null: nullpx
Logo image
Carteles

La logística del narcotráfico sin mulas: el envío de droga y dinero por correo

Las autoridades confiscaron en 2021 más de 76 millones de dólares en efectivo que traficantes de droga enviaron por correo dentro de Estados Unidos, el triple de lo incautado dos años antes.
Publicado 18 Nov 2022 – 09:26 AM EST | Actualizado 18 Nov 2022 – 09:27 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Luis Alfredo Jacobo, joven de 31 años, creó una efectiva red de distribuidores de droga que le dejó una ganancia ilícita de 30 millones de dólares, copiando el sistema de envío de los gigantes minoristas, según documentos judiciales.

No solo tenía transportistas que manejaban de costa a costa, que es el método tradicional de los narcos, sino que también mandaba cargamentos desde una oficina postal cerca de su casa en Bakersfield, California.

Al paso de los días, Jacobo recibía paquetes llenos de fajos de dólares, que sumaban hasta 100,000 dólares en cajas que los carteros dejaban en la puerta de su domicilio. Ese sistema de doble vía es cada vez más frecuente en el mundo criminal, de acuerdo con cifras del Servicio de Inspección Postal.

En el año fiscal 2021, oficiales federales confiscaron más de 76 millones de dólares en efectivo que fueron enviados de contrabando a través del correo estadounidense, el triple comparado a los $25 millones incautados en 2019, según estadísticas que esa dependencia envió a Univision Noticias.

Hace un año, agentes del Servicio de Inspección Postal arrestaron a 2,323 sospechosos por cargos relacionados con narcotráfico por medio del correo y decomisaron más de 133,000 libras de narcóticos.

Sobre el caso de Luis Alfredo Jacobo, la Fiscalía federal afirma que estaba al frente de tres organizaciones que recibían y enviaban cargamentos de metanfetamina en California, Oklahoma y Missouri. La droga la recibía de un cartel mexicano no identificado.

“Luis Jacobo envió más de 2,000 libras de metanfetamina al Distrito Norte de Oklahoma y Missouri para su distribución y afirmó haber obtenido 30 millones de dólares netos como parte de su empresa criminal vigente”, dijo el fiscal federal Clint Johnson en un comunicado.

Este joven narco vendía cada libra de metanfetamina en 3,000 dólares y sus clientes le pagaban con depósitos en Wester Union, Money Gram y Bluebird de American Express. Sus asociados también hacían transferencias de dinero a los jefes del cartel en México. Sin embargo, Jacobo pedía que le mandaran el efectivo por paquetería a su casa para no activar las alarmas de los sistemas bancarios.

“Un método que la organización en Oklahoma solía pagarle a Jacobo por la metanfetamina era enviar cantidades de efectivo por correo a la organización en California”, describen documentos judiciales.

El gobierno alega que este grupo de narcos, que funcionó de mayo de 2016 a septiembre de 2021, llegó a mover hasta 400,000 dólares a la vez.

Antes del arresto de Jacobo, la policía de Oklahoma decomisó 231 libras de metanfetamina y más de 465,000 dólares en efectivo en una bodega en Grove en octubre de 2021.

Este narco fue capturado y negó todas las acusaciones. Pero varios de sus operadores testificaron a detalle cómo funcionaba su extenso negocio de drogas y perdió el caso. A principios de noviembre, un jurado lo declaró culpable tres cargos de conspiración para distribuir drogas y de 21 cargos de uso ilegal de una instalación de comunicación (esto por enviar narcóticos por correo).

Tráfico en autos, camiones y por correo

En 2017, después de observar un incremento en el tráfico de drogas por correo dentro de EEUU y desde el extranjero, el Servicio de Inspección Postal creó un equipo para combatir esa actividad delictiva. El objetivo principal era detener el envío de opioides, que han generado una crisis de salud en este país.

Un informe de esa dependencia señala que los carteles mexicanos cruzan los narcóticos a través de la frontera (sobre todo ocultos en vehículos particulares), los guardan en bodegas clandestinas en Los Ángeles y otras ciudades relativamente cercanas a la frontera y, posteriormente, los transportan en auto, camiones, vuelos o los envían por correo a distintas localidades.

“Los traficantes de drogas explotan los canales de distribución del Servicio Postal y otros servicios de envío urgente en Estados Unidos, poniendo en riesgo tanto a los empleados postales como al público estadounidense”, señala el reporte titulado ‘Combatiendo a las drogas en el correo’.

“Si bien hemos ampliado nuestros esfuerzos para detener el flujo de drogas ilícitas en el correo, la escala y la complejidad del narcotráfico han aumentado a medida que los traficantes se adaptan rápidamente a las estrategias y tácticas de aplicación de la ley y adoptan tecnologías más sofisticadas”, advierte.

Uno de los principales retos de los inspectores es el gran crecimiento del comercio electrónico, que ha saturado su sistema operativo, sobre todo desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

Prácticamente cualquier droga es enviada ahora por el servicio postal: heroína, cocaína, fentanilo…

“Los traficantes de drogas, particularmente aquellos que usan internet para la venta y distribución, son expertos en usar servicios de envío para transportar sus productos”, señala el informe.

En medio de ese auge, ha surgido el tráfico de dinero por dicho método. Solo durante las dos primeras semanas de marzo pasado, la llamada Fuerza Especial contra Narcóticos y Tráfico de Dinero en Efectivo del Servicio de Inspección Postal llevó a cabo un operativo que resultó en la incautación de más de 30 paquetes sospechosos que habían sido enviados por correo a Connecticut.

Al revisar las cajas, los elementos de esa unidad policial encontraron 24 kilos de cocaína, 3.5 kilos de fentanilo, 11 kilos de marihuana y 420,000 dólares en efectivo, informó la dependencia.

Los inspectores federales también han visto un incremento de drogas enviadas directamente desde México, algunas dentro de alimentos y productos que a simple vista parecen inofensivos.

Desde 2017, los carteles han mandado más de 19.5 toneladas de droga por correo y mensajería exprés desde México, en una tendencia ascendente que alcanzó su nivel máximo en 2021, según cifras que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) envió a este medio hace unos meses.

El incremento en los últimos cinco años ha sido del 70%, pasando de 3,066 kilos decomisados en el año fiscal 2017 a 5,206 kilos que fueron detectados en 2021. Las sustancias que más enviaron por esa vía fueron la metanfetamina y el alucinógeno conocido como DMT.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés