null: nullpx

“El presidente atacó mi reputación”: una carta pública de la esposa del exsubdirector del FBI

Jill McCabe responde al ataque de Trump a su campaña al Senado de Virginia en 2015, alegando que se basa en "historias falsas y completamente absurdas". “He pasado incontables horas tratando de entender cómo el Presidente y muchos otros pueden compartir esas mentiras destructivas", escribió la pediatra en una carta pública.
3 Abr 2018 – 04:27 AM EDT
Comparte
Andres y Jill McCabe. Crédito: CBS News / captura de pantalla

Jill McCabe, la esposa del exsubdirector de FBI Andrew McCabe, quien fue despedido el pasado 15 de marzo por el fiscal general Jeff Sessions, escribió una carta pública para el diario The Washington Post en la que narra cómo le han afectado, tanto a ella como a su familia, los ataques en su contra vertidos por el presidente Donald Trump en redes sociales y basados, según afirma, en “mentiras destructivas”.

La historia del enfrentamiento entre el mandatario y el exsubdirector del Buró Federal de Investigaciones ha sido pública y notoria. Trump atacó reiteradamente a McCabe afirmando que la investigación de la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, también conocido como ' Rusiagate' a cargo en estos momentos del fiscal especial Robert Mueller, está políticamente motivada por el Partido Demócrata.

Pero también el mandatario ha atacado a su esposa, al poner en duda la legitimidad de los aportes que recibió cuando compitió por un puesto en el Senado de Virginia por el partido demócrata, sugiriendo que la relación de su marido con la investigación de los correos de Hillary Clinton influyeron en la recaudación para la campaña.


De aquellos ataques hasta ahora, Jill McCabe había guardado silencio. Pero lo ha roto con esta carta: “Ahora que puedo hablar en mi nombre, quiero que se sepa que toda la historia simplemente falsa y completamente absurda”.

Al igual que otros candidatos que optaron en 2016 por un puesto en el Senado por ese estado, la campaña de McCabe, que se define como “pediatra de urgencias y política accidental”, recibió según afirma en su carta “fondos del estado, del Partido Demócrata y del PAC del gobernador”.

De acuerdo con información obtenida por The Daily Journal, el Comité de Acción Política del gobernador McAuliffe realizó seis contribuciones por un total de 467,500 dólares para la campaña de McCabe. Además, los registros de campaña muestran que el Partido Democrático estatal hizo otros dos pagos, en septiembre y octubre de 2015, por un total de 207,788.

Todas estas donaciones ocurrieron antes de que su esposo asumiera como subdirector del FBI y antes de que él tuviera alguna implicación en la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton. “Sé bastante, al estar casada con Andrew por 20 años, de lo que es correcto y lo que está mal”, afirma en su carta abierta.

Cargando Video...
Congresistas de ambos partidos cuestionan la forma en que fue despedido Andrew McCabe


Jill McCabe abunda en los detalles que la llevaron a salir de la sala de urgencias de un hospital en Virginia a competir en la arena política, estimulada por la idea de reforzar y ampliar el Medicaid en el estado para contribuir con la salud de muchas personas de recursos muy limitados.

Cuando en 2014, el entonces gobernador de Virginia Terry McAuliffe y otros prominentes políticos demócratas del estado le propusieron que compitiera por un cargo público, todavía Jill McCabe guardaba sus reservas. "Si piensas que esto va a ser un problema para ti profesionalmente, incluso si está permitido, no lo haré", le dijo a su marido, según cuenta en la carta del Post.


Luego de consultar con expertos en ética del FBI, Andrew McCabe se mantuvo alejado de la campaña. No participó en ninguno de los actos proselitistas de su esposa, según ella, que define a su marido como un “republicano confiable”.

McCabe perdió aquella elección, al obtener 47.62% de la votación frente al 55.38% de su oponente republicano Richard H. 'Dick' Black, un coronel retirado del Ejército. "Fue decepcionante y muy duro para mí, pero me sentí bien con mi esfuerzo y de volver a la vida normal”, agrega en su misiva.

Un año después de aquello, comenzó el cuestionamiento de Trump y medios conservadores a su muy breve aspiración política. “La participación de Andrew en la investigación de Clinton se produjo no sólo después de las contribuciones a mi campaña sino también después de la elección. Desde la primera noticia han habido miles más, repitiendo la afirmación falsa que había alguna relación entre mi campaña y papel de mi marido en el FBI”, se quejó Jill McCabe.

“Mi reputación personal y mi integridad y la de mi familia ha sido atacada de la manera más horrible. Se siente horrible todos los días y eso se mantiene por las noches. Tomé la decisión de postularme para un cargo porque estaba tratando de ayudar a la gente. En cambio, se convirtió en algo que fue utilizado para atacar a nuestra familia, la carrera de mi esposo y el FBI”, asegura la doctora.

“He pasado incontables horas tratando de entender cómo el presidente y muchos otros pueden compartir esas mentiras destructivas acerca de mí”, subrayó Jill McCabe quien afirma que en el hospital donde ha trabajado durante 21 años quienes la conocen pueden dar testimonio de su profesionalidad.

“No vamos a permitir que nos definan por una narrativa falsa”, aseveró en defensa de su esposo y sus hijos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés