directora de la CIA, Gina Haspel, ha estado bajo fuego porque fue muy dura con los terroristas. Pensando en eso, en estos tiempos tan peligrosos, tenemos a la persona más calificada, una mujer a quien los demócratas quieren fuera porque ella es muy dura con el terrorismo. Ganaste, Gina", escribió.


Los ayudantes de la Casa Blanca, incluido el encargado de asuntos legislativos Marc Short y la secretaria de prensa Sarah Sanders, acudieron a la sede de la agencia, en Langley, Virginia, para continuar la conversación con Haspel que duró varias horas, pero no lograron un compromiso de su parte con la nominación, dijo el periódico.

Fue el sábado por la tarde cuando la Casa Blanca aseguró que no se retiraría, según The Washington Post citando a los funcionarios.

"No hay nadie más calificado para convertirse en la primera mujer en dirigir la CIA que la veterana con más de 30 años de experiencia Gina Haspel", escribió Sanders en su cuenta de Twitter.


Haspel es la primera mujer nominada para dirigir la CIA, en sucesión de Mike Pompeo, quien se convirtió en secretario de estado el mes pasado.

La nominación de Haspel ha encontrado oposición sobre su papel en un programa extinto en el que la agencia detuvo e interrogó a sospechosos de Al Qaeda en cárceles secretas en el extranjero usando técnicas ampliamente condenadas como tortura.


El expresidente George W. Bush autorizó el programa de repetición, detención e interrogatorio después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Muchos detalles del trabajo de Haspel siguen siendo clasificados. Fuentes familiarizadas con su carrera que solicitaron el anonimato dijeron que en un momento dado ella era la jefa de la estación de la CIA en un país donde se usaron duros interrogatorios con al menos un sospechoso de terrorismo.


Más tarde, se desempeñó como jefa de personal de José Rodríguez, el jefe de operaciones encubiertas de la CIA. En consulta con Rodríguez en 2005, Haspel redactó un cable ordenando a los oficiales de la CIA que destruyan videos de sospechosos de Al Qaeda que son torturados.

Los partidarios de Haspel argumentan que mientras redactaba el cable, Rodríguez lo envió sin la aprobación del director de la CIA, Porter Goss, y sin informar a Haspel que lo haría.

El mes pasado la CIA, dio a conocer un reporte de una investigación interna que desligaba a Haspel de cualquier responsabilidad de la destrucción de esos videos, según reporto CNN.

Las renuncias y despidos más resonantes del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CIATerrorismoDonald TrumpEEUU