Aliados de Trump piden que Susan Rice testifique en el Congreso por "sabotear" al presidente

Los defensores del presidente acusan a la exasesora de Seguridad Nacional de usar su autoridad en los últimos días del gobierno Obama para dañar a la administración entrante. Piden que Rice declare ante el Congreso pero ella niega haberse comportado de modo impropio.

La exasesora de Seguridad Nacional de Barack Obama, Susan Rice, está en la mira de los aliados del presidente Donald Trump por su manejo de información de inteligencia durante el período de transición presidencial.

Varios medios reportaron esta semana que mientras Rice estaba aún en la Casa Blanca, ordenó que nombres del círculo de asesores de Trump fueran "desenmascarados" en los informes de inteligencia.

Los nombres de ciudadanos estadounidenses suelen aparecer "enmascarados" (es decir de forma anónima) en los informes que las agencias de inteligencia redactan cuando espían a ciudadanos extranjeros, pero pueden ser revelados si lo solicitan ciertos funcionarios, entre ellos el asesor de Seguridad Nacional.

Los aliados políticos de Trump creen que Rice hizo estas solicitudes con el propósito de dañar a Trump. Esos documentos son compartidos dentro de las agencias de espionaje aumentando la posibilidad de que algún funcionario filtre esa información a la prensa, como explicó Univision Noticias en esta nota.

"Como miembros de la transición de Trump, estamos profundamente preocupados por estas revelaciones", escribieron tres exmiembros del equipo de transición de Trump en una carta dirigida este martes a los principales demócratas y republicanos en los comités de inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado.

"Exigimos que la señora Rice sea llamada a testificar ante el Congreso para discutir sus motivaciones para estas acciones", agregaron. "Si es cierto, su comportamiento parece negligente en el mejor de los casos y criminal en el peor."

Rice aseguró este martes que nunca trató de revelar los nombres "con fines políticos" y que no ha filtrado esas identidades.

"No filtré nada, a nadie, y nunca lo he hecho y nunca lo haré", dijo Rice.

RELACIONADOS:Donald TrumpEEUU