null: nullpx

Doug Jones le arrebata a los republicanos un escaño del Senado por Alabama ayudado por las acusaciones de acoso sexual contra Roy Moore

Los resultados son una derrota para el presidente Trump, que apoyó la candidatura de Roy Moore casi al final de la campaña para recuperar la ventaja que había perdido el republicano tras las denuncias de varias mujeres.
13 Dic 2017 – 10:28 PM EST

El demócrata Doug Jones ganó este martes por la noche el escaño de Alabama en el Senado en una reñidas elecciones que le dieron la victoria ayudado por las denuncias de acoso sexual de varias mujeres contra su rival en la contienda, Roy Moore. Rompe así 25 años de hegemonía republicana en este estado.

Cuando se habían contado más de 95% de los votos, los medios anunciaron a Jones, de 63 años, como ganador con una diferencia de menos de uno por ciento. Moore, por su parte, se dirigió a sus seguidores sin conceder la victoria a su rival y asegurando que los votos aún están siendo contados.

"Tengo que decirles: creo que he estado esperando este momento toda mi vida y ahora no sé qué decir", fueron las primeras palabras de Doug Jones tras el resultado. "Estoy abrumado, pero quiero decir un par de cosas: ya había dicho que el 12 de diciembre iba a ser un día histórico. Pero debo decirles, que siempre lo es. Estoy de aniversario", agregó Jones.

"Hemos llegado muy lejos: los residentes de Alabama han hablado", señaló un emocionado Jones. "Esta campaña nunca ha sido sobre mí, siempre ha sido sobre cada uno de los votantes y sus hijos, de los voluntarios que han tocado puertas y han hecho llamadas (...) Esta elección ha sido sobre dignidad y respeto. Sobre el estado de derecho. Sobre la decencia y la certeza de que sin importar donde vivas, recibirás lo justo".

Agradeció a distintas minorías por ayudarle a conseguir su victoria. "A mis amigos de la comunidad latina: gracias", les dijo tras reconocer también a la comunidad afroamericana y judía. "Queríamos asegurarnos de que esta campaña fuese sobre encontrar terrenos comunes".


Una derrota para Trump

Las de este martes en Alabama son consideradas unas elecciones de impacto nacional que podrían marcar el ritmo de las votaciones de 2018, en las que se espera renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Representan un golpe para el presidente Donald Trump, quien dio su apoyo al candidato hacia el final de la campaña en un intento por revertir la pérdida de terreno que había sufrido el republicano tras las acusaciones.

En su cuenta de Twitter, el mandatario reconoció el triunfo demócrata aunque planteando dudas sobre la posibilidad de que los votos escritos (write-in votes) pudieran afectar el resultado. "Felicidades a Doug Jones por una batallada victoria. Los votos escritos jugaron un muy importante factor, pero una victoria es una victoria. La gente en Alabama es grandiosa, y los republicanos tendrán otra oportunidad para optar a este puesto en un periodo muy corto".

Hasta hace pocas semanas, el favorito era –sin duda– Moore, pero las acusaciones de acoso sexual –incluso a menores cuando él estaba en sus 30 años– abrieron una oportunidad a los demócratas para sentar a un representante en la Cámara Alta por primera vez en 25 años.

Según las encuestas a boca de urna que había presentado CNN a final de la tarde del martes, el escándalo por acusaciones de acoso sexual contra Moore que consumió las semanas finales de la campaña no tuvo tanta resonancia a la hora de votar. En total, 40% de los consultados consideró importante las acusaciones y, entre ellos, solo el 10% dijo que eso era determinante para decidir entre Moore y Jones. Una mayoría (55%) dijo que no era un elemento relevante. Para el 90% de los republicanos, los señalamientos contra su candidato eran falsos.

Según la encuestas a boca de urna de CNN, el 65% de los votantes que participaron en el proceso eran blancos, 30% negros y apenas 3% eran latinos.

Un liberal vence a un conservador

El exfiscal Doug Jones es reconocido por la condena a dos supremacistas blancos por el atentado con bomba contra una iglesia en Birmingham que dejó cuatro niñas negras fallecidas. Tradicionalmente ha contado con el apoyo de los liberales moderados y de los independientes, y es muy admirado por la comunidad negra de Alabama, que representa 26% de la población con derecho a voto en ese estado, así como de la latina.

En contraposición, su rival Moore, de 70 años, aseguraba que la homosexualidad debía ser considerada ilegal, rechazaba a los dreamers y creía en que había que restringir la inmigración a Estados Unidos solo a aquellos más calificados.

El demócrata creció en un barrio de clase trabajadora en Fairfield, al oeste de Birmingham, un área industrial en la que se concentran fábricas de acero. Su padre trabajaba en esta industria al igual que uno de sus abuelos. Él, por su parte, cuando no estaba en la escuela era empleado en un molino.

En la actualidad, Jones ejercía la abogacía privada. Se inició en la política como ayudante y consejero de demócratas en el Senado.

La victoria de Jones complica aún más las votaciones en el Senado para los republicanos, que ya han visto dificultades para aprobar proyectos de ley por la deserción de votos como sucedió con el fallido intento de derogar la Ley de Salud Asequible, conocida como Obamacare.

De acuerdo con los análisis del conteo, la participación fue mayor de la esperada, con algunos circuitos de mayoría demócrata participando en volumen. Se estima que la participación llegue al 35% del padrón electoral, 10 puntos más de lo que pronosticaron las autoridades del estado. Las primarias republicanas convocaron a 14% del electorado.

En fotos: Así transcurrió la elección para senador por Alabama que ganó el demócrata Doug Jones

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés