null: nullpx
Incidentes de Odio

Un estudiante hispano contra los incidentes de odio en la universidad: "No quiero que sigan pasando por encima de mis amigos"

Folletos que invitan a denunciar a los indocumentados, el levantamiento de un muro pro Trump, un carro con una placa de la patrulla fronteriza... en los últimos seis meses, los estudiantes que pertenecen a las minorías de la Universidad de Washington han sufrido varios episodios de intimidación en el campus.
3 Mar 2017 – 11:40 AM EST

Un mes antes de las elecciones presidenciales, el ambiente en la Universidad del estado de Washington, en la ciudad de Pullman, empezó a enrarecerse. En octubre, un club de jóvenes republicanos levantó un muro gigante con un grafiti pro Trump. A pesar del rechazo que generó en parte de la comunidad, la pared fue considerada por la universidad un ejercicio de derechos de libertad de expresión.

“¿Cuál es la línea delgada entre la discriminación y un proyecto político - académico?, se pregunta todavía sobre el incidente Eduardo Castañeda, un joven estadounidense con padres mexicanos, estudiante de Justicia Criminal y Español. "No comprendo la aprobación de la Universidad en este tipo de proyectos”, añade. Desde este episodio, Castañeda se ha convertido en uno de los líderes del grupo de minorías de la universidad que lucha contra el clima de odio del que se sienten víctimas.


Y es que según este joven de 24 años, el ambiente universitario no volvió a ser el mismo. La forma como decidieron referirse algunos estudiantes republicanos a las minorías cambió. Empezaron a escucharse comentarios y frases de pasillo como "los indocumentados le quitan dinero a Estados Unidos" o "los indocumentados no deberían estar en esta universidad".

El pasado 14 febrero tuvo lugar un nuevo incidente: aparecieron varios folletos alrededor del campus pidiendo a los estudiantes estadounidenses que entregaran a los inmigrantes ilegales. El mensaje decía: "Una notificación a todos los ciudadanos de los Estados Unidos de América: Es su deber cívico reportar a todos y cada uno de los extranjeros ilegales a las Aduanas de los Estados Unidos y la Agencia de Inmigración; Han violado la ley". Univision Noticias recibió una notificación sobre este episodio a través de 'El reporte del odio', un proyecto a través del cual los lectores pueden denunciar incidentes de odio en Estados Unidos.

Los carteles hicieron reaccionar a Eduardo Castañeda que, a pesar de no ser indocumentado ni inmigrante, entiende la angustia de las minorias como un dolor propio y decidió enviar una carta al presidente Kirk H. Schulz exigiendo una respuesta y una investigación profunda sobre el gesto que dejó atemorizados a los más de 200 estudiantes indocumentados de WSU.

Aunque nunca recibió una respuesta, Schulz tuiteó un mensaje de apoyo a los indocumentados: "En WSU queremos un ambiente acogedor para todos y seguimos siendo un gran apoyo de nuestros estudiantes indocumentados". La respuesta dejó un sabor amargo entre las minorías de la Universidad.


“Se determinó que el lenguaje utilizado, aunque claramente destinado a intimidar a los estudiantes indocumentados, probablemente se consideraría discurso constitucionalmente protegido", cuenta a Univision Noticias, Robert Strenge, asistente del director. "Somos muy sensibles a las dificultades que enfrentan nuestros estudiantes indocumentados y tratamos de hacer todo lo que podamos para asegurar que reciban el apoyo que necesitan y merecen. Nuestros esfuerzos son bien intencionados, pero sabemos que no son perfectos”, dijo.

Efectivamente, dos días después, el 16 de febrero, se produjo un nuevo episodio: alguien puso una insignia de la patrulla fronteriza en la parrilla de un camión verde, al frente de la Universidad.

Tras todos estos sucesos discriminatorios, Castañeda y otros estudiantes presionaron para que el Senado de cada Facultad discutiera una propuesta que convertiría a WSU en un santuario de "deportaciones injustas e intimidación" por parte de agentes de la ley de inmigración.

Si se llegara a oficializar a la Universidad del estado de Washington como campus santuario, esta no sería la primera en adoptar esta medida. La Universidad de Columbia y New York University, la Universidad Wesleyan y Connecticut College son solo algunas de las universidades que han anunciado planes para ofrecer diferentes tipos de protección y ayuda financiera a sus estudiantes, y que han aclarado que no ayudarán a las autoridades federales a deportar estudiantes.


Sin embargo, no existe una definición legal para una universidad santuario, y las protecciones que estas pueden proveer a sus estudiantes sin documentos son limitadas. Al final, la ley federal tendrá prioridad por encima de cómo se defina o no una universidad. "En última instancia no tenemos ni la autoridad ni la capacidad de protegerlos de todos los cambios políticos y sociales que ocurren en Estados Unidos", dijo Strenge. Univision Noticias trató de contactar con la agrupación republicana de WSU y actualizará esta nota tan pronto como reciba respuesta.

Mientras espera a la resolución de la Universidad, Castañeda sigue estudiando ser un abogado para los inmigrantes y practica ayudando a sus compañeros indocumentados. "No quiero que sigan pasando por encima de todos mis amigos y que la Universidad no haga nada", dice. " Ahorita estoy ayudando, pero sé que desde mi rol como abogado lo haré aún más”.

Vea también: Muros fronterizos: La vieja idea que hoy separa a muchos países.

Muros fronterizos: La vieja idea que hoy separa a muchos países y que no inventó Donald Trump (FOTOS)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Incidentes de Odio
Publicidad