Video: "Envíenlos a su jodido país": una mujer agrede verbalmente a una familia de hispanos por tardar en pagar su compra en una tienda

La agresora y su acompañante estaban molestos con la familia porque estaban pagando órdenes por separado para aprovechar unos cupones de ahorro, ralentizando la cola. El incidente fue recogido en video por un joven que se encontraba en la tienda Sears de New Brunswick, en Nueva Jersey.

Una mujer agredió verbalmente a una familia de hispanos que hacían cola para pagar en una tienda de Sears en Nueva Jersey, según un video que recoge un nuevo episodio de carácter antiinmigrante. En el clip del incidente, se oye decir a la mujer frases como "Mándenlos a su jodido país". Su acompañante también grita: "Vamos a drenar el pantano", haciendo referencia a una de las frases más repetidas por Donald Trump durante la campaña.

Los tres miembros de la familia hispana estaban utilizando cupones de descuento para pagar tres compras distintas, lo cual enfureció a la mujer, que parecía tener prisa, explica a Univision Noticias Simoni Lovano, que se encontraba en ese momento en esta tienda Sears de New Brunswick y que grabó el video para compartirlo en redes sociales.

"Ella comenzó a enojarse y yo tuve la sensación de que tenía que grabar para asegurarme de que quedaba documentado", dice Sovano, que se encontraba tras los hispanos en la cola. "La mayoría de estos incidentes no están grabados, pero es importante reconocer que esto está sucediendo en todo el país, no solo en las áreas que asociamos con el racismo", añade.

Según Lovano, la persona que estaba atendiendo la caja tardó unos 20 minutos en total en atender a la familia de hispanos. Durante ese tiempo, la mujer se quejó en voz alta y dio vueltas por la zona. El video la muestra aproximándose a un trabajador de la tienda, que intenta tranquilizarla, aunque no le pide que se marche. Univision Noticias contactó con el departamento de comunicación de Sears y actualizará esta nota con sus comentarios tan pronto como obtenga respuesta.

Lovano, que es también un inmigrante procedente de Italia, dice que se sintió muy mal al presenciar el incidente y que la familia latina le recordó a su propia madre. "Solo estaban intentando maximizar su ahorro, es lo que se debe hacer". Cuando por fin lograron procesar sus compras, una de las víctimas se disculpó con el joven por haber retrasado la fila. "Se sentía culpable", dice Lovano. "Eso fue lo más triste de todo".

RELACIONADOS:Nueva JerseyRacismo