null: nullpx
Política de Salud

Juez federal bloquea medida de Trump que impone aún más obstáculos al aborto y la planificación familiar

Un juez de Washington avaló la posición de la fiscalía según la cual prohibirle a clínicas financiadas por los contribuyentes hacer recomendaciones sobre dónde acudir para este procedimiento "habría afectado gravemente el acceso de las mujeres a servicios de atención médica".
26 Abr 2019 – 3:27 AM EDT

Un juez federal del estado de Washington bloqueó una norma de la administración Trump que proponía revisar el programa de planificación familiar y retirar los fondos públicos a los proveedores de servicios de salud que ofrecen abortos o derivan a las pacientes a otro especialista para realizar este procedimiento.

Con su decisión, el juez federal Stanley Bastian validó la solicitud del fiscal de Washington, Bob Ferguson, quien se refirió a la propuesta como “una nociva norma que habría afectado gravemente el acceso de mujeres a servicios de atención médica”.

Este fallo, amplía el demócrata Ferguson en su comunicado, “asegura que las clínicas en toda la nación puedan seguir abiertas y seguir proporcionando atención de calidad, imparcial, para la salud de las mujeres”, cita AP.

La norma, que debía entrar en vigor el próximo 3 de mayo, establecía que los centros de planificación deben tener una "clara separación física y financiera" entre los servicios de salud subvencionados por el Gobierno y los que ofrecen para abortos, financiados de forma independiente.

Con esta ley, la Administración Trump buscaba cumplir un compromiso en campaña del presidente: acabar con el apoyo federal a Planned Parenthood, una organización sin ánimo de lucro que brinda servicios de planificación familiar como el aborto, tratamientos anticonceptivo y de prevención de enfermedades de transmisión sexual, información sobre orientación sexual, embarazo, entre otros, bajo el auspicio del llamado Título X.


¿Qué es el Título X?


El llamado Título X es una ley de 1970 diseñada para mejorar el acceso a servicios de planificación familiar, en especial para las mujeres de bajos ingresos y que viven en zonas rurales.

En Estados Unidos el aborto es un procedimiento médico legal, pero las leyes federales prohíben el uso del Título X u otros fondos públicos para financiar abortos, excepto en casos de violación, incesto o que corra peligro la vida de la mujer.

Según informaciones de Reuters, en 2017 el Congreso de los EEUU asignó 286 millones de dólares en subvenciones del Título X a Planned Parenthood y otros centros de salud para proporcionar servicios de control de natalidad, pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual, afecciones reproductivas y asesoramiento a mujeres de bajos ingresos. Aunque estos fondos no pueden ser destinados para realizar abortos, organizaciones provida y grupos religiosos no aprueban que se destine este dinero a subsidiar a Planned Parenthood en su totalidad.


Planned Parenthood presta servicios a aproximadamente el 40% de los 4 millones de personas que dependen anualmente de los fondos del Título X, informó Reuters. La organización ha argumentado que los centros de salud comunitarios no podrían absorber a sus pacientes.

La medida de Trump


La normativa rechazada este jueves por el juez federal del estado de Washington no sólo prohibía que las clínicas financiadas con dinero público recomendaran opciones a las pacientes para realizarse un aborto sino que también se prohibiría a estas clínicas compartir espacio de oficinas con las organizaciones o centros que practican abortos. Esto implicaría importantes inversiones para reformas, traslados o incluso el cierre de muchos centros, según voces críticas con la ley, citadas por AP.

Bajo esta normativa, si los pacientes solicitan la recomendación de un especialista para realizar un aborto, el personal tendría que proporcionar una lista de proveedores de atención médica básica, sin indicar específicamente cuáles realizan abortos. Esa lista tendría que incluir obligatoriamente a proveedores de salud que no realizan abortos y excluir a centros que no son proveedoras de atención médica básica, como Planned Parenthood, señala AP.

Tras emitir su fallo, que bloquea la medida de Trump, el juez federal Stanley Bastian dio a conocer su opinión por escrito: “Los demandantes han demostrado que la Norma Final probablemente viola el propósito central del Título X, que es hacer igualitario el acceso a la planificación familiar amplia, fundamentada en evidencia y voluntaria”, escribió Bastian.

Su sentencia llega solo dos días después de que otro juez federal en Oregón, Michael McShane, anunciara que también emitiría una orden contra el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HSS), en una impugnación similar, aunque aparte, presentada por 20 estados. Otras dos demandas que cuestionan el uso de los fondos del Título X, están pendientes en California y Maine.

“Washington está ahora 21-0 contra la administración de Trump”, declaró Bob Ferguson citado por la agencia Efe. El fiscal de Washington no ha perdido hasta el momento ninguno de los 21 casos presentados desde su estado contra la administración federal.


Mira también:

El aborto es legal en EEUU, pero cada vez hay más obstáculos que restringen el acceso (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés