null: nullpx
Corea del Norte

Corea del Norte le exigió a EEUU $2 millones por el cuidado médico de Otto Warmbier

El diario The Washington Post publicó este jueves de manera exclusiva un reporte que da detalles de las gestiones para liberar en 2017 al joven estadounidense que se encontraba en estado de coma tras ser condenado por el régimen de Kim Jong Un a 15 años de trabajos forzados por un delito que fue obligado a confesar. Tras regresar a EEUU, Warmbier murió por las graves lesiones cerebrales que tenía.
25 Abr 2019 – 2:02 PM EDT

El gobierno de Corea del Norte intentó cobrarle a EEUU una factura de 2 millones de dólares por la atención médica que le dio a Otto Warmbier, el joven estadounidense que fue sacado del país asiático en estado de coma por gestiones del gobierno de Donald Trump tras ser arrestado en ese país y condenado a 15 años de prisión por supuestamente robarse un afiche en un hotel de Pyongyang.

La información dada a conocer este jueves por el diario capitalino The Washington Post, indica que la factura -de la que no se sabía hasta ahora- fue presentada y firmada por el enviado de EEUU en misión para sacar a Warmbier del país y que fue parte de una instrucción dada por el propio presidente Donald Trump, según indica el diario, citando dos fuentes.

La factura llegó al Departamento del Tesoro donde permaneció durante todo el año 2017 sin pagarse. Sin embargo, se desconoce si el gobierno de Trump ordenó pagarla luego, especialmente después de las cumbres que celebró con Kim Jong Un y teniendo en cuenta que el joven murió poco después de llegar a EEUU.

Fotos: Tras el 'fiasco' entre Trump y Kim Jong Un, el líder norcoreano se reúne con Vladimir Putin

Loading
Cargando galería

Otto Warmbier sufrió una severa lesión cerebral que implicó la pérdida importante de tejido. Al menos eso dicen los médicos que lo tratan en el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati tras llegar a Estados Unidos horas después de abandonar en un avión el país asiático, donde cumplía la condena de trabajos forzados por supuestos "actos hostiles".

El joven estadounidense de 22 años "confesó" en 2016 haberse robado un afiche de propaganda norcoreana en un hotel de Pyongyang a pocas horas de viajar de regreso a EEUU, luego de pasar unos días en Corea del Norte tras comprar un paquete turístico en China, donde también estaba de visita.

Trump indicó el pasado 30 de septiembre que su gobierno no pagó rescates para sacar a "rehenes" estadounidenses de Corea del Norte.

En todo caso, el padre de Warmbier, Fred, dijo al diario que nunca supo de esa factura y que más bien le parecía un rescate para lograr la liberación de su hijo, ahora muerto.

Las gestiones

Joseph Yun, enviado de EEUU a Corea del Norte para el caso, y el médico Michael Flueckiger, viajaron a Pyongyang para adelantar las gestiones para sacar a Warmbier de ese país y para evaluar la salud del joven en coma.

Al doctor estadounidense lo obligaron a emitir un informe médico sobre la condición del paciente una vez lo revisó. Pero a Yun le entregaron una cuenta de 2 millones de dólares por gastos médicos que él acordó firmar antes de que le entregaran a Otto Warmbier.

Yun llamó sobre esto al secretario de Estado para entonces, Rex Tillerson, quien a su vez habló con Trump. Le dijeron que firmara el papel, de acuerdo a las dos fuentes citadas por el Post.


Los daños cerebrales que tenía Warmbier finalmente le causaron la muerte.

"Esto es indignante. Mataron a un estudiante universitario felizmente sano y feliz, y luego tuvieron la audacia de esperar que el gobierno de los Estados Unidos pagara por su cuidado", dijo a The Washington Post Greg Scarlatoiu, director ejecutivo del Comité de Derechos Humanos en Corea del Norte.

Joven y aventurero, el estudiante universitario, nacido en Cincinnati, apenas comenzaba sus estudios en comercio y economía. Le interesaba Asia, por lo que en diciembre de 2015 viajó a China. Allí lo atrajo la publicidad turística de Corea del Norte con un gancho para atraer a jóvenes occidentales. "Este es el viaje que tus padres no quieren que hagas".

El viaje terminó convirtiéndose en una pesadilla cuando las autoridades norcoreanas lo retuvieron en el aeropuerto de Pyongyang cuando se disponía a salir de ese país el 2 de enero de 2016.

Según los padres de Otto Warmbier, la historia del robo del afiche fue inventada por las autoridades norcoreanas con el fin de arrestarlo solo por el hecho de que era estadounidense.

Quince años de amenazas de Corea del Norte

Loading
Cargando galería
Publicidad