null: nullpx
Sanciones

EEUU incauta el cargamento de gasolina de cuatro buques presuntamente enviados por Irán a Venezuela, según reportes

Los cuatro barcos interceptados tras una orden del Demartamento de Justicia llevaban un cargamento de 1.1 millones de barriles de gasolina. EEUU vincula a un empresario iraní con la Guardia Revolucionaria que Washington califica de grupo terrorista.
14 Ago 2020 – 06:34 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

En una nueva escalada diplomática entre Washington y los regímenes de Caracas y Teherán, autoridades de Estados Unidos incautaron el cargamento de cuatro barcos que presuntamente llevaban gasolina iraní a Venezuela, informó el diario Wall Street Journal y la agencia AP

El Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió el mes pasado una orden para incautar el cargamento de los buques "Bella", "Bering", "Pandi" y "Luna", vinculándolos con la Guardia Revolucionaria de Irán, que Washington ha calificado de grupo terrorista.

Los cuatro barcos fueron interceptados en el mar y ahora están en ruta a Houston, Texas, afirmó el WSJ, citando a funcionarios estadounidenses. Pero no está totalmente claro que sea así.

Un alto funcionario de Estados Unidos le dijo a la agencia AP que no se recurrió al uso de la fuerza para ejecutar los decomisos y que los buques no fueron confiscados físicamente. En su lugar, las autoridades estadounidenses amenazaron a los propietarios, aseguradoras y capitanes de los barcos con sancionarlos para obligarlos a entregar sus cargas, que ahora se han convertido en propiedad estadounidense, según el funcionario.

Los fiscales alegaron que los cuatro buques transportaban a Venezuela 1.1 millones de barriles de gasolina. Sin embargo, los barcos cisterna nunca arribaron al país sudamericano y después desaparecieron. Dos de los buques reaparecieron posteriormente cerca de Cabo Verde, dijo a la AP un segundo funcionario estadounidense.


Hace semanas los capitanes de los cargueros apagaron sus dispositivos de rastreo para ocultar sus ubicaciones, dijo Russ Dallen, un socio en Miami de la firma de corretaje Caracas Capital Markets, que da seguimiento a los movimientos de navíos.

El Bering dejó de transmitir su ubicación el 11 de mayo en el Mediterráneo, cerca de Grecia, y desde entonces no ha encendido su radar, y el Bella hizo lo mismo el 2 de julio en Filipinas, dijo Dallen. El Luna y el Pandi fueron detectados por última vez cuando navegaban juntos por el golfo de Omán el 10 de julio, fecha en la que fue emitida la orden de confiscación estadounidense. Según información naviera, el Pandi, al que también llaman Andy, reportó que fue “desguazado” o vendido como chatarra, según Dallen.

La demanda de la justicia estadounidense dice que el empresario iraní Mahmud Madanipur, quien presuntamente tiene vínculos con la Guardia Revolucionaria, organizó estos envíos para Venezuela utilizando compañías de fachada offshore y transferencias de barco a barco para evitar sanciones contra Irán.


Teherán dice que los barcos no son suyos

El embajador de Irán en Venezuela dijo que los informes sobre la captura de los barcos eran "otra mentira y guerra psicológica" de Estados Unidos.

"Los barcos no son iraníes, y ni el dueño ni su bandera tienen nada que ver con Irán", dijo Hojat Soltani en Twitter, en español.

“El terrorista #Trump no puede compensar su humillación y derrota ante Irán usando propaganda falsa”.

Aparentemente, los buques incautados navegaban bajo bandera de Malta.

A pesar de poseer las reservas petroleras más grandes del mundo, Venezuela no produce suficiente gasolina refinada y registra una caída en su extracción de crudo a su nivel más bajo en poco más de siete décadas en medio de su crisis económica y las consecuencias de las sanciones estadounidenses. La economía venezolana ha sido devastada por seis años de recesión.


Las sanciones de Washington contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro han obligado a Venezuela, que solía refinar suficiente petróleo para sus propias necesidades, a recurrir a aliados como Irán para aliviar una desesperada escasez de gasolina.

Irán ha enviado varios barcos de gasolina este año a Venezuela para ayudarle a solventar esa escasez.

En mayo, Maduro celebró la llegada de cinco buques cisterna iraníes que entregaron el muy necesario combustible para reducir la escasez que había causado largas filas en Caracas, que no solía padecer ese tipo de penurias.

El gobierno de Trump ha estado intensificando la presión a los propietarios de barcos para que acaten las sanciones impuestas a adversarios de Estados Unidos como Irán, Venezuela y Corea del Norte.

Ni los muertos esquivan la miseria en Maracaibo, la meca petrolera hoy destruida por la crisis en Venezuela (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés