El ciberataque ruso a las elecciones en EEUU fue "mucho mayor de lo que se creía"

De acuerdo con un reporte de Bloomberg News, las dimensiones de la interferencia rusa en el proceso electoral alcanzó al menos 39 estados e incluyó la alteración de datos de votantes y la manipulación de programas informáticos.
13 Jun 2017 – 2:36 PM EDT

El ciberataque ruso al sistema electoral estadounidense durante las elecciones de 2016 alcanzó al menos 39 estados e incluyó la alteración de datos de votantes y la manipulación de programas informáticos, según un reporte de Bloomberg News.

El texto, que cita a tres agentes implicadas en la investigación sobre la piratería rusa en los comicios de noviembre, indica que los hackers al servicio de Moscú intentaron borrar o modificar información electoral y pudieron acceder, incluso, a una base de datos vinculada al financiamiento de la campaña de los demócratas.

El alcance y la sofisticación del ataque informático preocuparon tanto a los funcionarios de la administración Obama que, según Bloomberg News, tomaron un paso sin precedentes: volver a los tiempos del “teléfono rojo” y establecer un canal de comunicación directa con el Kremlin para quejarse de la supuesta intromisión.

De acuerdo con los investigadores, entrevistados en condición de anonimato, en octubre pasado la Casa Blanca contactó a Moscú para ofrecer “documentos detallados” para probar la implicación de Rusia en el ciberataque y advertir sobre las posibles consecuencias de esos hechos.

Aunque las fuentes descartaron una posible influencia en el resultado final de las elecciones, recalcaron que el ataque ruso, ocurrido durante el verano de 2016, fue mucho más amplio en cuanto a estrategias y abarcó el doble de los estados que se habían informado inicialmente.

Un documento clasificado de la Agencia de Seguridad Nacional reveló también recientemente que el alcance de la piratería rusa fue mayor de lo que se había considerado.

¿Hackeo inicial para futuras interferencias?

Uno de los misterios aún no resueltos, asegura Bloomberg, es por qué la inteligencia rusa, después de acceder a los sistemas estatales y locales, no intentó interrumpir o interferir el día de la votación, como ya lo había hecho anteriormente.

Según las fuentes de Bloomberg News, la administración Obama creía que los rusos se estaban preparando para borrar la información del registro de votantes o para obstruir el recuento de votos.

Pero nada de eso aconteció.

Para el editor de Política de Univisión Noticias, Carlos Chirinos, la sola amenaza fue productiva para los intrusos porque tiene el potencial de generar desconfianza sobre la seguridad del sistema de votación estadounidense.

Los agentes entrevistados por Bloomberg News dan otra posible explicación: pudo haber sido solo una jugada estratégica y, ahora, los rusos tendrán tres años para aprovechar su conocimiento de los sistemas de votación de Estados Unidos y podrán influir en las próximas elecciones presidenciales.


Aunque Chirinos estima que los resultados podrían verse mucho antes, como las elecciones de medio término para el Congreso, previstas para 2018.

“Paradójicamente, hasta ahora, la complejidad del sistema electoral de Estados Unidos, fragmentado en centenares de distritos electorales autónomos y manejados independientemente por los estados, ha sido la mayor dificultad que parecen haber encontrado quienes quieren manipular electrónicamente una elección”, precisó.

Aunque Rusia negó en un inicio su participación en el ciberespionaje, el presidente Vladimir Putin admitió a inicios de mes que era "teóricamente posible" que "hackers patrióticos" podrían haber interferido en el proceso electoral estadounidense.

Las revelaciones tienen lugar a unas horas de que el Comité de Inteligencia del Senado interrogue al fiscal general Jeff Sessions, uno de los miembros del equipo de Trump sobre el que pesa la sombra de pasados contactos con altos funcionarios rusos.

La pasada semana, el exjefe del FBI James Comey aseguró no tener dudas sobre los intentos del gobierno ruso de intervenir en las elecciones y estimó que esta práctica podría repetirse en el futuro.


En fotos: Las expresiones que revelan como fue la relación entre Putin y Obama

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés