null: nullpx
Muertes

Un hombre vivió durante un año con el cadáver de su madre y de su padre

Roberto Princic, natural de Argentina, sufre delirio paranoide. La policía encontró los cadáveres de sus progenitores en su casa de forma fortuita y los investigadores dictaminaron que los cuerpos no presentan signos de violencia.
2 Ago 2017 – 4:46 PM EDT

Roberto Princic padece una enfermedad psiquiátrica y en el barrio Florida, en la localidad de Vicente López, en Argentina, los vecinos lo saben. Por eso cuando le vieron fuera de su casa lesionado y con la cadera dañada llamaron a emergencias. Allí, según cuentan las crónicas de La Nación y otros medios locales, la policía encontró los cuerpos de su padre, Eugenio Roberto Princic, de 80 años y María Elena Guido, de 79. Por el estado de descomposición determinaron que llevaban muertos cerca de un año.

La pareja vivía desde hacía 30 años en el barrio y según explica la web argentina M1, algunos vecinos ya se estaba preguntando por ellos, pues no recibía las llamadas de rigor en las fechas señaladas. Su hijo, Roberto Princic, de 43 años, confesó en el hospital al que fue trasladado y donde será operado de la cadera que su padre murió en julio y su madre en agosto, fechas que encajan con las que los investigadores dedujeron tras realizar placas y pruebas a los cadáveres. El padre, era ya un esqueleto cuando lo encontraron y llevaría muerto entre 12 y 14 meses. La mujer entre 10 y 12 meses.

Los cuerpos no presentan signos de violencia: "Se practicaron placas radiográficas y ninguna revela traumatismo alguno; los huesos de la tráquea están intactos y las ropas no presentaban signos de fuerza" informaron fuentes de la investigación a la Nación.

Nadie sabe aún por qué Princic no dio parte de la muerte de sus padres, pero lo que sí han confirmado en un informe psiquiátrico solicitado por el fiscal del caso es que el hombre sufre delirio paranoide y su condición supone un "riesgo cierto e inminente para sí y para terceros".

También han podido comprobar algunos detalles del modo de vida de Roberto Princic en el tiempo que convivió con los cadáveres: calentaba la comida en su vivienda, prendiendo papeles en la cocina hasta hacer fuego. Los bomberos, que encontraron hollín en el lugar así lo confirmaron. El hombre, que según la policía no ha dicho aún mucho sobre el caso, aseguró que no podía usar el gas pues la factura estaba a nombre de su papá, quien, obviamente, ya no la pagaba.

Vea también:

Estas madres fueron condenadas por asesinar a sus hijos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Muertes
Publicidad