null: nullpx

Trump anuncia una rueda de prensa para explicar cómo pretende evitar el conflicto de interés con su negocio

El presidente electo anunció que dejará de manera "completa" sus negocios, aunque no dio detalles sobre cómo implementará la medida. El anuncio se produce después de varios artículos que ponen en cuestión la posible imcompatiblidad de sus negocios con la presidencia.
30 Nov 2016 – 7:10 AM EST

Después de las dudas suscitadas sobre si existe incompatibilidad para el presidente electo Donald Trump por conflicto de intereses con sus empresas, el republicano anunció este miércoles una rueda de prensa para el 15 de diciembre en la que explicará su salida "completa" de sus negocios.

Trump informó que dará una "importante" conferencia de prensa para hablar sobre el asunto en Nueva York, acompañado de sus hijos, que ya trabajan en las compañías familiares y se espera que tomen las riendas por completo.


Cuatro de sus hijos adultos de Trump, Eric, Ivanka y Donald Jr., así como su yerno, Jared Kushner, han estado fuertemente vinculados a la campaña y ahora forman parte del equipo de transición presidencial.

En una cadena de mensajes de Twitter, el presidente electo dijo que dejará sus negocios de manera "completa" para "centrarse totalmente en gobernar el país para HACER ESTADOS UNIDOS GRANDE OTRA VEZ".

"Visualmente importante"

El magnate señala que aunque las leyes no le obligan a dejar sus negocios, algo que sí ocurre con el resto de los altos funcionarios de la Administración, toma la decisión para que evitar "un conflicto de intereses".

Según indicó, están preparando los documentos legales para dejar de participar en las operaciones comerciales de sus diversos negocios. "¡La Presidencia es una tarea mucho más importante!", tuiteó.

Trump considera que es "estéticamente importante, como presidente, de ningún modo tener un conflicto de intereses con mis diversos negocios".

Estos mensajes se producen después de la publicación en el New York Times y el Washington Post publicaran extensos artículos con el complejo entramado de empresas que tiene Trump entre propias y participadas en distindos países, y sus relaciones con otros empresarios.

Es la primera vez que Estados Unidos elige a un ciudadano con una fortuna privada y un imperio comercial tan grande y complejo como los de Trump, de ahí el análisis exhaustivo de la normativa que se podría interponer en su camino.


Hay distintas leyes que limitan su actuación, pero en particular se mira a la cláusula de emolumentos extranjeros, que fue diseñada en el siglo XVIII para evitar que funcionarios recibiran regalos de otros países.

El texto prohíbe a cualquier persona que trabaje en el gobierno federal recibir regalos de gobiernos extranjeros o pago alguno por servicios que se intercambien con ellos. Por tanto, se prohíbe la compensación.

En este caso estaría en cuestión, por ejemplo, qué sucedería si una delegación diplomática se hospedara en alguno de los hoteles que posee, especialmente el recién inaugurado en Washington.

El Washington Post señala como muestra de una nueva era el hecho de que líderes extranjeros habrían tratado de hablar con el presidente electo a través de sus organizaciones internacionales y no en llamadas coordinadas con el Departamento de Estado.

Además menciona que tras la elección, una agencia de noticias georgiana informó que un plan para construir una torre Trump que había quedado en el cajón había vuelto a ponerse en marcha, dejando en evidencia lo difícil que puede resultar trazar los límites.


Más contenido de tu interés