null: nullpx

El mundo desconfía de Trump: los más escépticos son los mexicanos, los españoles y los suecos

Un estudio de Pew Research en 37 países muestra que el 74% de la población no tiene fe en el liderazgo del presidente de EEUU. La mayor bajada de apoyo sucede entre los aliados europeos. Trump sólo tiene más respaldo que Obama en Rusia e Israel.
27 Jun 2017 – 6:54 AM EDT

El presidente Donald Trump suscita la desconfianza de la población mundial, en particular de los vecinos americanos y los aliados europeos, según un estudio de Pew Research en 37 países. Trump es más impopular que George W. Bush después de la guerra de Irak.

De media, el nuevo presidente tiene un nivel de apoyo del 22%. En contraste, el presidente Barack Obama tenía el respaldo del 64% de la población al final de su Presidencia.

El instituto de investigación Pew ha entrevistado a 40.447 personas en 37 países de los cinco continentes entre el 16 de febrero y el 8 de mayo. Pew hace encuestas globales comparables desde 2002 y las ha repetido a lo largo de los mandatos de Bush y Obama.

Los países donde Trump obtiene los peores resultados entre los encuestados son México, donde apenas tiene la confianza del 5%, y España, del 7%. La caída más radical de la confianza en el presidente de Estados Unidos se ha producido en Suecia: Obama tenía al final de su mandato el apoyo del 93% de los suecos; Trump se ha quedado con el 10%.

La mejor opinión sobre Trump del mundo se encuentra en Filipinas (el 69%), Nigeria y Vietnam (el 58%), Israel (el 56%) y Rusia (el 53%).


Lo que menos gusta

Las políticas más impopulares de Trump son, en este orden, el plan para construir un muro entre Estados Unidos y México, la oposición a los acuerdos de libre comercio y la retirada de Estados Unidos del pacto global para reducir emisiones que producen el calentamiento de la tierra.

La construcción del muro, que es la medida más impopular en todo el mundo, tiene un nivel de rechazo por encima del 90% en México, Suecia y España. La salida de Estados Unidos del acuerdo de París contra el cambio climático es igual de impopular en Alemania, Suecia, Países Bajos y España.

El veto de entrada de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana también es impopular pero algo menos que estas otras medidas. Países como Israel, Rusia, Hungría y Polonia están a favor de esta política.

La gran mayoría de los encuestados en el mundo define a Trump como arrogante, intolerante y peligroso. Aun así, más de la mitad cree que es “un líder fuerte” y casi un 40% lo describe como “carismático”, en particular los hombres. Pese a que en su campaña se presentó como un candidato anti- establishment, el rasgo que menos le define, según las respuestas de este estudio, es su “preocupación por la gente corriente”.

Los vecinos

Desde que Pew empezó a hacer esta encuesta, los mexicanos nunca han estado entre los más favorables del mundo al presidente de Estados Unidos fuera quien fuera. Sólo al principio del primer mandato de Obama había una mayoría clara con una visión positiva del presidente del país vecino, pero la caída de confianza respecto al final de la Presidencia de Obama es de más de 44 puntos.

In Mexico, steep drops in U.S. favorability and confidence in U.S. president

El descenso también ha sido radical en el vecino del norte. En Canadá, el apoyo al presidente de Estados Unidos ha bajado más de 60 puntos respecto a Obama y por primera vez desde que Pew hace esta encuesta la mayoría de los canadienses tienen una opinión negativa sobre el vecino del sur en general.

Trump, U.S. get lowest ratings from Canada in 15 years

Los canadienses son los más cercanos por sintonía cultural con Estados Unidos, pero con Trump han empezado a desconfiar también de cómo funciona el país.

Los amigos rusos

Entre los 37 países de los cinco continentes analizados, Trump sólo genera más confianza que su antecesor en dos: Israel y Rusia. Entre los israelíes la imagen del presidente de Estados Unidos ha mejorado en siete puntos respecto a Obama; entre los rusos, 42.

En Rusia, ni Bush ni Obama tuvieron nunca tanto apoyo como Trump. Un 53% de los rusos tienen una buena opinión del actual presidente. El récord anterior lo logró Obama al principio de su primer mandato, con un 41% de respaldo entre los rusos.

Obama received much higher ratings at the end of his presidency than Trump gets today

La buena opinión de los rusos sobre Trump no se traduce sin embargo en una buena imagen de Estados Unidos, de sus costumbres, su cultura o sus ciudadanos. Por ejemplo, la mayoría de los rusos aseguran que en Estados Unidos no se respetan las libertades personales. En Rusia, Human Rights Watch y otras organizaciones independientes han documentado las continuas violaciones de los derechos humanos, con límites a la libertad de expresión, asociación y orientación sexual.

En general, la mala imagen del presidente tiene una correlación con la evolución de la visión de Estados Unidos, pero la mayoría del mundo todavía tiene una simpatía hacia los ciudadanos o la cultura popular del país.

Alemanas contra Trump

Trump ha mostrado poco interés en el resto del mundo. Tardó más que sus predecesores recientes en hacer su primer viaje al exterior y en su primer tour, a finales de mayo, se mostró disgustado, poco comunicativo y a veces agresivo con los aliados europeos. Su canto nacionalista le separa de los asuntos mundiales.

Ante el vacío de liderazgo de Estados Unidos, la política más popular ahora es la canciller alemana, Angela Merkel.

Merkel gets higher ratings globally than Xi, Putin or Trump

Los números de Trump se parecen en Europa a los del final de la Presidencia de Bush en 2008, tras el estallido de la crisis financiera.

Trump's ratings in Western Europe similar to those for Bush in 2008

Los europeos, además, son los más pesimistas sobre el futuro próximo. Apenas un 8% cree que las relaciones de sus países con Estados Unidos mejorarán.

Entre los europeos, los más escépticos son los españoles y no sólo sobre el actual presidente. En los últimos meses el número de personas encuestadas que tiene una opinión “muy desfavorable” sobre Estados Unidos se ha triplicado. La opinión sobre el presidente mejora un poco entre los españoles que definen como conservadores, pero poco: el 13% de estas personas dicen tener una opinión positiva sobre el presidente de Estados Unidos.

Trump tiene mejor imagen entre los que apoyan en Europa a partidos con un mensaje nacionalista parecido al suyo, por ejemplo entre los que votantes del UKIP, en el Reino Unido, el Frente Nacional, en Francia, o la Lega Nord, en Italia. En cualquier caso, ni siquiera entre estas personas Trump llega a la mitad de opiniones positivas.

La mala opinión sobre Estados Unidos ha crecido más entre las mujeres europeas que entre los hombres, en especial entre las suecas, las alemanas y las francesas.

En ninguno de los países europeos encuestados Trump tiene más opiniones positivas que negativas, pero Estados Unidos se sigue viendo con buenos ojos en Polonia, Hungría e Italia. Los más jóvenes, en la franja de edad de 18 a 29 años, son los que siguen conservando una opinión positiva sobre Estados Unidos en su conjunto en estos países y más allá.

El país también tiene mejor imagen entre las personas que definen como ideológicamente a la derecha.
Trump tiene otra oportunidad de estrechar algún lazo con los europeos en julio, cuando visitará Polonia y acudirá a la cumbre del G-20 en Hamburgo, en Alemania.

En mayo, acabó abroncando a los aliados de la OTAN en una ceremonia conmemorativa de la defensa común y enfrentándose en público y en privado con Merkel.

La única persona en Europa con la que Trump ha trabado una relación más normal es Theresa May, la primera ministra británica. La premier está ahora en horas más bajas tras perder la mayoría parlamentaria en las elecciones de junio y afrontar unas difíciles negociaciones de salida de su país de la Unión Europea. La Casa Blanca ha cancelado de momento el viaje que Trump tenía previsto al Reino Unido para octubre, entre otras cosas por la oposición de la población y el temor a las manifestaciones masivas.

Las series, bien

La pobre imagen de Trump afecta a la imagen de Estados Unidos en el mundo, que ha perdido también 15 puntos respecto al final de la Presidencia de Obama. Sin embargo, los ciudadanos del resto del planeta distinguen entre el presidente y los ciudadanos del país, y siguen teniendo una imagen positiva en conjunto de los estadounidenses.

“Las actitudes hacia el presidente de Estados Unidos y la política exterior tiene un impacto grande en cómo la gente alrededor del mundo ve Estados Unidos, pero también hay otros factores importantes”, explica el estudio de Pew. “La cultura, las ideas y las personas, elementos identificados a veces como ‘poder blando’, también definen cómo la gente alrededor del mundo ve el país”.

La cultura estadounidense es especialmente popular entre los canadienses y entre los europeos, sobre todo suecos, holandeses, polacos, británicos y españoles.

De media, el 58% de los encuestados tienen una opinión favorable del país más allá de la política, sobre todo por las respuestas positivas de los europeos entrevistados, que compensan las negativas en Oriente Próximo. En Turquía, Jordania y Líbano la mayoría de los ciudadanos tiene una opinión desfavorable de los estadounidenses. Ninguno de estos tres países está en la lista de veto de entrada en Estados Unidos que Trump decretó en enero y que ahora la Corte Suprema acaba de avalar parcialmente.

La cultura es un motor de simpatía hacia Estados Unidos. Dos tercios de los encuestados dicen que son admiradores de la música, las películas y la televisión de Estados Unidos, aunque la mayoría dice que no le gustaría que “las costumbres americanas” se difundieran en sus países.

Sólo en algunos países asiáticos como Japón y Vietnam los encuestados dicen que les gustaría importar los hábitos estadounidenses. En el extremo contrario, México es uno de los países que se declara más adverso a la difusión de las costumbres de su vecino del norte, con el 70% en contra.

En conjunto, hay más personas que dudan ahora de los valores democráticos del país que solía ser referencia. En Canadá, el 55% declara que no le gusta el concepto de democracia de Estados Unidos. En Francia, el 64%. El México, el 68%.

Paradójicamente, en Oriente Próximo sigue habiendo oposición a la adopción de costumbres de Estados Unidos, pero hay apoyo a las ideas de democracia del país que faltan en sus regímenes autoritarios, por ejemplo en países como Líbano.

Trump ha repetido que su “trabajo” no es llevarse bien con los aliados. “Mi trabajo no es representar al mundo”, dijo ante el Congreso en febrero. En ese discurso añadió después: “Pero sabemos que Estados Unidos está mejor cuando hay menos conflictos, no más”. La manera de conseguirlo, según él, es “encontrar nuevos amigos”.


Las fotografías inolvidables del primer viaje internacional del presidente Donald Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpEncuestas

Más contenido de tu interés