Política

EEUU impondrá sanciones a Rusia por envenenamiento de un exespía ruso exilado en Reino Unido

Washington indica que determinó que el Kremlin violó los tratados de control de armas químicas y biológicas al atentar contra Sergei Skripal y su hija en marzo usando un agente nervioso de fabricación soviética.
8 Ago 2018 – 4:08 PM EDT

El gobierno de Estados Unidos anunció la tarde del miércoles que impondrá sanciones a Rusia a partir del 22 de agosto en respuesta al intento de asesinato por envenenamiento en marzo pasado de un expía ruso y su hija usando un agente nervioso producido en tiempos de la Unión Soviética.

“Estados Unidos determinó bajo la Ley de Control de Armas Químicas y Biológicas y Eliminación de Guerra de 1991 que el gobierno de la Federación Rusa ha usado armas químicas o biológicas en violación de ley internacional, o que ha usado armas químicas o biológicas letales contra sus propios ciudadanos”, indicó la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert en un comunicado.

El exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia fueron encontrados inconscientes en el banco de un parque en la ciudad de Salisbury, al oeste de Londres, como consecuencia de lo que las autoridades británicas determinaron que había sido un envenenamiento con el agente nervioso 'novichok', que fue desarrollado por laboratorios militares soviéticos.

Esta es la primera admisión oficial por parte de la Casa Blanca que el Kremlin fue el responsable del ataque contra Skripal y su hija.

La aplicación de la ley podría conducir a una serie de limitaciones a las exportaciones rusas y al acceso a financiamiento, pero su impacto podría ser limitado porque se pueden superponer a otras medidas ya en marcha, como la veda al comercio de armas.

Se espera que en una primera fase se prohíban las licencias para exportar a Rusia material sensible para la seguridad nacional, como equipos y componentes electrónicos, junto con equipos de aviónica.


Una segunda fase de las sanciones podría producirse en tres meses, salvo que Rusia presente pruebas de que no usará ese tipo de armas en el futuro y permita la inspección de sus arsenales por parte de Naciones Unidas, algo que se considera que el Kremlin no aceptará.

En esa segunda ronda podría incluir la degradación de las relaciones diplomáticas, suspender las conexiones de la línea aérea rusa Aeroflot a EEUU, y una recorte mucha más amplio del comercio bilateral.


La medida sirve para que la Casa Blanca promueva la idea de que el presidente Trump no es permisivo ante Vladimir Putin, como le acusan sus detractores.

Aunque Trump asegura que nadie ha sido más duro con el presidente ruso, muchos, tanto republicanos como demócratas, insisten en la percepción de que el estadounidense ha sido benevolente con el ruso y muestran la reciente rueda de prensa al final de la cumbre que tuvieron en Helsinki como prueba.

En marzo pasado, el gobierno estadounidense secundó a sus aliados británicos y acusó a Moscú de ser el responsable del ataque contra los Skripal, queines al cabo de varias semanas hospitalizados lograron recuperarse.

A fines de aquel mes, Washington se unió a sus socios europeos para expulsar a decenas de diplomáticos rusos y cerró un consulado ruso en Seattle, como represalia al ataque en Reino Unido y lo que se describió como "acciones de espionaje" en territorio estadounidense.

"Laven la ropa": piden a quienes fueron al bar donde un exespía ruso fue atacado con gas nervioso

Loading
Cargando galería
Publicidad