null: nullpx
Juicios

Agente de la Patrulla Fronteriza acusado de agredir sexualmente a una compañera enfrenta juicio en Arizona

Gus Zamora, quien era asistente del jefe en el sector de Yuma fue acusado de haber agredido sexualmente a otra agente. El agente está casado con Gloria Chávez, quien recientemente fue designada como jefa interina de la región de El Paso. Este lunes se realizó una audiencia de prejuicio para iniciar su caso.
7 Oct 2019 – 2:10 PM EDT

Este lunes comienzan las audiencias hacia el juicio contra un agente de la Patrulla Fronteriza acusado de agredir sexualmente a una compañera de la misma institución. Se trata de Gus Zamora, de 51 años, quien está casado con Gloria Chávez, una funcionaria de alto perfil, inspiración para muchas mujeres que han ingresado en el organismo federal y quien recientemente fue designada como jefa interina de la región de El Paso.

Zamora fue retirado de su cargo tras el inicio de una investigación, fue arrestado en Tucson e imputado por la agresión a una funcionaria de menor rango que no solo era su colega, sino también su amiga.

La acusación se basa en hechos que ocurrieron el pasado mes de mayo. La mujer, identificada en los documentos de corte solo como R.W. según The New York Time s, le dijo a la policía que había planeado con Zamora encontrarse una noche para cenar. Les explicó que ella consideraba a su superior como un mentor, que él era 10 años mayor que ella, y tenía más años en la agencia. Pero la cita se tornó extraña incluso antes de comenzar.


Antes de que se encontraran en el restaurante en Tucson -contó- él le envió un mensaje de texto provocativo a su teléfono. Le preguntó si se había "arreglado para él". Como ese, hubo más mensajes en años anteriores. Según ella, los ignoró. Esa noche de mayo, después de la cena, él se pasó de la raya: Zamora, dice R.W., le puso la mano en el muslo a la mujer y ella se quitó, luego comenzó a comprar un shot de tequila tras otro y terminaron borrachos en la habitación de hotel que él había alquilado, donde asegura que la violó.

Poco antes de la medianoche de esa noche, las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia del hotel mostraron a Zamora sosteniendo a R.W. de su brazo, quien de pronto cayó de rodillas cuando él la soltó para buscar su tarjeta del hotel. Luego él la tomó del brazo mientras entraban. R.W. dijo en los reportes policiales que estaba muy intoxicada para recordar cuando salió del restaurante y que tenía un borrón en su mente sobre la forma en que había llegado a ese cuarto de hotel. Recuerda que se despertaba de forma intermitente, pero cree que como estaba, intoxicada, no estaba en condiciones de dar su consentimiento para tener sexo.

Él negó la acusación a los detectives de la Policía de Tucson; aseguró que ambos habían bebido, que tuvieron sexo consentido y que fue ella la que inició el encuentro.

R.W. dijo a la policía que en varias ocasiones él le había invitado a su habitación de hotel, a lo que ella se negaba diciéndole que solo quería que fueran amigos, pero él persistía. Contó además que aunque Zamora vive en El Centro, California (donde su esposa había sido jefa de sector), ese día en que ocurrió la agresión él fue de Yuma a Tucson en un viaje de trabajo con otros dos agentes.

Fue el 25 de mayo cuando ella contó la agresión a la policía. Seis semanas después, en julio, Zamora fue acusado por un gran jurado en el condado Pima de tres cargos de agresión sexual y uno de secuestro. Fue retirado de la agencia el 31 de julio, 21 días después de su arresto. Y este lunes, una audiencia prejuicio fue fijada en la Corte Superior de Tucson.

Sin embargo, Brad Roach, abogado del agente señalado, dijo en un comunicado al Times que su cliente se había declarado "no culpable de esas acusaciones. Él buscará probar su incencia en el juicio".

En un comunicado tras lo ocurrido, la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que buscaba que sus empleados asuman sus responsabiliads y que esperaba que todos cumplieran los códigos de conducta.

El caso es crucial para la agencia por varias razones. La primera son las dificultades que han tenido para reclutar a más funcionarios, apenas 5% de los casi 20,000 empleados que la conforman son mujeres y algunas han acusado a sus compañeros hombres de acosarlas sexualmente o agredirlas. Aseguran que la agencia ha fallado en su forma de atacar el problema.

"No hay una sola mujer en la Patrulla Fronteriza que no haya sido agredida sexualmente, violada descaradamente o al menos acosada sexualmente", dijo al Times Jenn Budd, quien trabajó en la agencia desde 1995 a 2001.

El caso es crucial además porque ocurre meses después de que la nueva jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost debió enfrentar un escándalo por la existencia de un grupo de Facebook secreto —del que ella misma había sido miembro— conformado por más de la mitad de los agentes de CBP (unos 9,500) y donde se insultaba a congresistas mujeres con imágenes vulgares y se hacían bromas pesadas sobre los inmigrantes que morían intentando cruzar el río Grande.

Gloria Chávez fue puesta interinamente al frente de la oficina de El Paso, el segundo sector más concurrido de la frontera, luego de que el jefe de entonces, Aaron Hull, hubiera sido movido en funciones a Detroit, en la frontera con Canadá. El cambio se hizo en momentos en que la agencia federal enfrentaba duras críticas por la manera en que los inmigrantes eran atendidos en los centros de procesamiento en El Paso y cuando seguían sumando muertes de menores en custodia de CBP.

Bajo la gestión de Hull, este sector había implementado la política de separación de familias, con la que el gobierno de Donald Trump buscó frenar la llegada en masa de inmigrantes centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia en sus países. Y en este mismo sector se han conocido innumerables denuncias de organizaciones de derechos humanos sobre las malas condiciones de alojamiento y el maltrato que sufren los inmigrantes alojados en sus centros de procesamiento tanto para adultos como para menores.

Ve también:


En fotos: un recorrido por el segundo sector de la frontera por donde cruzan más centroamericanos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés