null: nullpx

Fiscal general despide al saliente subdirector del FBI, Andrew McCabe, a pocas horas de su retiro

La medida de Jeff Sessions significa que el exfuncionario no recibirá una porción importante de su pensión. McCabe dice que su despido intenta minar la investigación del fiscal especial del Rusiagate, donde él es un potencial testigo.
16 Mar 2018 – 10:17 PM EDT
Comparte
Esta fotografía del 11 de mayo del 2017 muestra al entonces director interino del FBI Andrew McCabe en una reunión en el Congreso en Washington. (AP Foto/Jacquelyn Martin) Crédito: The Associated Press

El fiscal general Jeff Sessions despidió este viernes en la noche al exsubdirector del FBI Andrew McCabe a poco más de 24 horas de recibir el beneficio de su jubilación. El funcionario ya había renunciado en enero, pero estaba de permiso hasta este domingo, cuando aplicaba su retiro.

Sessions dio a conocer su decisión en un comunicado antes de las 10:00 pm argumentando que el exfuncionario publicó información no autorizada a los medios de comunicación e hizo declaraciones poco respetuosas en varias ocasiones, incluso bajo juramento.

El fiscal general agregó que basado en ello, puso fin a su permanencia en el FBI "con efecto inmediato".

En una reacción minutos después al diario The New York Times McCabe indicó: "La idea de que fui deshonesto es simplemente incorrecta", dijo, y agregó: "Esto es parte de un esfuerzo por desacreditarme como testigo".

En efecto, se espera que McCabe declare como testigo en la investigación del Rusiagate que trata de determinar si hubo colusión entre la campaña de Trump y Rusia para afectar los resultados de las elecciones presidenciales que llevaron al mandatario republicano a la Casa Blanca.

Como testigo, McCabe estaría en posición de corroborar el testimonio del exdirector del FBI James Comey, que mantuvo notas sobre sus polémicas conversaciones con Trump.


Comey dijo que Trump lo instó a exonerarlo públicamente sobre su potencial papel en la intervención rusa en la campaña presidencial de 2016 y lo alentó a cerrar la investigación sobre su asesor de seguridad nacional, quien tuvo que renunciar muy poco tiempo después de asumir el cargo tras conocerse que se reunió con el embajador de Rusia en Washington, algo que había negado en interrogatorios con el FBI.

El presidente Trump reaccionó horas después del anuncio indicando en un tuit que era "un gran día para la democracia"

"James Comey era su jefe e hizo lucir a McCabe como un niño del coro. Él sabía sobre todas las mentiras y corrupción a los altos niveles del FBI", escribió Trump

"Guerra en curso contra el FBI"

En una declaración dada a conocer por sus abogados este viernes en la noche, McCabe dijo que su despido fue parte de la "guerra en curso contra el FBI" encabezada por Trump.

"Me han acusado y tratado de esta manera por el papel que desempeñé, las acciones que tomé y los eventos que presencié después del despido de James Comey", dijo en la declaración dada a conocer por sus abogados.

"Es increíblemente injusto para mi reputación después de una carrera de 21 años" y agregó en el escrito que los ataques públicos del presidente apuntaban a varios objetivos. "El daño real se está haciendo a FBI, al cumplimiento de la ley y al fiscal especial" Robert Mueller, a cargo de la investigación del Rusiagate.

En todo caso, el despido de McCabe este viernes le costará gran parte de los beneficios de su retiro, aunque se espera que pelee legalmente esta decisión. McCabe, veterano del FBI con más de dos décadas de carrera, era elegible para una pensión del gobierno si se retiraba el domingo. El despido pone en peligro ese beneficio, aunque no queda claro cuánto podría perder.

McCabe se ha convertido en una figura relevante en las batallas políticas sobre los casos más destacados del FBI, incluida la investigación sobre el Rusiagate. De la misma manera jugó un rol en la investigación sobre los polémicos correos electrónicos de Hillary Clinton, cuando se desempeñaba como secretaria de Estado del presidente Barack Obama.

Además, McCabe ha sido un blanco frecuente de críticas del presidente Trump. Había presentado su renuncia el pasado 29 de enero luego de presiones desde la Casa Blanca por su papel en la investigación del Rusiagate.

Se esperaba que permaneciera en permiso hasta dentro de dos días para poder disfrutar los beneficios de su jubilación.


Trump criticó una y otra vez a McCabe afirmando que la investigación del 'Rusiagate' a cargo en estos momentos del fiscal especial Robert Mueller, está políticamente motivada por el Partido Demócrata a consecuencia de haber perdido las elecciones presidenciales en noviembre de 2016.

Si tales presiones fueran la razón de la renuncia de McCabe y su despido este viernes, esto podría ser potencialmente grave para el presidente, que entre otras líneas de investigación en medio del 'Rusiagate' ha trascendido a los medios la posibilidad de que Trump sea potencialmente blanco de una acusación de obstrucción a la justicia.

En todo caso, el despido agrega más leña al fuego de una investigación especial que cada vez se acerca más al presidente Trump.

Apenas este jueves se supo que la oficina del fiscal especial Mueller pidió a la Organización Trump que entregue documentos, incluyendo aquellos que estén relacionados con Rusia, según indicaron fuentes a varios medios estadounidenses.

Aunque no está claro cuál es la intención de la solicitud, ni la naturaleza exacta de los documentos, la orden acerca la investigación al entorno del presidente Donald Trump, pese a que en el pasado el mandatario había advertido al fiscal Mueller no debía hacer averiguaciones más allá de lo político.

Las consecuencias que esta decisión de Mueller tienen se pierden en el horizonte y significa que la investigación está muy activa y cada vez más cerca del presidente.

El despido de McCabe este viernes es parte de esa batalla que aún no tiene un final claro.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaJeff SessionsFBI

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés