null: nullpx
Coronavirus

El país que decidió hacer las cosas diferentes frente al coronavirus y ahora puede estar en problemas

Suecia decidió dejar que el virus se propagara de una manera 'controlada' para que las personas generen anticuerpos. Pero ahora, tras semanas de aplicar este enfoque drásticamente distinto ante la pandemia, los números de muertes y contagios no parecen nada positivos.
18 Abr 2020 – 12:55 PM EDT

Mientras las postales del mundo muestran capitales vacías por las cuarentenas para frenar el contagio del coronavirus, en Estocolmo se pueden ver las calles, los cafés y restaurantes llenos de gente.

Es que Suecia aplicó una aproximación drásticamente diferente frente a la lucha contra la pandemia: permitir que el virus se propague para esperar que la población vaya creando inmunidad.

Mientras que casi toda Europa ha dictado órdenes de quedarse en casa, Suecia permitió que todo siga funcionando y solo emitió recomendaciones de salud.

Por eso los negocios y las escuelas han continuado llenos de gente mientras la única regla obligatoria ha sido la de reuniones en grupos de más de 50 y límites a locales de restauración para que la gente no se acumule.

Reino Unido también consideró una estrategia para que el virus se propagara en la población de manera 'controlada' para crear inmunidad. Lo mismo pensaron las autoridades de Países Bajos. Pero en estos dos casos retrocedieron tras ver análisis que mostraban la elevación en el número de fallecidos, por lo que siguieron el consejo de académicos que advirtieron que no tomar medidas podría conducir a muchas más muertes.

Pero Suecia ahora se encuentra en una encrucijada: los números de muertos están aumentando exponencialmente y su innovador enfoque para enfrentar la pandemia está siendo fuertemente criticado.


Primero, los anticuerpos

La lógica del plan sueco se basó en que las poblaciones de bajo riesgo ante el virus, jóvenes y sin enfermedades preexistentes, obtengan inmunidad de modo natural. Para eso, necesitan anticuerpos, que son proteínas que crea el sistema inmune para defender al cuerpo de una 'invasión', detalla la publicación médica Science Direct.

"La primera respuesta de ciertas células inmunes... es engullir a estos invasores (virus o bacterias) y procesarlos bioquímicamente... y eso crea un plan de respuesta inmune que resulta en la producción de anticuerpos", detalla. La característica de los anticuerpos es que son muy específicos y solo pueden pelear contra ese virus en particular para eliminarlo del cuerpo.

A propósito, Anders Tegnell, el jefe de epidemiología de Suecia, dijo días atrás que la estrategia era un intento para lograr una "propagación lenta" de la infección y que los servicios de salud no se sobrepasen, y permitir que al menos una parte de la población adquiera inmunidad. Mientras, proteger a los ancianos y las personas vulnerables.

Suecia además se apoyó en la responsabilidad de las personas en lugar de obligar a la gente a que se quede en casa, por lo que tampoco han emitido órdenes confiando en que quienes tengan síntomas lo harán por sí solos.

Controversia

Si bien en teoría puede sonar no tan descabellada el planteo de Suecia, muchos expertos advierten que el nuevo coronavirus aún está en primeras fases de estudio y que un planteo como el de la inmunidad puede ser arriesgado.

Además, el transcurso de las semanas está mostrando peores resultados en Suecia comparado con sus vecinos escandinavos, Finlandia, Noruega o Dinamarca, que han tomado posturas más acordes con las directrices de expertos de salud mundiales que recomiendan cuarentenas.

Mientras que Dinamarca y Noruega han impuesto fuertes cuarentenas, cierre de fronteras y suspendido la actividad escolar y comercial no esencial, y Finlandia ha aislado su principal áreas urbanas.


A pesar de las observaciones nacionales e internacionales, Suecia ha mantenido su rumbo, al menos hasta ahora. Se han disparado las preocupaciones sobre los resultados del enfoque de Suecia que podrían estar conduciendo a una tasa de mortalidad más alta que en otros países nórdicos.

En esta semana, el gobierno de Suecia comenzó a elaborar una nueva legislación para poder tomar "medidas extraordinarias" para combatir a covid-19, informaron medios locales. El parlamento sueco y el gobierno evaluarán nuevas medidas como cerrar aeropuertos o un freno a la actividad comercial.

Los más afectados

A pesar de las protecciones de Suecia a los más vulnerables, la semana pasada funcionarios de salud suecos anunciaron que el 40 % de las muertes en la región de Estocolmo, el epicentro de la epidemia, habían sucedido en casas de retiro.


"Todavía no sabemos la razón" de los brotes en los hogares de ancianos, dijo la ministra de Salud, Lena Hallengren, días atrás. "O la prohibición de visitas no se ha aplicado o el personal que no creían que tenían síntomas se ha puesto a trabajar", escribió en una columna.

El virus también ha afectado más a los nacidos en el extranjero, especialmente inmigrantes de África o el Medio Oriente. Según las cifras publicadas la semana pasada, algunos de los barrios más desfavorecidos de Estocolmo, donde viven muchos inmigrantes, fueron hasta tres veces más afectados que el resto de la capital.

El primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, admitió que el país debería haber tenido "preparación suficiente".

Ahora el país está frente a cuestionamientos y la disyuntiva de continuar por este camino radicalmente diferente o analizar un cambio de rumbo en el medio de la pandemia.

Fotos: En la 'era' del coronavirus y la cuarentena, los balcones son el 'centro' de la vida social

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés