null: nullpx
Accidentes

Un excursionista sobrevive a la caída de una cascada tras arrastrarse durante dos días con múltiples fracturas en su cuerpo

Neil Parker, de 54 años, se cayó en una cascada de una altura de 20 pies. Entablilló su pierna con bastones de senderismo utilizando suministros de primeros auxilios que cargaba en su mochila y fue rescatado dos días después por un helicóptero.
19 Sep 2019 – 10:11 PM EDT

Un hombre de 54 años cayó de una altura de 20 pies por una cascada rompiéndose la pierna, el brazo y una muñeca. Se arrastró durante dos días para sobrevivir y con la ayuda de un helicóptero fue rescatado.

Su nombre es Neil Parker y el incidente sucedió en una cascada en Monte Nebo en Brisbane, Australia. El martes fue rescatado y un día después, desde su cama del hospital, contó su historia a los medios de comunicación.

El domingo, Parker decidió hacer una caminata corta por el área de Mount Nebo al noroeste de Brisbane, Australia. Nadie sabía a dónde iría.

Parker es un antiguo integrante de un club de senderismo por lo que el domingo tomó su mochila, la llenó de provisiones y se dirigió a caminar. Tenía previsto regresar a su casa a la hora del almuerzo.

Después de una hora Parker llegó a la cascada que conocía, pero en esta ocasión resbaló en las rocas, chocó contra ellas y cayó.

"El hecho de que no haya sufrido una lesión en la cabeza, creo, es bastante sorprendente", dijo Parker a los medios reunidos en el hospital.

Al descubrir que se encontraba en el fondo de un barranco profundo el hombre intentó revisar la señal de su teléfono celular para pedir ayuda, sin embargo no había señal. Al intentar meter el teléfono en su bolsillo se le resbaló y el aparato se fue al fondo del arroyo.

"No le había dicho a nadie a donde iba", dijo, "no tenía forma de contactar a nadie para decirle dónde estaba o cómo estaba, era el peor escenario posible", dijo el senderista.

Utilizó sus bastones de excursión e improvisó una férula ya que tenía toda la parte inferior de la pierna rota. Pensó que la única forma de ser rescatado era sobrevivir.

Parker comenzó a arrastrarse hasta llegar a un área ubicada a unos tres kilómetros donde los lugareños se ejercitaban con frecuencia. El hombre cargó su propia pierna rota. Descansaba después de recorrer una distancia de tres pies.


Racionó su comida con un puñado de nueces, una barra de proteínas y medicamentos para el dolor.

Por la noche, cuando bajó la temperatura, se pusó ropa térmica que traía en su mochila y trató de acomodarse en el suelo para descansar.

"Pensé que esta no sería una buena forma de morir solo y tumbado aquí, esperando", dijo Parker.

Lo que no sabía es que desde el día lunes se había iniciado su búsqueda después de que no se presentó a trabajar y su jefe llamó a su exesposa quién dio la señal de alarma.

Una persona recordó que Parker había mencionado que quería ir al arroyo durante el fin de semana.

Fue a partir del lunes cuando su familia comenzó a buscarlo con la ayuda de su grupo de excursionistas, según lo reportó ABC.

Durante la mañana del martes el Queensland Government Air se unió a la búsqueda enviando un helicóptero a la zona.

Fue cerca de las 10:30 AM del martes cuando un oficial del equipo de rescate vio a un hombre acostado en un lecho del arroyo debajo de un árbol agitando un objeto de colores.

Las imágenes del rescate, que fueron compartidas en Facebook, mostraron a un hombre con una camisa de cuello azul y pantalones amarrados a una tabla cuando estaba siendo levantado por el helicóptero.

"Todo lo que tenía en mi mochila fue usado", dijo Parker a los reporteros durante la conferencia de prensa, donde afirmó que sin el entrenamiento que aprendió como integrante del club de excursionismo no habría sobrevivido.

Además de romperse la muñeca, Parker se fracturó los huesos que componen la articulación del tobillo, por lo que permanecerá en cuidado durante dos semanas más. Es probable que sea hasta dentro de ocho o diez semanas cuando volverá a poner el peso de su cuerpo en su pierna, dijo el portavoz del hospital al Washington Post.

A pesar de que no volverá a tener una movilidad total, Parker aseguró que volverá a salir a caminar. "Puede que no haga cosas más extremas en el futuro pero esta en mi naturaleza, el ser aventurero y volveré a intentarlo".

Mira también:


Rescatan a una anciana de un fuego en su residencia

Loading
Cargando galería
Publicidad