null: nullpx
Joe Biden

Biden conmemora el 'Domingo Sangriento' con un decreto para garantizar el derecho al voto

El plan de Biden fue anunciado este domingo, en un discurso grabado para conmemorar el 56 aniversario del 'Domingo Sangriento', el incidente de 1965 en el que unos 600 activistas de derechos civiles fueron brutalmente reprimidos por policías estatales mientras intentaban marchar por el derecho al voto en Alabama.
8 Mar 2021 – 02:08 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Una nueva orden ejecutiva del presidente Joe Biden ordena a las agencias federales que implementen una serie de medidas para promover el acceso al voto, mientras los demócratas del Congreso presionan por un proyecto de ley electoral para contrarrestar los esfuerzos que buscan restringir el acceso al sufragio.

El plan de Biden fue anunciado este domingo, en una intervención grabada para conmemoral el 56 aniversario del 'Domingo Sangriento', el incidente de 1965 en el que unos 600 activistas de derechos civiles fueron brutalmente reprimidos por policías estatales mientras intentaban marchar por el derecho al voto en Selma, Alabama.

"Todos los votantes elegibles deberían poder votar y hacer que se cuente", dijo Biden según la transcripción de su intervención para el desayuno de unidad Martin y Coretta King este domingo. “Si tienes las mejores ideas, no tienes nada que esconder. Que la gente vote".

La orden de Biden incluye varias disposiciones, como ordenar a las agencias federales que amplíen el acceso al registro de votantes y a la información electoral. También pide a los jefes de las agencias federales que elaboren planes para dar tiempo libre a los empleados federales para que voten o se ofrezcan como voluntarios en puestos electorales no partidistas, y proscribe una revisión del sitio web del gobierno Vote.org.

"Demasiados estadounidenses enfrentan obstáculos importantes para ejercer su derecho fundamental al voto. Durante generaciones, los votantes negros y otros votantes de color se han enfrentado a políticas discriminatorias que reprimen su voto", de acuerdo con un comunicado que anuncia la orden ejecutiva, divulgado por la Casa Blanca.


"Los votantes de color tienen más probabilidades de enfrentarse a largas filas en las urnas y están desproporcionadamente afectados por las leyes de identificación de votantes y las limitadas oportunidades de votar por correo. Los nativos americanos también enfrentan oportunidades limitadas para votar por correo y, con frecuencia, carecen de suficientes lugares de votación y oportunidades de registro de votantes cerca de sus hogares. El acceso limitado a la asistencia lingüística es un obstáculo para muchos votantes. Las personas con discapacidades enfrentan barreras de larga data para ejercer su derecho al voto, especialmente cuando se trata de adaptaciones legalmente requeridas para votar de forma privada e independiente. Los miembros de nuestras fuerzas armadas que sirven en el extranjero, así como otros ciudadanos estadounidenses que viven en el extranjero, también enfrentan requerimientos innecesarios", detalló el comunicado.

Los demócratas están intentando solidificar el apoyo a la Resolución 1 de la Cámara de Representantes, que toca prácticamente todos los aspectos del proceso electoral y que fue aprobada el miércoles en una votación prácticamente dentro de las líneas partidistas con 220 votos a favor de los demócratas y 210 en contra de los republicanos.

El proyecto de ley sobre el derecho al voto aprobado en la Cámara Baja incluye disposiciones para restringir la manipulación partidista de los distritos del Congreso, el llamado 'gerrymandering', eliminar los obstáculos a la votación y brindar transparencia a un sistema de financiamiento de campañas turbio que permite a los donantes adinerados financiar causas políticas de manera anónima.

Los demócratas dicen que el proyecto de ley ayudará a sofocar los intentos de supresión de votantes, mientras que los republicanos lo plantean como una interferencia federal no deseada en la autodeterminación de los estados para implementar sus propias legislaciones.


En un Senado dividido a la mitad el destino de este proyecto de ley es todavía incierto. Los grupos conservadores han emprendido una campaña de $5 millones para tratar de persuadir a los senadores demócratas moderados para que se opongan a la medida.

Con su orden ejecutiva, Biden busca centrar la atención en el tema aprovechando además la conmemoración de este día tristemente célebre en la historia del país.

El 'Domingo Sangriento' demostró ser un punto de inflexión en el movimiento de derechos civiles que llevó a la aprobación de la Ley de Derechos Electorales de 1965. De manera similar, Biden espera que el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero por simpatizantes de Trump sea un llamado de atención para que el Congreso tome medidas para mejorar la protección de los votantes.

“En 2020, con nuestra propia democracia en juego, incluso en medio de una pandemia, votaron más estadounidenses que nunca”, dijo Biden en sus comentarios. "Sin embargo, en lugar de celebrar esta poderosa demostración de votación, vimos una insurrección sin precedentes en nuestro Capitolio y un brutal ataque a nuestra democracia el 6 de enero. Un esfuerzo nunca antes visto por ignorar, socavar y deshacer la voluntad del pueblo", añadió.

Los comentarios de Biden también rinden homenaje a los históricos luchadores por los derechos civiles en el país, el Reverendo C.T. Vivian, el reverendo Joseph Lowery y el representante John Lewis, fallecidos todos el pasado 2020.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés