null: nullpx
Represa de agua

El esposo de Salma Hayek dona más de $100 millones para la reconstrucción de Notre Dame

Mientras el mundo contemplaba horrorizado cómo ardía la icónica catedral parisina, se activaron varios mecanismos e iniciativas para recaudar fondos para su restauración, y ya varios empresarios, entre ellos François-Henri Pinault, quien ha prometido $113 millones de dólares.
16 Abr 2019 – 4:13 AM EDT

Mientras la tarde de este lunes las llamas devoraban Notre Dame, en una trágica inauguración de la Semana Santa en París, el presidente Emmanuel Macron ha prometido a los franceses que la catedral será reconstruida. Para ello anunció una campaña pública de recaudación de fondos que ha tenido una respuesta inmediata: el multimillonario François-Henri Pinault, marido de la mexicana Salma Hayek y presidente del grupo Kering, ha prometido 113 millones de dólares (100 millones de euros) para recuperar ese símbolo del cristianismo y el arte.

Dueño de marcas como Gucci, Yves Saint Laurent, Alexander McQueen o Balenciaga, Pinault, de 56 años, contó al diario francés Le Figaro la decisión suya y de su padre de destinar fondos del holding familiar Artemis para participar “en el esfuerzo que será necesario para completar la reconstrucción de Notre-Dame”.


François-Henri Pinault y su esposa Salma Hayek poseen una residencia próxima a la catedral y su boda se celebró en París, en el año 2009. Pero su contribución, aunque la más rápida e inicialmente la más jugosa, no ha sido la única, a solo pocas horas de la tragedia.

En la mañana de este martes, la familia del empresario y multimillonario francés Bernard Arnault, dueña del grupo LVMH (Moët Hennessy-Louis Vuitton), se unió a este llamado y anunció en un comunicado la donación de otros 226 millones de dólares (200 millones de euros), duplicando la cifra ofrecida por los Pinault.

Por su parte, organizaciones filantrópicas y patrimoniales, así como iniciativas de usuarios individuales también han echado andar sus propias iniciativas:


La Fundación del Patrimonio, una organización privada francesa que trabaja por la preservación de lugares y obras de interés patrimonial en toda Francia, sobre todo del patrimonio no protegido, ya ha creado una página para la donación directa a la reconstrucción de Notre Dame y del otro lado del Atlántico, desde Estados Unidos, organizaciones muy cercanas a la catedral también se movilizan.

En fotos: incendio en la catedral de Notre Dame de París acaba con más de 800 años de historia

Loading
Cargando galería


En el año 2017 se hicieron eco en la prensa y las redes sociales las alarmas sobre el mal estado general de Notre Dame y la urgente necesidad de repararla, en especial la agrietada aguja de 250 toneladas de plomo, que ayer se desplomó entre las llamas. Fue entonces, dos años atrás, cuando empezó una colecta de fondos para la restauración de Notre Dame, que recién se empezaba a materializar y cuyas obras constructivas se especula que pueden ser causantes del incendio devastador de este 15 de abril.

Una importante organización, con oficinas en Francia y Estados Unidos, jugó entonces un papel fundamental para la recaudación de esos fondos y ahora vuelve a activar una colecta, esta vez más urgente y necesaria aún. Se trata de “Amigos de Notre Dame de París”, una fundación de caridad registrada en 2017 con el objetivo de recaudar fondos de donantes estadounidense para la restauración de Notre Dame.



Otra de las primeras organizaciones en sumarse fue French Heritage Society, organización estadounidense sin fines de lucro, con sede en Nueva York, que lanzó este lunes su propia página para donar. También se activó rápidamente, mientras Notre Dame aún estaba en llamas, la plataforma GoFundMe, que según informaciones de Reuters publicó más de 50 campañas relacionadas con la catedral.

De acuerdo con las primera evaluaciones de los bomberos, las llamas consumieron el techo de madera de más de 330 pies (100 metros) de longitud, conocido como "el bosque" por el gran número de vigas que hubo que utilizar para instalarlo.

Esta joya gótica del medioevo descansa en una pequeña isla del Sena y es considerada una obra universal que no pertenece solo a los franceses, ya que acoge cada año aproximadamente entre 13 y 14 millones de visitantes.


RELACIONADOS:Represa de aguaIncendios
Publicidad