null: nullpx

Comisión de Elecciones de Wisconsin acepta petición de reconteo de votos

Los candidatos presidenciales, Jill Stein por el partido verde y el independiente Rocky de la Fuente, habían pedido a la comisión que recontara los votos de este estado por temor a que haya habido fraude en la elección del 8 de noviembre, que dio como ganador a Donald Trump.
25 Nov 2016 – 6:07 PM EST

La Comisión de Elecciones de Wisconsin "se prepara para avanzar con un recuento estatal de votos para el Presidente de los Estados Unidos", según lo confirmó el administrador Michael Haas, luego de aprobar las peticiones de recuento hechas por dos exaspirantes a la Casa Blanca: Jill Stein y Rocky De La Fuente,

"Hemos reunido un equipo interno para dirigir el recuento, hemos estado en estrecha consulta con nuestros compañeros de la secretaría del condado, y hemos arreglado la representación legal por el Departamento de Justicia de Wisconsin", dijo Haas.

"Planeamos celebrar una reunión de teleconferencia para los empleados del condado la próxima semana. El recuento comenzará después de que la campaña de Stein haya pagado la cuota de recuento, la cual todavía estamos calculando".

Jill Stein posteó una foto en su Facebook celebrando su victoria e invitó a través de su página web a voluntarios que quieran servir como monitores del proceso en cada estado de Winsconsin. También tuiteó la decisión de la Comisión.


El estado debe trabajar bajo un plazo federal del 13 de diciembre para completar el recuento. Stein también se ha comprometido a solicitar recuentos de votos en Michigan y Pennsylvania.

Un triunfo de Hillary Clinton en Wisconsin no derribaría el liderazgo de Trump, pues sólo le daría 10 votos en el crucial colegio electoral que le dio la victoria a Trump en las elecciones del 8 de noviembre.

Pero una victoria en Wisconsin, sumada a Michigan (16 votos electorales) y Pennsylvania (20 votos electorales) habrían asegurado la presidencia para la demócrata.

La campaña de Stein necesita recaudar millones de dólares para cubrir los honorarios para el recuento de votos en los tres estados. Su campaña de crowdsourcing que busca recoger $7 millones, ya alcanza la cifra de $5,3 millones.

El plazo de Pennsylvania es el lunes, y el de Michigan es el miércoles. Funcionarios oficiales dijeron que no había evidencia de alteración de las elecciones en los tres estados donde el candidato republicano obtuvo victorias sobre su rival demócrata. Ni Clinton ni Trump han hecho comentarios públicos sobre la cuestión de los recuentos.

Un recuento es diferente de una auditoría y es más riguroso, explicó Haas del Comité electoral de Wisconsin. Más de 100 unidades de informes en todo el estado fueron seleccionadas al azar para una auditoría separada de su equipo de votación según lo requerido por la ley estatal, y ese proceso ya ha comenzado.

Las auditorías electrónicas de los equipos de votación determinan si todas las papeletas correctamente marcadas son tabuladas con precisión por el equipo. En un recuento, se examinan todas las papeletas, incluidas las que originalmente fueron contadas a mano. Además, las juntas de canciller del condado examinarán otros documentos, incluyendo listas de encuestas, solicitudes escritas de ausencia, boletas de votantes rechazadas y papeletas provisionales antes de contar los votos.

Haas señaló que el papel de la Comisión es ordenar el recuento, proporcionar orientación legal a los condados y certificar los resultados. Si los candidatos no están de acuerdo con estos, la ley les da el derecho de apelar en la corte de circuito dentro de cinco días hábiles después de que se complete el recuento.

Más contenido de tu interés