null: nullpx

Cada vez huracanes más potentes: ¿culpa del cambio climático?

Esto es lo que dice la ciencia sobre cómo influye el calor en la intesidad de las tormentas.
7 Oct 2016 – 04:48 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Por definición, los huracanes son torbellinos de agua que viajan con vientos de alta velocidad y arrasan con todo lo que encuentran a su paso hasta que se debilitan y mueren. Estas grandes tormentas se forman y alimentan de aire cálido y húmedo, por eso es que solo se originan sobre océanos de agua templada y cerca del Ecuador.

Entonces: ¿tiene el alza de las temperaturas globales algún impacto en la cantidad e intensidad de las tormentas que se forman actualmente y que acechan esta temporada? Por ejemplo, tras una racha récords de temperaturas altas en todo el mundo y el paso de al menos cuatro huracanes que han alcanzado categoría 4 o más durante este 2017 (Harvey, Irma, Jose y María), una respuesta afirmativa parece ser la obvia a esta interrogante.

Según expertos de NOAA y de NASA, no cabe duda de que el cambio climático incide en la formación de los huracanes, dado que estos se alimentan fundamentalmente por el calor del océano.

Algunos como el científico del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Estatal de Colorado Philip Klotzbach asegura que es dificil hacer una relación causa consecuencia porque los huracanes, como el cáncer, son multifactoriales. Según una investigación hecha por él en el 2015, “no se ha detectado ninguna tendencia significativa en el registro de observaciones durante los últimos 30 años para las tormentas globales”.

Sin embargo, las conjeturas entre ambos temas continúan. El climatólogo David Zierden, asegura que durante el verano del 2016, las aguas alrededor de Las Bahamas y de la costa sureste de Florida estuvieron al menos 1 grado Celsius más calientes de lo normal. Las temperaturas superficiales promedio del mar han estado aumentando, y algunas regiones del Atlántico Norte y el Golfo de México están más calientes ahora que antes. Estas temperaturas del océano están jugando un papel importante en las tormentas", afirmó.

Para James Elsner, científico de la Universidad Estatal de Florida que ha hecho un extenso estudio sobre cómo el cambio climático afecta a los huracanes asegura que si bien no hay evidencia de que el cambio climático aumente la cantidad de tormentas que se forman, sí es seguro afirmar que las temperaturas cálidas inciden en la fortaleza y magnitud de estas, “Cuanto más caliente esté el océano, mayor es la intensidad”. No por nada algunos científicos hablan ya de modificar la escala para añadir nuevos máximos en la velocidad del viento y por ende, categorías más altas.

Un estudio estadístico sobre los huracanes y tormentas tropicales publicado en el 2007 en la revista Philosophical Transactions of the Royal Society of London sí fue más categórico en la relación temperatura y tormentas. “La cantidad de huracanes que se forman actualmente en el océano Atlántico es más del doble que los que había hace 100 años”, decía.

Ese mismo reporte recalca que: “nuestros números son un indicio concreto de que el cambio climático es un factor importante en el número de huracanes del Atlántico”, explicó entonces el autor Greg Holland, del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas de EEUU.

Debido a las altas temperaturas del agua registradas en el Atlántico, desde inicio del año se prevía la formación de entre 11 y 17 tormentas tropicales durante esta temporada en el Atlántio, entre estas entre 5 y 9 podrían llegar a la categoría de huracanes. También se anunció que de esos huracanes, hasta 4 podrían alcanzar una categoría de huracán mayor.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés