null: nullpx
Inmigración Infantil

Los sueldos millonarios de los directores de una ONG que administra refugios para inmigrates sobrepasaron con creces el límite legal

El ex director de la asociación no lucrativa Southwest Key Programs ganó más $3.6 millones entre 2017 y 2018, cuando el límite establecido para trabajadores de organizaciones que reciben subvenciones gubernamentales en EEUU, que es de 189,600 dólares.
18 Jul 2019 – 9:19 AM EDT

Juan Sánchez, exdirector ejecutivo de Southwest Key Programs –una organización sin fines de lucro que administra refugios para niños y adolescentes migrantes–, obtuvo un ingreso de 3.6 millones de dólares entre septiembre de 2017 y agosto de 2018, lo cual supera los límites establecidos para asociaciones que perciben subvenciones gubernamentales en Estados Unidos, que es de 189,600 dólares, según han reportado varios medios de comunicación.

De acuerdo con información publicada por los diarios The Washington Post y The New York Times, Sanchez, quien renunció en marzo pasado a la organización no gubernamental (ONG), recibió en el período de un año un millón de dólares en pagos en efectivo, un bono de 238,500 dólares, y además, una póliza de seguro de vida por 2.5 millones.

The New York Times comparó el sueldo de Sanchez con el de otras ONG y ejemplificó que los 3.6 millones obtenidos por este exdirectivo superan considerablemente lo que ganó el director de la Cruz Roja en Estados Unidos, 686,000 dólares, de acuerdo a su liquidación de impuestos más reciente.


La renuncia de Sánchez producida hace aproximadamente cuatro meses se produjo luego de darse a conocer los presuntos sueldos millonarios que él recibió en Southwest Key Programs.

Pero el exdirectivo no es el único caso en Southwest Key Programs. Jennifer Sanchez, su esposa, obtuvo medio millón de dólares como vicepresidenta en el año fiscal que finalizó en 2017; mientras que Melody Chung, directora de Finanzas, recibió un millón de dólares en el mismo período de tiempo.

Alexia Rodriguez, una vicepresidenta que supervisaba los refugios e integrante del consejo de administración de Promesa, obtuvo una remuneración de casi 1.4 millones de dólares en el año fiscal que terminó en 2017.

Todavía en el negocio

Si bien Sanchez dejó esta ONG, The New York Times afirma que no se ha desligado del todo del rubro de los refugios, pues junto con un amigo -al que el diario no identifica- y Chung, es propietario de un centro en Conroe, Texas, mediante una 'empresa de maletín'.

Además de la polémica salarial, otro aspecto que ha sido denunciado en torno a este caso es que los trabajadores señalan la precaria calidad del servicio prestado a los niños migrantes en los refugios de esta ONG. Entre las deficiencias reportadas por decenas de empleados, The New York Times describe la "comida de baja calidad, falta de libros y otros materiales de enseñanza, ropa insuficiente y servicios médicos de calidad inferior".

De acuerdo con su página electrónica, Southwest Key Programs enfatiza que es una organización no lucrativa con sede en Austin, Texas, y fundada en 1987 con la finalidad de brindar servicios sociales, educación y desarrollo comunitario en sus refugios para niños migrantes y familias con fondos públicos federales y locales.

The Washington Post refiere que, de acuerdo con registros federales, esta asociación sin fines de lucro tiene un contrato anual por 460 millones de dólares.

Según el diario estadounidense, el paquete salarial que benefició a Sanchez ha sido cancelado, además de que el exdirectivo y otros funcionarios han acordado devolver a la organización civil "una parte considerable de las prestaciones del seguro de vida”.


En los últimos 10 años, la ONG ha obtenido cerca de 1,900 millones de dólares de fondos federales para dar protección a niños migrantes no acompañados.

En la actualidad, 4,000 menores se encuentran bajo su custodia en Arizona, California y Texas, incluido un Walmart Supercenter que fue adecuado para esta labor, pero que ha suscitado críticas por fungir como “un almacén de menores”, destacó por su parte The New York Times.

Situación de los refugios

Las denuncias sobre los sueldos millonarios en Southwest Key ocurren en un momento en el que activistas de derechos humanos, congresistas e investigadores han señalado las condiciones deplorables en las que se encuentran diversos centros de detención de migrantes, así como la vulnerabilidad en la que se encuentran particularmente los menores de edad en dichos lugares.

Por ejemplo, la pediatra Dolly Sevier visitó a niños en un centro de detención en Brownsville, Texas, y concluyó que las condiciones de los menores "podrían compararse con las instalaciones de tortura. Es decir, temperaturas extremadamente frías, luces encendidas las 24 horas del día, no hay acceso adecuado a atención médica, saneamiento básico, agua o comida adecuada".

El vicepresidente Mike Pence reconoció recientemente que son inaceptables las condiciones de detención de cientos de migrantes en centros ubicados en la frontera, luego de realizar una visita a los centros de Donna y de la Patrulla Fronteriza en McAllen.

"Esa es la razón por la que estamos pidiendo que el Congreso provea 4,600 millones de dólares adicionales para apoyar a la Patrulla Fronteriza", dijo expuso Pence.


En fotos: Un monasterio y un motel de Arizona convertidos en refugios para migrantes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés