null: nullpx
Salud

Corte Suprema bloquea regla de vacunación para empresas pero permite el mandato para trabajadores de la salud

La decisión de la máxima corte se produce en un momento de aumento de los casos de coronavirus debido a la variante ómicron.
Publicado 13 Ene 2022 – 02:55 PM EST | Actualizado 13 Ene 2022 – 10:06 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La Corte Suprema bloqueó este jueves la regla de vacunación obligatoria o pruebas de coronavirus periódicas para las empresas, pero decidió permitir el mandato de vacunación para la mayoría de los trabajadores de la salud.

La decisión es sobre la orden del gobierno que había argumentado que ambos mandatos eran necesarios. El objetivo era presionar masivamente a la gente para vacunarse contra el covid-19.

Muchas empresas y 27 estados liderados por republicanos habían pedido al Tribunal que suspendiera los requisitos propuestos por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), que habían sido confirmados por un tribunal inferior.

La Corte Suprema ya se había mostrado escéptica la semana pasada sobre la autoridad de la administración de Biden para imponer un requisito de vacunación o pruebas a los grandes empleadores del país. El tribunal parecía más abierto a un mandato de vacuna separado para la mayoría de los trabajadores de la salud. Algo que se confirmó este jueves.

La mayoría conservadora de la Corte concluyó que la administración se extralimitó en su autoridad al tratar de imponer la regla de vacuna o pruebas de la OSHA en las empresas estadounidenses con al menos 100 empleados. Más de 80 millones de personas se habrían visto afectadas.

"OSHA nunca antes había impuesto tal mandato. El Congreso tampoco. De hecho, aunque el Congreso ha promulgado una legislación significativa que aborda la pandemia, se ha negado a promulgar cualquier medida similar a la de OSHA", escribieron los conservadores en la opinión sin firmar.

En desacuerdo, los tres liberales de la Corte argumentaron que fue la propia Corte la que se extralimitó al sustituir su juicio por el de los expertos en salud. "Actuando fuera de su competencia y sin base legal, la Corte desplaza los juicios de los funcionarios gubernamentales a los que se les asignó la responsabilidad de responder a las emergencias de salud en el lugar de trabajo”, escribieron los jueces Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor en una disidencia conjunta.

Mandato polémico

Al elaborar la regla de OSHA, los funcionarios de la Casa Blanca siempre anticiparon desafíos legales. Sin embargo, la administración aún considera que la regla es un éxito al lograr que millones de personas se vacunen y que las empresas privadas implementen sus propios requisitos que no se ven afectados por el desafío legal.

Las decisiones en ambos casos se producen en un momento de aumento de los casos de coronavirus debido a la variante ómicron.

El segundo reglamento que recibió luz verde es un mandato que se aplica a prácticamente todo el personal sanitario del país. Cubre a los proveedores de atención médica que reciben fondos federales de Medicare o Medicaid, lo que podría afectar a 76,000 centros de atención médica, así como a los proveedores de atención médica domiciliaria. La regla tiene exenciones médicas y religiosas.

Ambas reglas de vacunas exacerbarían la escasez de mano de obra y serían costosas para las empresas, había argumentado el viernes pasado el abogado Scott Keller en nombre de más de dos docenas de grupos empresariales. Sin una orden inmediata de la Corte, "los trabajadores renunciarán de inmediato", dijo Keller.

El gobierno de Biden argumentó en defensa de sus mandatos que el covid-19 "es la pandemia más mortífera en la historia de Estados Unidos y representa un peligro único en el lugar de trabajo". OSHA ha estimado que su reglamento de emergencia salvará 6,500 vidas y evitará 250,000 hospitalizaciones durante seis meses.

Casi 207 millones de estadounidenses, el 62.3% de la población, están completamente vacunados y más de un tercio de ellos han recibido vacunas de refuerzo, incluidos los nueve magistrados que participaron en este fallo.

Andy Slavitt, exasesor de la administración de Biden sobre covid-19, dijo que los requisitos de la vacuna son extremadamente efectivos para el 15% al 20% de los estadounidenses "a quienes no les gusta recibir una inyección", pero que lo harían y no tendrían ningún esfuerzo extenuante.


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés