EEUU expulsa a 35 diplomáticos rusos y anuncia duras sanciones por el 'hackeo electoral'

Las medidas incluyen también sanciones contra dos servicios de inteligencia rusos que según la Casa Blanca ordenaron el hackeo al Comité Nacional Demócrata.
29 Dic 2016 – 2:22 PM EST

El gobierno del presidente Barack Obama ordenó este jueves castigar a Rusia con las sanciones más duras que se hayan impuesto a un país por promover el hackeo. Las medidas decretadas a días de que el mandatario deje el poder incluyen la expulsión de 35 funcionarios de inteligencia rusos de Estados Unidos y sanciones contra dos servicios de inteligencia de ese país que Washington considera ordenaron hackear al Comité Nacional Demócrata (CND).

Las medidas, que llevaron al punto más bajo las relaciones entre Washington y Moscú desde los roces por la situación en Ucrania y Siria, "se dan tras las reiteradas advertencias que hemos hecho de forma pública y privada al gobierno ruso, y son una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para dañar los intereses de Estados Unidos violando las normas internacionales del comportamiento", se lee en un comunicado de la Casa Blanca.

"Todos los estadounidenses deben alarmarse con las acciones de Rusia. En octubre, mi administración reveló nuestros hallazgos de que Rusia tomó acciones con la intención de interferir en el proceso electoral de Estados Unidos. El robo y divulgación de información solo pudo haber sido autorizado por los niveles más altos del gobierno ruso", agregó.

Obama había sido cuestionado por su indulgencia respecto a Moscú cuando se supo que hackers afines a Rusia fueron los autores de los ciberataques de las cuentas del CND y del jefe de la campaña de la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton. En ese momento, el FBI y la CIA determinaron que el gobernante ruso, Vladimir Putin, buscó influir en el resultado de las presidenciales ganadas por el republicano Donald Trump, una intromisión sin precedentes en Estados Unidos.

Tras el anuncio, el canciller ruso, Sergei Lavrov, aseguró que las sanciones estadounidenses afectarán el restablecimiento de los lazos entre los dos países.

El Kremlin adelantó que su respuesta a las sanciones contendrá medidas de retaliación "adecuadas", mientras que un portavoz presidencial afirmó, citado por la agencia estatal Tass, que las acciones de Obama buscan "dañar las relaciones que ya se encuentran en su punto más bajo y, presuntamente, asestar un golpe a los planes de política exterior del próximo gobierno". Rusia ha negado haber interferido en los comicios.

"Pasar la página"

El presidente electo Trump dijo por su parte que Estados Unidos debe "pasar la página", aunque se comprometió a reunirse con funcionarios de inteligencia para profundizar en esta situación. "Es tiempo de que nuestro país pase la página hacia cosas más grandes y mejores", dijo el empresario convertido en político en un escueto comunicado.

No está claro qué hará el republicano con estas sanciones una vez asuma el poder el próximo 20 de enero, pero en el pasado expresó su deseo de mejorar la relación Moscú-Washington y amenazó con derogar las acciones ejecutivas de su antecesor.

Las sanciones contemplan a nueve entidades e individuos rusos: los dos servicios de inteligencia de ese país (conocidos como el GRU y el FSB por sus siglas en inglés), cuatro oficiales del GRU y tres compañías que proveen material para las operaciones cibernéticas del GRU, precisa el comunicado.

El Departamento de Estado también cerrará dos instalaciones en Maryland y Nueva York que son usadas por funcionarios rusos y expulsó a 35 oficiales de suelo estadounidense al catalogarlos "persona non grata". Ese departamento también se había quejado en el pasado por el acoso policial a diplomáticos suyos en Moscú, tema que fue tratado personalmente por el secretario de Estado, John Kerry, con Putin y con su par ruso Lavrov.

"Estas acciones no representan la suma total de nuestra respuesta contra las actividades agresivas de Rusia", acotó la Casa Blanca sin brindar más detalles sobre futuras medidas contra Moscú. El gobierno prometió entregar en los próximos días un reporte al Congreso detallando los "esfuerzos de Rusia para interferir en las elecciones, así como actividad cibernética maliciosa relacionada con el proceso electoral en las elecciones previas".

Esto es lo que ha dicho Trump sobre el hackeo ruso: