null: nullpx
Joaquín Guzmán

Cómo una orden de cateo dejó en ridículo al gobierno de México con el fallido operativo contra el hijo de 'El Chapo'

La Fiscalía mexicana obtuvo el 25 de septiembre una orden de detención para extraditar a Ovidio Guzmán a EEUU. Diecisiete días después, ubicaron el inmueble donde potencialmente se encontraba en Culiacán. Lograron capturarlo, pero lo dejaron en libertad por una orden de cateo que nunca llegó.
3 Nov 2019 – 10:44 AM EST

El fracasado operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín 'El Chapo' Guzmán, ha dejado abiertas interrogantes sobre la cadena de hechos que echaron por la borda la captura de un hombre solicitado por Estados Unidos.

La falta de una orden de cateo clave para ingresar al inmueble donde se encontraba Ovidio Guzmán es para expertos en seguridad uno de los factores "inexplicables" de la fallida operación que por horas sembró el caos en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, y que dejó 14 personas muertas tras los enfrentamientos entre miembros del grupo narcotraficante y las fuerzas de seguridad.

Han pasado casi dos semanas desde el fracasado intento del 17 de octubre por detener a Ovidio Guzmán y, hasta ahora, ni el presidente Andrés Manuel López Obrador, ni el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, ni el secretario para la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, han podido explicar por qué esa orden de cateo nunca llegó.

Ese documento era crucial, pues representaba un "blindaje judicial" para que el operativo de detención fuese exitoso, explicaron expertos en seguridad a Univision Noticias.

"En nuestro sistema, al igual que en Estados Unidos, la policía no puede hacer un allanamiento, no puede entrar a una casa sino es con una autorización judicial", explicó el abogado Gabriel Regino. "La orden de cateo es solicitada por el fiscal a un juez federal, indicándole que tiene evidencia de que la persona a la que se está buscando se encuentra en tal domicilio" para poder ingresar, romper cerraduras si es necesario y detener al presunto delincuente.

Un análisis de la cronología ofrecida por Sandoval arroja que el 11 de octubre, seis días antes del operativo, la Sedena recibió un informe sobre la posible presencia de Ovidio Guzmán en el inmueble donde se puso en marcha el operativo.

Una orden de cateo no tiene fecha de caducidad, explicó el abogado Regino. Por ello no queda claro por qué la Fiscalía esperó hasta el mismo 17 al filo del mediodía para presentar el informe de su investigación y pedir la orden de cateo si tenía previsto lanzar el operativo horas después. "Se solicita, se hace un escrito, se envía por correo electrónico al juez, quien la revisa y la autoriza, pero eso se puede llevar de 10 a 12 horas más o menos", detalló Regino.

Sin haber obtenido la orden de cateo, los efectivos de la Guardia Nacional lanzaron la operación a las 3:30 de la tarde (hora Centro) luego de que detectaron que Ovidio Guzmán había llegado al inmueble, de acuerdo a la información brindada esta semana por Sandoval en la conferencia de prensa mañanera de López Obrador. El operativo fue respondido por fuego de grueso calibre por hombres armados que hicieron cundir el pánico en las calles de Culiacán disparando y bloqueando carreteras.


Un operativo que dista de la última detención de 'El Chapo' Guzmán

Una revisión del video presentado por las autoridades sobre la operación muestra diferencias con la ofensiva 'Cisne Negro' realizada cuando 'El Chapo' Guzmán fue detenido el 8 de enero de 2016 en Los Mochis, Sinaloa. En la grabación oficial de esa noche se ve cómo las fuerzas de seguridad irrumpen disparando con rifles de asalto e ingresando rápidamente al lugar.

En las imágenes del operativo para capturar a Ovidio Guzmán, sin embargo, los efectivos no hicieron un solo disparo en el inmueble y permanecieron en el estacionamiento del mismo. Allí lo pusieron contra la pared y le pidieron que llamara a uno de sus hermanos para que ordenara el cese del fuego desatado en la ciudad. Nunca fue detenido formalmente, pese a que desde el 25 de septiembre un juez federal había acogido la petición de la Fiscalía y emitió una orden de detención provisional con fines de extradición.

"Contestarte que es inexplicable sería poco. Creo que aquí lo que está fallando son las líneas de mando, de cómo se tiene que operar", respondió Regino cuando se le consultó cómo se puede explicar la falta de una orden de cateo.

"El juez entrega la autorización de que puedes detener al señor Ovidio (Guzmán), entonces quien tenía que haber ejecutado esta orden era la Fiscalía General de la República. La Fiscalía General tiene policías federales, pero lo que no quedó claro es por qué le pasaron esta orden al Ejército", agregó.

Este jueves, el secretario de la Sedena, Sandoval, hizo la poco usual movida de revelar la existencia de una fuerza de élite en la lucha contra el narcotráfico llamado Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico responsable por el fallido operativo. Incluso desveló el nombre del coronel que lidera esa fuerza, lo que ha sido criticado porque ha puesto en potencial riesgo su seguridad y la de su familia.

Una orden de cateo "forzosamente" necesaria

Ese grupo decidió replegarse y abandonar el inmueble sin Ovidio Guzmán en medio de una cadena de acontecimientos con tintes cinematográficos: hombres armados 'patrullando' Culiacán, otros bajando a civiles de buses y vehículos para con ellos bloquear las calles, uno de ellos agachado en plena calle disparando un arma de grueso calibre, más de 50 reos fugándose de un penal...

Al día siguiente del operativo, el presidente López Obrador aseguró que la decisión de retirarse del inmueble donde habían logrado capturar a Ovidio Guzmán se tomó para que no "hubiese más muertos". Ese mismo día, los jefes de la cartera de Seguridad y la Sedena admitieron el fiasco y revelaron que la orden de cateo nunca llegó al lugar.

El abogado Regino enfatizó que esa orden de cateo era imperante. "Tiene que cumplirse con la normatividad forzosamente. Podrían haber acusado a los elementos (de seguridad) de abuso de autoridad y, entonces, los elementos habrían incurrido en una responsabilidad penal y tendrían que haber sido llevados a juicio", agregó.

Haberse llevado a Ovidio Guzmán sin esa orden de cateo igualmente hubiese puesto contra las cuerdas aspectos legales de su detención.

"Suponiendo que el operativo hubiese sido exitoso, que lo hubiesen extraído inmediatamente de la ciudad de Culiacán y lo hubiesen trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General de la República, suponiendo que todo eso hubiese sido exitoso, no necesariamente hubiese sido legal, el mismo Ovidio (Guzmán) pudiese haber podido salir si se comprueba que se le detuvo sin tener una orden de aprehensión que cubriese los requisitos legales", explicó a Univision Noticias el experto en seguridad Erubiel Tirado.

Mira también:

Cómo una llamada del hijo de 'El Chapo' no evitó el desastroso operativo del gobierno mexicano (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.