null: nullpx

Argentina suspende partido amistoso ante Israel tras protestas de grupos propalestinos

La cancelación se dio luego de protestas porque el encuentro sería en Jerusalén, en el marco de las celebraciones por el 70º aniversario de la creación del estado israelí.
6 Jun 2018 – 12:28 AM EDT
Comparte
Entrenamiento premundial de la selección argentina en las instalaciones del Fútbol Club Barcelona, en España. Crédito: LLUIS GENE/AFP/Getty Images

El partido amistoso programado para el sábado entre las selecciones de Argentina e Israel fue suspendido debido a las protestas de grupos pro palestinos ante el rechazo de la realización del encuentro en Jerusalén, en el marco de las celebraciones por el 70º aniversario de la creación del estado israelí.

Si bien ni la Asociación del Fútbol Argentino ni la federación israelí anunciaron oficialmente la suspensión, el futbolista Gonzalo Higuaín dijo al canal ESPN que "finalmente se pudo hacer lo correcto" y destacó que "por sentido común" el equipo argentino no se presentará en Israel.

Una alta fuente de la AFA también confirmó a The Associated Press que decidieron suspender el partido. La persona solicitó permanecer anónima por no tener permiso para dar cuenta de la suspensión.

El encuentro del sábado era el último amistoso preparatorio de Argentina antes del Mundial, en el que debutará el 16 de junio ante Islandia por el Grupo D, donde también chocará con Croacia y Nigeria. De acuerdo a la prensa argentina, se estudia la posibilidad de organizar un encuentro ante San Marino o Malta.

La información se conoció pocas horas después de que una decena de activistas pro Palestina lucieron camisetas albicelestes manchadas de sangre en una protesta frente al complejo deportivo del Fútbol Club Barcelona, en España, donde la selección argentina realiza la preparación para el Mundial.


El encuentro iba a disputarse originalmente Tel Aviv, pero se cambió al estadio de Jerusalén, con mayor capacidad de espectadores, pero situado en el vecindario de Malha, donde se destruyó lo que era una aldea palestina durante la guerra que estableció a Israel hace 70 años.

La sede del duelo, además, se encuentra a menos de 62 millas (cien kilómetros) de la línea limítrofe con Gaza.

Esto desató una ola de protestas, primero en Buenos Aires frente a la sede de la AFA, mientras que el presidente de la Federación Palestina de Fútbol convocó el pasado domingo a los aficionados árabes y musulmanes a quemar imágenes y camisetas de Messi si jugaba ante Israel.

Tras la decisión de la selección argentina, el Estado judío reaccionó inmediatamente, a través de un llamado del primer ministro Benjamin Netanyahu al presidente Mauricio Macri "para que interceda y se realice el partido", pero "no hubo manera de cambiar la decisión", según dijo a Reuters una fuente de alto rango del Gobierno argentino.

Cargando Video...
El video que muestra a un soldado israelí dar gritos de alegría tras disparar contra un palestino


Medios locales indicaron que los futbolistas no quisieron modificar la postura y que no existen posibilidades de que el partido se juegue en la fecha prevista, aunque podría disputarse luego del Mundial.

A través de un comunicado, la Embajada de Israel en Argentina sostuvo que la amistad con el país sudamericano "no se dirime en un partido de fútbol" y reconoció que fueron las "amenazas y provocaciones dirigidas a Lionel Messi" las que derivaron en la suspensión.

La visita de Argentina había generado mucho entusiasmo entre los hinchas israelíes, principalmente por la presencia de Messi.

Los palestinos celebraron la cancelación. La Asociación de Fútbol de Palestina (AFP) dio a conocer un comunicado agradeciéndole a Messi y el resto de los futbolistas por la cancelación.


El presidente de la AFP, Jibril Rajoub, dijo: "Los valores, la moral y el deporte se han asegurado una victoria hoy y se le mostró una tarjeta roja a Israel mediante la cancelación del juego".

"Este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de Malvinas. Esto sería una aberración", sostuvo Husni Abdel Wahed, el embajador palestino en Argentina, a la radio Cooperativa de Buenos Aires.

El partido llegaba en un momento de tensión por el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel, a partir de la apertura de una embajada en esa ciudad.

La comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre toda la ciudad, que alberga sitios sagrados para las religiones musulmana, judía y cristiana.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:MundoIsraelArgentina

Más contenido de tu interés