null: nullpx

ACLU califica de "muy lamentable” la fallida reunificación de niños inmigrantes separados en la frontera

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dice que "ahora vamos a escuchar" lo que digan los abogados del gobierno y la Corte, para entonces poder conocer por qué no se cumplió con el veredicto y "qué razones tuvo el gobierno para no reunificar a cientos de menores" que buscaban asilo en Estados Unidos.
27 Jul 2018 – 12:42 PM EDT

El incumplimiento del segundo plazo fijado por una corte federal de California para que el gobierno de Donald Trump reunificara a 2,551 menores inmigrantes separados forzosamente de sus de sus padres en la frontera fue tildado de “muy lamentable” por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

“Es obviamente muy lamentable que no hayan podido reunificarlos a todos, siendo que se trata de un problema que ellos generaron y no supieron responder a la hora de regresarlos con sus padres”, dijo a Univision Noticias Esmeralda Flores, directora del programa de defensa de los derechos de inmigrantes y asuntos binacionales de la ACLU en San Diego.

“Ahora vamos a escuchar lo que digan los abogados del gobierno y la Corte, para entonces poder conocer por qué no se cumplió con el veredicto dictado en junio por el juez Dana Sabraw, qué razones tuvo el gobierno para no reunificar a cientos de menores y si el tribunal concede a las familias reunificadas tiempo para que busquen ayuda u opciones legales de permanencia antes de ser deportados de Estados Unidos”, agregó.

El plazo para la reunificación fue establecido el 26 de junio por la corte federal de distrito del sur de California, en San Diego. El juez Sabraw dictó que los niños de menos de 5 años debían ser retornados a sus padres en un plazo de 14 días, es decir el 10 de julio.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) solo reunificó a 58 de un total de 103 menores de esa categoría. El incumplimiento desató una fuerte oleada de críticas al gobierno y al sistema empleado por Trump para ejecutar su política migratoria denominada ‘tolerancia cero’.

Sabraw fijó además un plazo de 30 días para que los niños mayores de 5 años sean reunificados, que finalizó a la medianoche de este jueves.

Horas antes, el gobierno dijo que solo pudo reunificar a unos 1,442 niños de los 2,551 que el DHS había reconocido como separados en la frontera entre el 5 de mayo y el 9 de junio.

“Ahora vamos a revisar y verificar las explicaciones del gobierno”, indicó Flores. ACLU dice que quiere saber qué sucedió en cada caso y por qué no todos los niños fueron reunificados.

El DHS respondió que “a partir del viernes por la mañana, podemos confirmar que hemos reunificado a todos los padres elegibles bajo custodia de ICE”, y que seguirá cumpliendo de buena fe las solicitudes de la corte mientras protege la seguridad y el bienestar de todos los niños bajo nuestro cuidado”. Agregó que “algunos adultos extranjeros ilegales no son elegibles o no están disponibles para la reunificación en estos momentos, incluidos algunos adultos que no están bajo la custodia de ICE y que se encuentran en el interior de los Estados Unidos o en sus países de origen o que han decidido no reunificartse”, pero que “continuará haciendo todos los esfuerzos posibles para reunificar a los adultos elegibles con sus hijos".

La mayoría de las familias separadas en la frontera huyeron de sus países a causa de la violencia y la pobreza y viajaron a Estados Unidos en busca de asilo.


“Graves perjuicios”

El grupo de derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) también busca respuestas. Poco antes del vencimiento del plazo el jueves, advirtió que era probable que el gobierno de Trump incumpliera la orden dictada por Sabraw, y que cientos de menores quedarían afectados por las demoras “cuyas causas no han sido explicadas”.

“Estas demoras excesivas están provocando graves perjuicios a niños, niñas y sus familias”, dijo el grupo en un informe.

La organización dijo que había entrevistado a una docena de padres y niños separados de sus familias, y que los afectados “afirmaron haber vivido semanas de profundo sufrimiento y desesperanza”.

“Numerosos padres indican que no se les permite hablar con sus hijos, o que solo pueden hacerlo brevemente si están en condiciones de pagar las llamadas”, denuncia HRW. “En algunos casos, transcurrieron varias semanas sin que los padres supieran dónde estaban sus hijos, mientras que en otros casos fueron deportados solos, sin brindarles ninguna información sobre los hijos de los que habían sido separados y que permanecieron en Estados Unidos”, añade.

A comienzos de semana ACLU había confirmado que 463 padres habían sido deportados sin sus hijos y que los menores “se quedaron en Estados Unidos”, confirmando los resultados de las investigaciones hechas por HRW.


Persuadidos por el gobierno

Human Rights Watch dice además que “algunos padres manifestaron que funcionarios de inmigración los persuadieron de que renunciaran a sus derechos, incluso el derecho a pedir asilo, al informarles que esa era la única manera —o la manera más rápida— de volver a reunirse con sus hijos”.

“Incluso entre quienes se han reencontrado con sus familias, el daño al vínculo entre hijos y padres podría ser grave y duradero”, advierte.

“Cada instante que se posterga la reunificación de estas familias agrava el daño que ha ocasionado la separación”, explica Michael Bochenek, asesor principal de la división de Derechos del Niño de HRW. “El Gobierno estadounidense no parece estar ejerciendo seriamente su responsabilidad de abordar con urgencia el enorme daño que ha causado y que sigue provocando”.

El informe cita las declaraciones de “Pablo Z.”, un inmigrante que pidió mantener su nombre bajo reserva y quien fue deportado a Honduras solo, sin su niño de 4 años. Dijo a la organización que luego de ser separados forzosamente, por dos semanas no pudo comunicarse con su hijo.

Una semana después de su deportación, finalmente pudo hablar con él. “Dijo que no quería hablar conmigo porque creía que yo lo había abandonado allí”, contó Pablo. “Cuando dice eso, me hace llorar. Siento que no puedo hablar. Lo que más quisiera es verlo y abrazarlo”.


Las justificaciones del gobierno

Tras la fallida primera reunificación, el 10 de julio, el DHS publicó un documento en el que explica qué hizo para cumplir con el fallo del juez Sabraw.

El gobierno indicó que, desde que la orden del tribunal fue emitida, “ha estado trabajando para garantizar que cualquier reunificación que se lleve a cabo se haga con padres cuya relación con el niño haya sido verificada y que hayan aprobado con éxito una verificación de antecedentes para garantizar la seguridad y el bienestar del niño”.

Advierte que en este proceso “algunos padres han sido encontrados no aptos para la reunificación debido a problemas descubiertos durante una verificación de antecedentes penales, incluida la crueldad infantil, el contrabando de niños, narcotráfico, condenas por robo y una orden de asesinato”.

El documento no aporta mayores detalles, ni nombres ni nacionalidad de padres que son inelegibles para ser reunificados con sus hijos y dar cumplimiento a la orden del tribunal.

También explica que algunos adultos que en un comienzo aseguraron ser los padres, “cuando se les iba a tomar la prueba de ADN para verificar que son los padres, dijeron que no lo eran”.


Quiénes no califican

El gobierno publicó una lista de situaciones por la que padres separados de sus hijos no serán reunificados:


  • Aquellos que se encuentran bajo la custodia del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos o en una cárcel estatal o del condado por otros delitos.
  • Aquellos que están siendo tratados por una enfermedad contagiosa.
  • Los padres que fueron deportados y, por lo tanto, no pueden reunirse en la fecha fijada por la corte.
  • Aquellos que han sido liberados dentro de Estados Unidos y, por lo tanto, requieren procesos más exhaustivos para garantizar que no haya ningún peligro para el niño.
  • Aquellos que tienen antecedentes penales y sus casos todavía están bajo revisión de las autoridades federales.

Flores dijo que ACLU esperaba argumentos similares para justificar el segundo incumplimiento. Y reiteró que ACLU le está pidiendo a la corte la información completa de los 2,551 menores separados forzosamente en la frontera amparados por la política de ‘tolerancia cero’.

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés