null: nullpx

ICE oculta datos públicos que permitirían explicar mejor las detenciones de indocumentados

¿Qué esconde el Gobierno? Tras comenzar a publicar una lista semanal sobre los crímenes de los inmigrantes, la agencia ahora se rehúsa a compartir cifras que darían contexto a esos reportes. Se teme que la administración Trump pueda manipular la información que reciben los estadounidenses.
25 Mar 2017 – 9:33 AM EDT

La administración de Donald Trump ha comenzado a utilizar esta semana una poderosa herramienta para endurecer las políticas de inmigración en Estados Unidos: el control que ejerce sobre los datos públicos.

Ese poder se manifestó en gran medida el pasado lunes con el primer reporte semanal sobre los crímenes de inmigrantes en jurisdicciones santuario, un informe del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para señalar a extranjeros liberados de cárceles en Estados Unidos pese a los pedidos ('detainers') de la agencia por mantenerlos en custodia.

A la vez que publicó el reporte inicial, ICE decidió dejar de compartir datos más amplios sobre esos mismos pedidos de detención que envía a las cárceles, datos que durante 15 años la agencia había entregado bajo la Ley sobre la Libertad de la Información (FOIA).

En concreto, rechazó enviar esta información al centro de investigación Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) en la Universidad de Syracuse, la entidad que ha estudiado estos datos desde el año fiscal 2002, ya fuese con el presidente George W. Bush o luego con Barack Obama.

Todo ha cambiado ahora con Trump como presidente, quien por un lado ha decidido vociferar las cifras sobre los acusados que son liberados en lugares que rechazaron pedidos de ICE y, por el otro, esconder otros datos básicos sobre cuántos de estos pedidos fueron enviados o cuántas veces la agencia no llegó a recoger a los acusados que pidió mantener detenidos.

"Desafortunadamente la información que publicó (el lunes) ICE es muy limitada y selectiva", explicó a Univision Noticias la codirectora de TRAC, Susan Long, quien agregó que será difícil poner en contexto el reporte semanal de ICE sin los datos que ahora no quiere proveer.

'Un asunto de transparencia'

Por años el centro TRAC había recibido consistentemente una amplia cantidad de información mensual sobre los pedidos de detención de ICE: cuántos envía y a cuáles cárceles; cuántos son rechazados o aceptados; cuál es la nacionalidad del inmigrante y la acusación en su contra; cuántas veces ICE toma custodia del individuo tras enviar el 'detainer' y cuántos de estos inmigrantes terminan siendo deportados.

En un boletín informativo en la tarde del lunes, sin embargo, el centro TRAC lamentó que su más reciente solicitud para recibir estos datos fue rechazada por ICE sin una razón aparente. "ICE no está alegando que la información denegada esté exenta de ser revelada. Simplemente alega que las revelaciones anteriores eran discrecionales y que ya no está dispuesta a permitir que muchos de estos detalles estén disponibles al público", escribieron los codirectores del centro.


La información que recolectaba TRAC dibujaba una mejor imagen sobre la interacción entre ICE y las cárceles locales que el nuevo reporte semanal de crímenes, explicó Long.

"La información limitada en el nuevo reporte semanal de ICE dificulta que se hagan comparaciones significativas. El reporte no da información sobre el total de peticiones que recibió cada agencia local de seguridad, enumerando solo aquellas que ICE grabó como 'rechazadas'. El público tampoco sabe, por ejemplo, cuántas veces ICE emitió un pedido de detención pero luego decidió no tomar custodia de la persona. O (instancias en que), tras haber tomado a individuos bajo custodia, encontró que no tenía fundamento legal para deportarlos", afirmó.

Una funcionaria de ICE defendió los datos en su nueva lista en un correo a Univision Noticias.


"La agencia considera importante hacer disponible a todos los que estén interesados esta información sobre pedidos rechazados, como un asunto de transparencia y de información sobre la seguridad pública", detalló la funcionaria.

Sin embargo, ante una pregunta sobre por qué le negó los datos al centro TRAC, la funcionaria dijo no tener más comentarios.

"¿Qué está escondiendo ICE?"

Aunque Long aseguró que no es la primera vez que ICE le niega información, se mostró sorprendida de que dejaran de compartirla justo en el momento en que señalan los 'detainers' como una herramienta importante en su labor de deportar a indocumentados.

"No es tan simple como decir que esta es la primera vez que ICE rechaza proveer información sobre sus pedidos de detención. Sin embargo, luego de que finalmente hubiéramos logrado que nos soltaran rutinariamente esa información, el hecho de que ahora dejen de darla es una situación muy diferente, particularmente cuando a la vez ICE está enfatizando la importancia de estos pedidos y publicando datos selectivos (sobre ellos). Todo esto lleva a la pregunta: ¿qué está escondiendo ICE?"


Algunos líderes locales y congresistas denunciaron la lista de ICE como un intento de demonizar a los inmigrantes en Estados Unidos.

"La presidencia de Trump está basada en una variedad de mentiras", dijo el congresista demócrata Luis Gutiérrez, de Illinois, en respuesta al reporte. "Pero una de las más importantes para Bannon, Trump y Sessions es la de pintar a todos los inmigrantes como asesinos y violadores".

En Texas, un jefe de policía conservador se quejó sobre el reporte, asegurando que su cárcel no rechazó cuatro pedidos de detención de inmigrantes como indica la lista. También funcionarios en Oregon y Rhode Island se quejaron sobre supuestos datos engañosos en el reporte.

"Lanzaron una enorme red sobre los que incluyeron en esta lista. Aún intentamos averiguar qué es lo que logra esta lista y cómo será utilizada", dijo Jorge Elorza, el alcalde de Providence, Rhode Island.

Para la codirectora de TRAC, lo más preocupante es el hecho de que el gobierno pueda manipular y seleccionar la información que reciben los estadounidenses.

"En este país tenemos una democracia y un principio básico de la democracia es el derecho de la gente de saber qué está haciendo el gobierno", dijo Long. "Es insensato permitir que el gobierno determine cuáles datos está dispuesto a compartir y cuál información quiere retener. Y tenemos una ley, la Ley sobre la Libertad de la Información, que estipula que el público tiene el derecho a esta información".


Lea también:


Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Inmigración

Más contenido de tu interés