null: nullpx
Huracán Irma

Médico colombiano dueño del albergue de ancianos de Hollywood enfrentó una acusación federal por presunto fraude a Medicare

Las autoridades federales desistieron de la querella luego de que los acusados pagaran 15.4 millones de dólares. Entre ellos se encontraba un asociado del médico que luego fue señalado por haber cometido el mayor fraude al Medicare en la historia de Estados Unidos.
15 Sep 2017 – 11:19 PM EDT

El médico colombiano Jack Jacobo Michel está en el ojo del huracán. Probablemente Michel tendrá que dar explicaciones a las autoridades estatales por lo ocurrido en el Centro de Rehabilitación de Hollywood Hills, en el sur de Florida, donde ocho ancianos murieron luego del corte de electricidad por el paso del ciclón Irma.

No es la primera vez que él médico de 52 años, graduado en la Universidad de Miami, tiene que responder a investigaciones oficiales. En 2004 fue acusado civilmente por el gobierno federal por participar en una red de 53 personas y negocios asistenciales que, presuntamente, defraudaron con millones de dólares a Medicare, el programa de salud para adultos mayores. La demanda fue desestimada luego de que el gobierno llegó a un acuerdo económico con los acusados.

De acuerdo con la querella federal, Michel recibía hasta siete mil dólares mensuales en comisiones ilegales por remitir a los pacientes de albergues para ancianos de Miami al Larkin Community Hospital, del cual es hoy propietario y presidente de la junta directiva.

Muchos de los pacientes recibían tratamientos innecesarios que el hospital cobraba al Medicare y al Medicaid, agrega la demanda conocida por Univision Noticias. Las comisiones ilegales se presentaban como gastos de aprovisionamiento de la sala de emergencia o se pagaban a través de una farmacia propiedad de Michel, agrega el documento.

Los hechos ocurrieron entre 1997 y 1998, pero Michel y su empresa, Oracle Health Systems, renunciaron a la prescripción de la acción en su contra (statute of limitations) en marzo de 2003 para que continuara la investigación, según la demanda. Lo mismo hicieron otros acusados.

Entre los principales implicados en el supuesto fraude, junto a Michel, estaban su amigo Philip Esformes que hoy está en prision acusado, en un caso diferente, del mayor fraude al Medicare en la historia de Estados Unidos.

Los fiscales calculan que la estafa que se llevaba a cabo a través de la utilización de pacientes, en su mayoría ancianos, llega a los mil millones de dólares. Esformes gastaba parte de la fortuna en una vida colmada de lujos en mansiones de Miami Beach, celebraciones y mujeres de compañía.

Algunas fuentes que conocieron el caso del 2006 se negaron a revelar a Univision la razón por la cual la fiscalía, en lugar de entablar la acción en la jurisdicción penal, como es usual para este delito, la presentó en la civil. Al cabo de dos años, en diciembre de 2006, los acusados llegaron a un acuerdo con el gobierno en el que se comprometieron a pagar 15.4 millones de dólares sin declararse inocentes ni culpables. Alexander Acosta, entonces fiscal del Distrito Sur de la Florida, firmó el documento mediante el cual se retiró la demanda y se acordó el pago.

Cuando el Departamento de Justicia anunció el retiro de la demanda en noviembre de 2006, Michel le dijo al diario The Miami Herald que su posición durante el proceso fue “consistentemente que los alegatos son falsos’’.

Jeffrey Dickstein, el fiscal asistente que manejó el caso y hoy trabaja para una firma privada en Miami, se negó a explicar a Univision por qué el expediente fue abierto en el fuero civil y no en el penal.

“No puedo hablar de un caso en el que trabajé como fiscal, lo siento mucho’’, dijo Dickstein.

Un agente federal retirado que también estuvo directamente en el caso aseguró que prefería no hacer ningún comentario por cuanto las autoridades están adelantando una masiva investigación sobre la muerte de los ancianos en el centro de rehabilitación.

El abogado Joseph Chambrot, experto en procesos de fraude al Medicare, explicó a Univision que en la época en que se escogió la vía civil, “las leyes eran un poquito más flexibles y muchas veces el Estado buscaba remuneración, pero no es extraño, no importa la gravedad de las acusaciones’’.

Otro de los acusados en el mismo caso fue James H. Desnick, un acaudalado oftalmólogo de Chicago que aspiró en 1996 al Senado de Estados Unidos para ocupar la curul que dejó vacante Paul Simon. Desnick era propietario en 1997 del Larkin Comunity Hospital.

Michel no respondió llamadas de Univision. En los años siguientes al litigio, se dedicó a recuperar la deteriorada imagen del Hospital Larkin y, de acuerdo con una fuente cercana al hospital, Larkin logró contratos con el gobierno federal y estatal para atender pacientes militares e internos de prisiones en ese centro asistencial.

Michel nació en Palestina y llegó a los seis años con su familia a Barranquilla, ciudad de la costa Atlántica de Colombia. Estudió en Miami-Dade Community College y luego se matriculó en la escuela de medicina de la Universidad de Miami, donde fue jefe de residencia.

Una persona que lo conoció y que pidió su anonimato para no entorpecer las investigaciones del FBI, comentó a Univision que Michel invertía en Colombia en un negocio de médicos a domicilio. La misma fuente comentó que Michel es “un tipo tan inteligente como avaricioso’’.

Los objetos que Irma no se llevó (en fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad