null: nullpx
Refugiados

El gobierno planea cortar la entrada de refugiados drásticamente otra vez, según The New York Times

Según fuentes oficiales dentro de la Casa Blanca, incluso buscarían eliminar el programa del todo. Mark Esper, el nuevo secretario de Defensa, sería una de las pocas personas que podría salvarlo. Aún no está claro cuál es su posición sobre el programa.
6 Sep 2019 – 4:24 PM EDT

El gobierno de Donald Trump está considerando cortar la entrada de refugiados de todas partes del mundo a menos de la mitad, según le dijeron fuentes oficiales anónimas dentro de la Casa Blanca al diario The New York Times.

Un oficial de alto rango en el gobierno incluso propuso eliminar el programa de refugiados del todo y solo dejarle al presidente el poder de admitir a quien él decida en un caso de emergencia.

La idea es reducir drásticamente la cantidad de refugiados que entran a Estados Unidos huyendo de la violencia, hambruna y persecusión. También se lo confirmaron así al diario fuentes que antes trabajaban en la Casa Blanca.


El martes de la próxima semana la Casa Blanca planea convocar una reunión de alto nivel para discutir cuál será el límite anual de personas que Trump establecerá para las admisiones de refugiados para el próximo año.

John Zadrozny, un alto funcionario de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración, ha abogado por reducir ese límite a cero, según reportó la página web especializada Politico en julio.

Desde la campaña de Trump, Stephen Miller, uno de sus consejeros más cercanos, ha estado encargado de diseñar las políticas migratorias y de cómo reducir la inmigración tanto legal como ilegal lo más posible. Este año gracias a él se cortó a 30,000 el número de admisiones por asilo, una disminución del 70% en comparación con lo que era durante el gobierno de Barack Obama.

El general Jim Mattis, ex secretario de Defensa, quien trató de abogar por el programa de refugiados, salió de su cargo en diciembre de 2018 porque sintió, dijo, que no estaba siendo escuchado por la administración de Trump en muchos asuntos que le competen.


Lo reemplazó Mark Esper, pero no se sabe, le dijeron fuentes anónimas en la Casa Blanca al Times, qué piensa el nuevo secretario del programa o si intentará salvarlo en la reunión de este martes.

Mattis no estaba solo. Algunos de los oficiales retirados más distinguidos le rogaron al presidente que reconsiderara estos recortes en una carta que le enviaron el miércoles. Llamaron al programa de refugiados una "línea vital" para quienes ayudan a las tropas estadounidenses, diplomáticos y funcionarios de inteligencia en el extranjero, y advirtieron que cortarlo iba a llevar a una mayor inestabilidad y conflicto.

El general Joseph Votel, quien se retiró este año tras supervisar el comando del Ejército que dirige las operaciones en Medio Oriente, también firmó la carta. Le dijo al Times que las grandes cantidades de refugiados que salen de países devastados por la guerra, como Siria, es una de las fuerzas que alimentan la inestabilidad en la región.

Las trágicas cifras de un nuevo informe de la ONU en fotos: 71 millones de desplazados por la violencia

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés